Rigoberta Menchú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Rigoberta Menchu Tum»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Rigoberta Menchú Tum Premio Nobel de la Paz Premio Príncipe de Asturias
Rigoberta Menchu 2009 cropped.jpg
Rigoberta Menchú en 2009.
Nombre Rigoberta Menchú Tum
Nacimiento 9 de enero de 1959 (55 años)
Bandera de Guatemala Uspantán, El Quiché, Guatemala
Nacionalidad guatemalteca
Ocupación activista, política
Partido político Frente Amplio de Guatemala
Padres Juana Tum Kótoja
Vicente Menchú Pérez
Premios Premio Nobel en 1992
Premio Príncipe de Asturias en 1998
Sitio web
Rigoberta Menchú Tum

Rigoberta Menchú Tum (Uspantán, 9 de enero de 1959) es una líder indígena guatemalteca, miembro del grupo maya quiché, defensora de los derechos humanos; embajadora de buena voluntad de la UNESCO y ganadora del Premio Nobel de la Paz (1992) y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional (1998).

Se ha destacado por su liderazgo al frente de las luchas sociales en el ámbito nacional e internacional. El 12 de febrero de 2007, anunció que se postularía en las elecciones presidenciales de Guatemala del 2007, por la coalición de partidos WINAQ y Encuentro por Guatemala; quedó en quinto lugar con un 3,09 %. Pese a la derrota, el 7 de mayo de 2011 el partido indígena WINAQ junto a otros partidos la proclamó como candidata presidencial para las elecciones presidenciales del 11 de septiembre de 2011 en el Frente Amplio de Guatemala.[1]

Vida y obra[editar]

Menchú nació en San Miguel Uspantán, ubicada en el departamento de El Quiché. Es hija de Vicente Menchú Pérez y Juana Tum Kótoja, dos personajes muy respetados en su comunidad. Según su autobiografía, su padre fue un campesino indígena activista en la defensa de las tierras y los derechos de su pueblo y su madre era una indígena partera (tradición indígena pasada de generación en generación, por lo general realizada en zonas rurales donde no llegan los servicios médicos).

Desde muy pequeña conoció las injusticias, la discriminación y la explotación a la que son sometidos los indígenas de Guatemala, que viven en la pobreza extrema. A los cinco años comenzó a trabajar en una finca de café, en condiciones tan pésimas que fueron la causa de la muerte de hermanos y amigos suyos, así como de la represión de la que fue víctima su comunidad por parte de terratenientes y miembros del ejército de Guatemala.

Desde joven se involucró en las luchas reivindicativas de los pueblos indígenas y campesinos lo que le valió persecución política y el exilio. En 1979, fue miembro fundadora del CUC (Comité de Unidad Campesina) y de la RUOG (Representación Unitaria de la Oposición Guatemalteca), de la que formó parte de su dirección hasta 1992.

La Guerra civil de Guatemala tuvo lugar entre 1962 y 1996, aunque la violencia estalló años antes.

Varios miembros de su familia, incluida su madre, fueron torturados y asesinados por los militares o por la policía paralela de los «escuadrones de la muerte». El 31 de enero de 1980, su padre Vicente fue uno de las 37 personas ―entre las que se contaba el cónsul español Jaime Ruiz del Árbol― que la Policía Nacional de Guatemala quemó vivas con fósforo blanco en la Masacre de la embajada española en la ciudad de Guatemala. Mientras sus hermanos optaban por unirse a la guerrilla, Rigoberta Menchú inició una campaña pacífica de denuncia del régimen guatemalteco y de la sistemática violación de los derechos humanos de que eran objeto los campesinos indígenas, sin otra ideología que el cristianismo revolucionario de la «teología de la liberación»; ella misma personificaba el sufrimiento de su pueblo con notable dignidad e inteligencia, añadiéndole la dimensión de denunciar la situación de la mujer indígena en Hispanoamérica.

Para escapar a la represión se exilió en México, donde publicó su autobiografía en 1983; recorrió el mundo con su mensaje y consiguió ser escuchada en las Naciones Unidas. En 1988 regresó a Guatemala, protegida por su prestigio internacional, para continuar denunciando las injusticias. En 1992 la labor de Rigoberta Menchú fue reconocida con el Premio Nobel de la Paz, coincidiendo con la celebración oficial del quinto centenario del descubrimiento de América, a la que Menchú se había opuesto por ignorar las dimensiones trágicas que aquel hecho tuvo para los indios americanos. Su posición le permitió actuar como mediadora en el proceso de paz entre el Gobierno y la guerrilla iniciado en los años siguientes.

Gran parte de la popularidad le vino de su libro autobiográfico de 1982-1983, Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia, escrito por Elizabeth Burgos a partir de sus conversaciones con Rigoberta Menchú.

El premio Nobel[editar]

Rigoberta Menchú en Quilmes en 1992.

Su candidatura fue sostenida por el premio Nobel argentino Adolfo Pérez Esquivel, cuyo país fue visitado por Rigoberta Menchú en agosto de 1992. Su recorrida y la campaña pronobel contó con la organización de Ana González (antropóloga) (hija del también antropólogo Rex González) y de Lucrecia Lomban (secretaria de la APDH Quilmes), entre otros activistas y organizaciones humanitarias.

El Premio Nobel le fue otorgado en reconocimiento a su lucha por la justicia social y reconciliación etno-cultural basado en el respeto a los derechos de los indígenas, coincidiendo con el quinto centenario de la llegada de Colón a América, y con la declaración de 1993 como Año Internacional de los Pueblos Indios. Con los recursos financieros que recibió de este galardón estableció la fundación Rigoberta Menchú Tum, con sede en Guatemala; una filial en México, bajo la figura jurídica de Institución de Asistencia Privada (IAP) y otra en Nueva York

En la lectura del premio, reivindicó los derechos históricos negados a los pueblos indígenas y denunció la persecución sufrida desde la llegada de los europeos al continente americano, momento en que concluyó una civilización desarrollada en todos los ámbitos del conocimiento; también reflejó la necesidad de la desmilitarización y la justicia social en su país, Guatemala, así como el respeto por la naturaleza y la igualdad para las mujeres. El discurso en el acto de la aceptación del Premio se encuentra en el sitio Nobel.[2] [3] Y también en este mismo sitio se puede dar con una breve biografía (en inglés) de la premiada.[4]

Premios y honores[editar]

En 1991, participó en la preparación de la declaración de los derechos de los pueblos indígenas por parte de las Naciones Unidas.

En 1998, fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, junto con Fatiha Boudiaf, Fatana Ishaq Gailani, Somaly Mam, Emma Bonino, Graça Machel y Olayinka Koso-Thomas por su trabajo, por separado, en defensa y dignificación de la mujer.

En 2006, participó como embajadora de buena voluntad de la Unesco del gobierno de Óscar Berger.

Fue mencionada en el Libro Guinness de los récords por ser la ganadora más joven del Nobel y ser la primera indígena en ganar ese premio.

Desde mayo de 2004, apoya la labor y el compromiso de la fundación Comparte. Apoya su trabajo en América Latina, con el fin de educar en la Cultura de Paz y colaborar en la defensa de los derechos de miles de niños.[5]

Suele producirse en comunidades lingüísticas con un alto grado de bilingüismo; el préstamo léxico que tomamos de lejos, el más frecuente de todos, pero también existe el préstamo gramatical, con la introducción de la escritura, algunas palabras más que adaptarse a la pronunciación original se adaptan a, la ortografía original que leemos en la lengua receptora.

El decreto número 19-2003 promulgó la "Ley de Idiomas Nacionales", en concordancia con el artículo 143 de la Constitución política de la República, y reconoce a los veintitrés Idiomas vernáculos guatemaltecos como "idiomas nacionales" con lo cual se autorizó la utilización de los idiomas en las actividades públicas y en la prestación de servicios de educación, salud y de naturaleza jurídica, entre otros, en cualquiera de los 24 idiomas que se hablan en el país, Un gran porcentaje además de su idioma étnico, hablan el castellano y el inglés.-

Farmacéutica[editar]

En 2003 se involucró con la industria farmacéutica mexicana como presidenta de la compañía Salud para Todos (subsidiaria guatemalteca de las Farmacias Similares, llamadas ahora Farmacias del Doctor Simi), con la finalidad de proveer medicinas genéricas a bajos precios. Sin embargo, en 2008, su participación en este sector terminó, quedó fuera del consejo de administración de Salud para Todos a partir de diferencias existentes con el dueño de la sociedad, el millonario mexicano Víctor González Torres; además de resultados competitivos bajos en el sector farmacéutico guatemalteco.[6]

Aspiraciones políticas[editar]

Después de analizar varias posibles opciones políticas, incluyendo una con la exguerrilla guatemalteca URNG, Rigoberta Menchú anunció su candidatura a la presidencia de Guatemala con el partido político Encuentro por Guatemala, de ideología izquierdista, en las elecciones generales del 9 de septiembre de 2007.[7]

Para este proyecto se hizo necesario el pacto entre el partido político indígena creado por Rigoberta Menchú (WINAQ) y el EG, dirigido por la diputada y activista humanitaria Nineth Montenegro.

Menchú intentaba cumplir su ilusión de ser la primera mujer en presidir su país, la quinta indígena en América Latina después de los mexicanos Benito Juárez y Victoriano Huerta, el peruano Alejandro Toledo y el boliviano Evo Morales, y la decimoséptima premio Nobel en ocupar la presidencia de una nación, después del francés Léon Bourgeois; el sueco Hjalmar Branting; José Manuel Ramos-Horta, de Timor Oriental; el alemán Willy Brandt; el egipcio Anwar el-Sadat; los israelíes Menachem Begin y Shimon Peres; el costarricense Óscar Arias; el soviético Mijaíl Gorbachov; el polaco Lech Walesa; los sudafricanos Frederik de Klerk y Nelson Mandela; y de los estadounidenses Woodrow Wilson, Theodore Roosevelt, James Carter y Barack Obama.

Sin embargo, la III Cumbre Indígena Mundial (en marzo de 2007) decidió no apoyar las aspiraciones políticas de Menchú ya que algunos indígenas no se sentían representados por el proyecto.[8]

En septiembre de 2007, en los resultados de la primera vuelta electoral para candidatos a presidente y vicepresidente, su partido Encuentro por Guatemala quedó en séptimo lugar, con el 3,09 % de los votos. Después de este evento electoral, el pacto político entre WINAQ y Encuentro por Guatemala se disolvió, siguiendo cada proyecto agendas individuales.[9]

El 7 de mayo de 2011, la alianza partidaria Frente Amplio Guatemala, integrada por el partido indígena WINAQ, la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), Alternativa Nueva Nación (ANN), y el comité preformación del partido Movimiento Nueva República (MNR) proclamaron a Menchú como candidata presidencial para las elecciones del 11 de septiembre de 2011 en Guatemala.[10] Quedó en la sexta posición, con el 3,27 % de los votos válidos emitidos.[11]

Controversias sobre su autobiografía[editar]

En 1999, el antropólogo David Stoll, experto en Guatemala, publicó un libro llamado I, Rigoberta Menchú and the story of all poor guatemalans (‘Yo, Rigoberta Menchú, y la historia de todos los pobres guatemaltecos’), donde sostenía que una parte de la biografía de Menchú es falsa o está distorsionada.

Según Stoll ―quien afirma haber consultado los archivos del ejército guatemalteco―, se habrían alterado o exagerado elementos de su vida, para hacer ver que la familia Menchú era una luchadora radical por los derechos sociales. Por ejemplo: el gobierno de Guatemala entregó un lote de tierra a su padre, Vicente Menchú ―como hizo con miles de campesinos en un plan de colonización del país―; habría colaborado con las fuerzas de paz de los Estados Unidos; su familia no habría estado en condiciones de esclavitud en las grandes plantaciones de café; Rigoberta Menchú no estuvo presente cuando su hermano fue quemado vivo en medio de una plaza; etc.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias Associated Press el 11 de febrero de 1999, Rigoberta Menchú reconoció que el libro de Elizabeth Burgos posiblemente hubiera confundido en algunos casos su historia personal con la de otras víctimas del Genocidio guatemalteco.[12] [13] [14]

El escritor guatemalteco Dante Liano critica la investigación de Stoll:

Vino a Guatemala a estudiarnos como si fuéramos insectos. En su libro invoca testigos y archivos. ¿Qué archivos hay sobre la guerra reciente? ¿El ejército le abrió sus archivos? Hace poco tiempo, el diputado Barrios Klee intentó consultar esos archivos y apareció con un tiro en la cabeza. El obispo Juan Gerardi, que también lo había intentado, terminó con el cráneo partido a golpes de piedra.

Dante Liano, citado por el escritor uruguayo Eduardo Galeano[15]

[Según Stoll] El testimonio contiene «inexactitudes y falsedades». Por ejemplo, el hermano de Rigoberta, Patrocinio, no fue quemado vivo: fue fusilado y arrojado a una fosa común.[16] O, por ejemplo: «Ella estuvo internada, durante tres años, en un colegio privado», lo que suena a internado suizo, pero se refiere a una escuelita de Chichicastenango. Y así por el estilo, otros pelos en la leche.

Eduardo Galeano[15]

Stoll sostiene que al haber estado tres años en Chichicastenango, a 100 km de su pueblo, es improbable que pudiera participar en su infancia y juventud en actividad agrícola alguna con su familia.

Basado en el libro de Stoll, el escritor conservador estadounidense David Horowitz negó la legitimidad del Nobel de Menchú, a quien calificó de «terrorista marxista», y exigió de manera pública y repetida su revocación.

Pero el Comité del Premio Nobel ha desechado las exigencias a revocar el premio de Menchú por estas acusaciones. Geir Lundestad, secretario del Comité, afirmó que el premio «no se basó exclusivamente en la autobiografía».[17] De acuerdo con el Comité, «Stoll aprueba la premiación a Menchú, no cuestiona el cuadro de atrocidades del ejército que ella presenta, y admite que ―al contar su historia como lo hizo― ella logró su objetivo de “atraer la condena internacional a una institución que lo merecía: el ejército de Guatemala”».[17]

El diario New York Times publicó en 1998 un reportaje que desacreditaba algunas de las afirmaciones de la autobiografía, pero reconociendo todo lo que Rigoberta Menchú efectivamente había sufrido a causa de la represión gubernamental.[18]

En enero de 1999, la galardonada concedió una entrevista al diario El País (Madrid) en la que hizo una defensa de las declaraciones contenidas en su libro.[19]

También un artículo del New York Times se hizo eco de la defensa de Menchú.[20]

El historiador Greg Grandin, en su artículo de 2010 en la revista estadounidense The Nation, rebate las afirmaciones de Stoll, indicando que su investigación sobre la revolución guatemalteca es equivocada en su mayor parte, pero admitiendo que «dos de las acusaciones de Stoll sobre la vida de Menchú sí tienen validez. La primera, que ella sí recibió alguna educación, contradiciendo la afirmación de Menchú de que su padre se negó a enviarla a la escuela porque no quería que perdiese su identidad cultural. La segunda, Stoll presenta evidencia de que Menchú se ubicó falsamente en la escena del asesinato de su hermano de 16 años».[21]

En una entrevista posterior, Stoll se manifestó de acuerdo con la «veracidad básica del relato de Menchú de cómo murieron su hermano y su madre».

Greg Grandin también cita la opinión del periodista Francisco Goldman acerca del libro de Stoll:

Lo que molesta [en el libro de Stoll] es el tufillo a obsesión ideológica y a fanatismo, el olor a injusticia y maldad, el tratar de crear una tormenta en un vaso de agua.

Francisco Goldman[21]

Los hechos indiscutidos de la historia de Menchú son suficientemente horribles: ella sí tuvo dos hermanos que murieron de desnutrición a temprana edad, su madre y su hermano sí fueron secuestrados, torturados y asesinados por el ejército de su país, y su padre sí fue quemado vivo.

Greg Grandin y Francisco Goldman[22]

Referencias[editar]

  1. «Rigoberta Menchú disputará la presidencia de Guatemala», artículo en el diario Infobae (Buenos Aires) del 8 de mayo de 2011.
  2. «Discurso de Rigoberta Menchú al aceptar el premio Nobel (en texto)». Nobelprize.org (10 de diciembre de 1992). Consultado el 21 de julio de 2009.
  3. Discurso de Rigoberta Menchú al aceptar el premio Nobel (en video) en el sitio web Nobelprize.org.
  4. «Biografía Nobel». Nobelprize.org. Consultado el 21-07-2009.
  5. Apoyo de Rigoberta Menchú a la fundación Comparte.
  6. «El “Doctor Simi” va por el mercado guatemalteco», artículo en El Periódico de Guatemala, del 25 de agosto de 2008.
  7. «Va Menchú por candidatura presidencial de Guatemala», artículo en el diario El Universal (México).
  8. Burguete Cal y Mayor, Araceli: «Cumbres indígenas en América Latina: Cambios y continuidades en una tradición política. A propósito de la III Cumbre Continental Indígena en Guatemala», artículo en el sitio web del IIDH (Instituto Interamericano de Derechos Humanos), en Costa Rica.
  9. «¿Por qué perdió Rigoberta?», artículo en El Periódico de Guatemala, del 16 de septiembre de 2007.
  10. «Competirá Menchú por segunda vez en elecciones presidenciales», artículo en el sitio web SDP Noticias.
  11. Resultados electorales de 2011, en el sitio web del Tribunal Supremo Electoral de Guatemala.
  12. AP (12 de febrero de 1999), «Peace Prize winner admits discrepancies», New York Times, http://www.nytimes.com/1999/02/12/world/peace-prize-winner-admits-discrepancies.html?incamp=archive:search 
  13. «Peace prize winner admits discrepancies», artículo en inglés de la agencia Associated Press en el diario New York Times del 12 de febrero de 1999.
  14. «Rigoberta Menchú meets the press: The Nobel lauréate, accused of misrepresenting her life, tries to simultaniously argue that she didn’t lie and that if she did, it doesn’t matter», artículo en inglés del 2 de febrero de 1999 en el sitio web Salon.com.
  15. a b «Disparen sobre Rigoberta», artículo del escritor uruguayo Eduardo Galeano en la revista Radar (del diario Página/12, de Buenos Aires) del 17 de enero de 1999. Consultado el 1 de febrero de 2013.
  16. El que fue quemado vivo fue su padre.
  17. a b «Rigoberta Menchú Tum – Biography». Nobelprize.org. Consultado el 22 de abril de 2009.
  18. «Nobel winner finds her story challenged», artículo de Larry Rohter en inglés en el diario New York Times del 15 de diciembre de 1998.
  19. «“Los que me atacan humillan a las víctimas”», artículo en el diario El País (Madrid) del 24 de enero de 1999.
  20. «Guatemala laureate defends “my truth”», artículo en inglés de Julia Preston en el diario New York Times del 21 de enero de 1999.
  21. a b «It was heaven that they burned», artículo de Greg Grandin en inglés en el diario The Nation del 8 de septiembre de 2010.
  22. «Bitter fruit for Rigoberta», artículo en inglés de Greg Grandin y Francisco Goldman en el diario The Nation del 8 de febrero de 1999.

Bibliografía en papel[editar]

  • Ament, Gail. "Recent Mayan Incursions into Guatemalan Literary Historiography". Literary Cultures of Latin America: A Comparative History. Eds. Mario J. Valdés & Djelal Kadir. 3 Vols. Vol 1: Configurations of Literary Culture. Oxford: Oxford University Press, 2004: I: 216-215.
  • Arias, Arturo. “After the Rigoberta Menchú Controversy: Lessions Learned About the Nature of Subalternity and the Specifics of the Indigenous Subject” MLN 117.2 (2002): 481-505.
  • Beverley, John. "The Real Thing (Our Rigoberta)" Modern Language Quarterly 57:2 (June 1986): 129-235.
  • Brittin, Alice A. "Close Encounters of the Third World Kind: Rigoberta Menchu and Elisabeth Burgos's Me llamo Rigoberta Menchu". Latin American Perspectives, Vol. 22, No. 4, Redefining Democracy: Cuba and Chiapas (Autumn, 1995), pp. 100-114.
  • De Valdés, María Elena. "The Discourse of the Other: Testimonio and the Fiction of the Maya." Bulletin of Hispanic Studies (Liverpool), LXXIII (1996): 79-90.
  • Feal, Rosemary Geisdorfer. "Women Writers into the Mainstream: Contemporary Latin American Narrative". Philosophy and Literature in Latin America. Eds. Jorge J.E. Gracia and Mireya Camurati. New York: State University of New York, 1989. An overview of women in contemporay Latin American letters.
  • Golden, Tim. "Guatemalan Indian Wins the Nobel Peace Prize": New York Times (Oct 17, 1992):p.A1,A5.
  • Golden, Tim. "Guatemalan to Fight On With Nobel as Trumpet": New York Times (Oct 19 1992):p.A5.
  • Gossen, Gary H. "Rigoberta Menchu and Her Epic Narrative". Latin American Perspectives, Vol. 26, No. 6, If Truth Be Told: A Forum on David Stoll's "Rigoberta Menchu and the Story of All Poor Guatemalans" (Nov., 1999), pp. 64-69.
  • Gray Díaz, Nancy. "Indian Women Writers of Spanish America". Spanish American Women Writers: A Bio-Bibliographical Source Book. Ed. Diane E. Marting. New York: Greenwood Press, 1990.
  • Millay, Amy Nauss. Voices from the Fuente Viva: The Effect of Orality in Twentieth-Century Spanish American Narrative. Lewisburg: Bucknell University Press, 2005.
  • Logan, Kathleen. "Personal Testimony: Latin American Women Telling Their Lives". Latin American Research Review 32.1 (1997): 199-211. Review Essay.
  • Nelan, Bruce W. "Striking Against Racism". Time 140:61 (Oct 26,1992): p.61.
  • Stanford, Victoria. "Between Rigoberta Menchu and La Violencia: Deconstructing David Stoll's History of Guatemala" Latin American Perspectives 26.6, If Truth Be Told: A Forum on David Stoll's "Rigoberta Menchu and the Story of All Poor Guatemalans" (Nov., 1999), pp. 38-46.
  • ---. "From I, Rigoberta to the Commissioning of Truth Maya Women and the Reshaping of Guatemalan History". Cultural Critique 47 (2001) 16-53.
  • Sommer, Doris. "Rigoberta's Secrets" Latin American Perspectives, Vol. 18, No. 3, Voices of the Voiceless in Testimonial Literature, Part I. (Summer, 1991), pp. 32-50.
  • ---. "Slaps and Embraces: A Rhetoric of Particularism". The Latin American Subaltern Studies Reader. Ed. Iliana Rodríguez. Durham: Duke University Press, 2001.
  • Stoll, David. I, Rigoberta Menchu and the Story of All Poor Guatemalans. Boulder: Westview Press, 1999.
  • Ward, Thomas. La resistencia cultural: la nación en el ensayo de las Américas. Lima: Universidad Ricardo Palma, 2004: 285-302.
  • Zimmerman, Marc. "Rigoberta Menchú After the Nobel: From Militant Narrative to Postmodern Politics. The Latin American Subaltern Studies Reader. Durham: Duke University Press, 2001.

Veáse también[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesora:
Aung San Suu Kyi
Nobel prize medal.svg
Premio Nobel de la Paz
1992
Sucesores:
Nelson Mandela
Frederik de Klerk