Manejo del agua de riego

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Riego (manejo)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El riego (el regadío, la irrigación) es la abstracción artificial de agua de su recurso natural seguido por la distribución a nivel de proyecto con el motivo de aplicación a nivel de campo para promover la producción agrícola en épocas con lluvia escasa.

En esta página se tratan las formas de organización, la gestión, y los medios de manejo del agua de riego a nivel de proyecto.

Manejo da agua[editar]

Mantenimiento comunal de un dique de diversión del agua de riego en el lecho pedregoso de un río en Baluchistán, Pakistán.

Los elementos físicos más importantes de un proyecto de riego son el agua y la tierra. De acuerdo a las relaciones de propiedad de estos elementos puede haber diferentes clases de manejo de agua:[1]

  • el manejo comunitario
  • el manejo empresarial
  • el manejo utilitario

El manejo comunitario[editar]

Hasta fines del siglo 19 el desarrollo de proyectos de riego sucedió a un ritmo tranquilo,[2] llegando a un área bajo riego de unos 50 millones de ha en el mundo, siendo esto más o menos 20 % del área regada en la actualidad. La tierra era mayormente propiedad privada o asignada por las autoridades de las comunidades de los pueblos a campesinos masculinos o femeninos, pero los recursos de agua quedaron en las manos de las comunidades que manejaban el agua de riego de modo comunitario cooperativo.

El manejo empresarial[editar]

Labor de esclavos en una plantación de alogodón regada.
Trabajadores en una plantación de caña de azúcar regada.

La clase empresarial de manejo del agua de riego occurría en grandes latifundios o en corporaciones agrarias, pero también en países con control central. Las tierras y los recursos de agua ambos estaban a una sola mano.

Se encontraron grandes plantaciónes en países colonizados en Asia, África y América Latina, así mismo en países empleando el labor de esclavos. Se trataba generalmente de cultivos comerciales de exportación como el banano, la caña de azúcar y el algodón.

Como resultado de reformas agrarias las haciendas fueron transformadas en sociedades cooperativas en las cuales los anteriores trabajadores y empleados se nombraron miembros de la sociedad y ellos ejercieron una forma cooperativa del manejo de agua y tierra.

El manejo utilitario[editar]

Canales del proyecto de riego Gezira, Sudán, 1997, con manejo del tipo utilitario de la distribución del agua proveniente del Nilo Azul.

El manejo de agua del tipo utilitario ocurre en áreas donde la tierra pertenece a muchos y la explotación y distribución del agua está a cargo de una organización gubernamental o privada.

A partir del año 1900 los gobiernos asumieron más influencia en asuntos de riego porque:[1]

  • Los recursos de agua se consideraban más y más propiedad de gobierno debido al aumento de la demanda de agua de buena calidad y la reducción relativa de la disponibilidad
  • Los gobiernos embarcaban en proyectos de riego de gran escala que se consideraban más eficientes
  • El desarrollo de nuevos proyectos de riego se volvió tan complicado de punto de vista técnica, financiera y organizativa, que ellos cayeron afuera del alcance de comunidades pequeñas
  • Las políticas nacionales de importación y exportación de los gobiernos requerían cultivos comerciales y, ejerciendo el control del agua a nivel nacional, los regantes podrían ser guiados más fácilmente hacia la plantación de éstos cultivos

El manejo de las aguas significaba un subsidio grande a los proyectos de riego. Desde 1980 la operación y el mantenimiento de muchos proyectos de riego fueron trasladados a Organizaciones de Usuarios del Agua (OUA's), asociaciones de regantes, o distritos de riego, que tenían de asumir estas tareas y gran parte de los costos, mientras se respectaban los derechos de agua.

Sin embargo, la explotación de los recursos de agua mediante grandes presas y embalses - que a la vez producen la energía eléctrica - así como los grandes diques de diversión del agua de los ríos, permanecieron la responsabilidad del gobierno mayormente porque se involucraba la seguridad humana y la protección medioambiental.

En el pasado el tipo utilitario de manejo ha testificado más conflictos y disturbios que los otros tipos (véase Prácticas de entrega más abajo).

Costos del agua[editar]

Precios y tarifas[editar]

El agua de riego lleva un precio para cubrir los costos de manejo. Existen los siguiente sistemas de tarifas:[3]

  • ausencia de tarifas, el gobierno asuma los costos
  • tarifa en horas de faena, que se aplica normalmente en el manejo de tipo comunitario en proyectos de riego tradicionales
  • tarifa anual por área, un precio fijo por hectárea por año
  • tarifa estacional por área, un precio fijo por hectárea por estación del año con precios más elevados en las estaciones de secanía
  • tarifa volumétrica, un precio fijo por m3 de agua; el consumo del agua requiere medición del flujo.
  • tarifa progresiva a base del consumo por hectárea; el precio aumenta a medida que se consume más agua por hectárea a fin de regular la eficiencia de uso.

El uso de agua subterránea para el riego a menudo es licenciado por el gobierno y se le permite al dueño del pozo de extraer un cierto volumen máximo por año a un precio convenido.

Cobro de los costos[editar]

El cobro de los costos puede ser menor de lo intentado porque:[3]

  • los ingresos están recibidos por una organización ajena a la entidad responsable del manejo
  • los regantes y usuarios del agua no tienen responsabilidad ni influencia en el manejo
  • falta de comunicación entre los campesinos y los gerentes del proyecto
  • los campesinos pobres no pueden cumplir
  • los regantes no reciben el agua conforme a la necesidad, lo que puede referirse a cantidades inapropiadas o a momentos inoportunos
  • existe corrupción a nivel de gerencia

Reembolso de los costos[editar]

El cobro de los costos a menudo es insuficiente para el rembolso completo de los costos, por ejemplo:

País Cobro de costos (%) Reembolso de costos (%) Comentario
Argentina[4]   67   12 tarifa baja: $70/ha/año  
Bangladés[5]   3-10   <1 tarifa no enforzada
Brasil, Proyecto Jaiba[6]     66   52
Colombia[4]   76   52
Turquía[7]   76   30-40
Sri Lanka[8]   8   <1 tarifa no enforzada

OUA[editar]

A partir del año 1980 se desarrollaron muchas programas de transferencia de las tareas de operación y mantenimiento de los proyectos de riego de los gobiernos a las Organizaciones de Usuarios del Agua (OUA).

Un desarrollo efectivo tuvo lugar en México,[9] donde se inició en 1990 un programa de OUA's con derechos de agua negociables. Hacia 1998 unos 400 OUA's ya estaban en operación cubriendo en promedio 7600 ha por OUA. Ellas estaban capaces de cobrar más de 90 % de los costos, ante todo porque las tarifas se debían pagar con anterioridad. El subsidio gubernamental se redujo a solo 6 %. Esfuerzos similares se hicieron en el Perú, pero el progreso todavía no está al nivel de progreso en México.

Principios de entrega del agua[editar]

Agua de riego entregada a la finca.

Entrega por turnos de rotación[editar]

En proyectos grandes de riego la distribución del agua y la entrega a la entrada de la finca a menudo se arregla en turnos por rotación (por ejemplo una vez cada 2 semanas). La cantidad de agua por recibir durante un turno en muchos casos es proporcional a la superficie de la finca. Ya que los canales llevan el agua con caudales constantes, la finca recibe el agua durante un tiempo proporcional a su tamaño (por ejemplo durante 3 horas cada 2 semanas).

La entrega de agua por turnos en rotación se ve mayormente bajo el tipo utilitario de manejo.

Entrega a demanda[editar]

In proyectos de riego menores la entrega de agua se puede arreglar a demanda con tarifa volumétrica. Esto requiere un sistema de registración precisa. Ya que la demanda puede variar en el tiempo, el sistema de distribución del agua y la infraestructura resulta relativamente cara porque debe estar capaz de funcionar sin falta en períodos de alta demanda.

En épocas de escasez de agua, hay que confiar en procedimientos de negociaciones o en reglas de reducción de la entrega para regular la oferta sin conflictos. De punto de vista de eficiencia del uso de agua el sistema de entrega a demanda es el más eficaz.

Entrega preferencial[editar]

Análisis de frecuencia acumulada del caudal anual varable de un río.

En proyectos con oferta de de agua insegura debido a variaciones anuales del caudal del río del cual se desvía el agua, los usuarios del agua en la cabecera del sistema de canales frecuentemente tienen en cierto grado derechos de preferencia comparado con los usuarios en la cola del sistema. De este modo el número de campesinos que puede tener un cultivo regado varia de un año al otro.

El método de entrega preferencial se nota especialmente en esquemas de riego del tipo riego por avenida (riego por "golpe"). Es probable que los regantes de cabecera, o sus antecesores, han contribuido más a la construcción y el mantenimiento de la obras hidráulicas necesarias en términos de faena que los otros y por esto les corresponde el privilegio.[10]

Entrega limitada[editar]

En regiones con escasez estructural de agua se puede aplicar el principio de adjudicación limitada de agua en que la adjudicación es solamente una fracción del requerimiento total de agua por ha, es decir que la intensidad del riego es menos de 100 %. Así los regantes pueden regar solo parte de su finca o regar todo el terreno con una cantidad deficiente, mientras que se tiene la opción de plantar cultivos de alta demanda en una superficie limitada (como el arroz, la caña de azúcar, y la mayoría de los huertos), o cultivar plantas de bajo uso consumativo (como ciertos cereales —notablemente la cebada, el mijo y el sorgo— y el algodón).

El principio de adjudicación limitada normalmente se encuentra solo en el tipo utilitario del manejo de agua. En la India este principio se llama riego protectivo,[11] que tiene como objetivo la distribución egalitaria de la escasez y la prevención de hambruna en vez de maximizar la producción.

Como consecuencia de la competición por el agua, las prácticas de entrega pueden desviar de los principios.

Prácticas de entrega del agua[editar]

La vieja bocatoma de las aguas de riego del río Nilo cerca de Assiut, Egipto.

Competencia[editar]

En la práctica la distribución del agua de riego esta sometida a competencia. Regantes con influencia pueden adquirir más agua de lo adjudicado. demás, los usuarios en la parte cabecera del sistema de canales de riego pueden interceptar el agua más fácilmente que los en la cola de sistema. El grado de influencia del regante a menudo es correlado con su posición relativa en la topografía del esquema de regadío.

Problemas de cola[editar]

El canal de riego Ibrahimiya cerca de Minya, Egipto.

R. Chambers[12] cita autores quienes han señalado problemas de cola en la repartición del agua de riego :

  • El viejo proyecto Sardar Canal en el estado de Guyarat, la India, era diseñado a base de una intensidad de riego de 32 %, pero en la parte aguas arriba del proyecto la entrega de agua sucedió a una intensidad de 42 % (es decir, a 131 % de la norma de diseño) y en la parte aguas abajo la intensidad era solamente 19 % (o sea 59 % de la norma de diseño), aunque la meta de proyecto era irrigación protectiva con derechos iguales para todos.
  • En el más reciente proyecto Sardar Sahayak Pariyojana, una extensión del proyecto Sardar Canal con 1.7 millones de ha, los regantes en la cabecera reciben 5 veces más agua que los en la cola, aunque el proyecto ha sido diseñado a base de la distribución egalitaria del agua escasa.
  • El subproyecto Ghatampur distributary canal en el proyecto de riego Ramganga en el estado de Uttar Pradesh, la India, entregaba 155 % de la descarga de diseño al distrito de riego Kisarwal cerca de la cabeza del canal y solamente 22 % al distrito de Bairampur al final.

También en Egipto se reportaron diferencias considerables en la distribución de agua:[13]

Canal lateral de riego Suministro de agua en m³/feddan *)
Kafret Nasser 4700
Beni Magdul 3500
El Mansuria 3300
El Hammami aguas arriba   2800
El Hammami aguas abajo   1800
El Shimi 1200

*) Período: del 1 marzo al 31 de julio. 1 feddan equivale a 0,42 ha.[14]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Effectiveness and Social/Environmental Impacts of Irrigation Projects: a Review. In: Annual Report 1988, International Institute for Land Reclamation and Improvement (ILRI), Wageningen, The Netherlands, pp. 18 - 34 . Bajar como PDF : [1]
  2. Bruce Sundquist, 2007. Chapter 1- Irrigation overview. In: The earth's carrying capacity, Some related reviews and analysis. On line: [2]
  3. a b The World Bank, Cost Recovery and Water Pricing for Irrigation and Drainage Projects. Agriculture and Rural Development Discussion Paper 26, on line: [3]
  4. a b Svendsen, M., Trava, J. and S.H. Johnson III. 1997. Participatory Irrigation Management: Benefits and Second Generation Problems. International Irrigation Management Institute, Colombo, Sri Lanka.
  5. Govt. of the People’s Republic of Bangladesh. 2000. National Water Management Plan Project. Draft Development Strategy, Vol. 5. Ministry of Water Resources. Dhaka.
  6. Azevedo, L.G.. 1997. "Brazil." In: Water Pricing Experiences An International Perspective, ed. A. Dinar and A. Subramanian. Technical Paper Number 386, World Bank, Washington, D.C.
  7. Dinar, A. and Mody, J. 2004. Irrigation water management policies: Allocation and pricing principles and implementation experience. Natural Resources Forum 28 (2) 112.
  8. Easter, K. W. 1993. Economic Failure Plagues Developing Countries’ Public Irrigation: An Assurance Problem. Water Resources Research 29(7): 1913-22.
  9. Palacios, E.V. 1999.Benefits and Second Generation Problems of Irrigation Management Transfer in Mexico. Economic Development Institute Participatory Irrigation Management Case Studies Series, Economic Development Institute, World Bank and Irrigation Water Management Institute.
  10. R.J. Sevenhuijsen, R.J. Oosterbaan and K. Zijderveld, 1988. : The Punata-Tiraque irrigation project near Cochabamba, Bolivia. International Institute for Land Reclamation and Improvement (ILRI), Wageningen, The Netherlands. On line: [4]
  11. M.Jurriens, PP.Mollinga and P.Wester, 1996. Scarcity by Design: Protective irrigation in India and Pakistan. International Institute for Land Reclamation and Improvement, Wageningen, The Netherlands. On line: [5]
  12. R. Chambers, Managing Canal Irrigation: practical analysis from South Asia. On line: [6]
  13. ILRI, 1999. Impacts of the Irrigation Improvement Projects in Egypt. Egyptian-Dutch Advisory Panel and International Institute for Land Reclamation and Improvement (ILRI), Wageningen, The Netherlands. On line: [7]
  14. EWUP (Egyptian Water Use Management Project), 1984. Improving Egypt’s Irrigation System in the Old Lands, Final Report. Colorado State University and MPWWR, Mar. 1984.