Richey James Edwards

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Richard James Edwards
Datos generales
Nacimiento 22 de diciembre de 1967
(desaparecido desde el 1 de febrero de 1995) (27? 45 años)
Información artística
Instrumento(s) Guitarra.
Artistas relacionados Manic Street Preachers

Richard James Edwards, nacido el 22 de diciembre de 1967 era el guitarrista y letrista de la banda galesa de rock Manic Street Preachers. Edwards está desaparecido desde 1995. El 23 de noviembre de 2008, a efectos legales, la justicia británica lo declaró "presunto muerto".[1]

Biografía[editar]

Richey Edwards creció en Blackwood, Gales, donde asistió a la escuela Oakdale Comprehensive. Entre 1986 y 1989 asistió a la Universidad de Gales, Swansea, y se graduó con un grado académico en historia de la política. Tiene una hermana llamada Rachel.

Inicialmente, Edwards llevaba a Manic Street Preachers a los recitales, pero pronto fue aceptado como portavoz y cuarto miembro. Richey mostraba poco talento musical - su verdadera contribución a la banda era en las letras y el diseño. Era común que estuviera simulando tocar la guitarra en los principales shows, pero era, junto al bajista Nicky Wire, el letrista principal. Se ha dicho que Richey ha escrito aproximadamente el 70% de las letras en The Holy Bible (tercer álbum de la banda). Ambos están acreditados en todas las canciones escritas antes de la desaparición de Edwards, recibiendo este último los créditos en tres temas del álbum Everything Must Go, de 1996, otros dos junto a Wire. A pesar de la falta de aportes musicales por parte de Edwards, él contribuyó a la dirección musical total, y según el resto de la banda en el DVD Everything Must Go, tomo un papel decisivo en el acercamiento al sonido de la banda. Es posible que si Richey James no hubiese desaparecido, el álbum que siguiera a The Holy Bible habría sido completamente distinto al melódico y accesible Everything Must Go, habiendo expresado un deseo de crear un álbum conceptual descripto como "Pantera conoce Screamadelica". Sin embargo, James Dean Bradfield expresó sus dudas acerca de la creación de un álbum como ese.

En 1991 adquirió notoriedad luego de una discusión con el periodista inglés Steve Lamacq de la NME, quien cuestionó la autenticidad de la banda y sus valores, tan agudo para asegurar que la ética punk no era abusada, luego de un recital. Edwards le respondió tallando en su antebrazo las palabras "4 real" con una hoja de afeitar que llevaba. La herida requirió hospitalización y diecisiete puntos de sutura.

Edwards sufrió severos ataques de depresión a lo largo de su vida, y era abierto sobre ello en las entrevistas: "Si estás desesperadamente deprimido como yo lo estaba, entonces disfrazarse es simplemente la última salida. Cuando era niño solamente quería hacerme notar. Nada podía entusiasmarme excepto la atención, por eso me disfrazaba lo más que podía. La atrocidad y el aburrimiento van de la mano".

"Llega un punto donde no puedes actuar mas como un ser humano - no puedes levantarte de tu cama, no puedes... hacerte una taza de café sin algo malo sucediéndote o que tu cuerpo esté demasiado débil para caminar"

Además se automutilaba, principalmente al apagarse cigarrillos sobre su cuerpo y al cortarse ("Cuando me corto me siento mucho mejor. Todas las pequeñas cosas que pudieron haber estado fastidiándome repentinamente parecen tan triviales porque me estoy concentrando en el dolor. No soy una persona que pueda chillar y gritar por eso éste es mi único escape. Todo está hecho lógicamente"). Sus problemas con la alimentación y el alcohol fueron bien documentados; estaba, según Nicky Wire, "al borde de la anorexia" cuando estaba en las peores condiciones. Luego del lanzamiento del tercer álbum de la banda, The Holy Bible, se registró en el hospital psiquiátrico The Priory, faltando en algunos de los trabajos promocionales del álbum y obligando a la banda a aparecer como un trío en el Reading Festival.

Al salir de The Priory, los Manic Street Preachers, de vuelta con sus cuatro miembros, hicieron un tour por Europa con Suede y Therapy?. La última aparición de Edwards con la banda fue en el London Astoria, el 21 de diciembre de 1994. El recital terminó con la banda rompiendo su equipo y dañando el sistema de iluminación, provocado por la reacción violenta de Richey, que rompió su guitarra cerca del final de "You Love Us".

Desaparición[editar]

Edwards desapareció el 1 de febrero de 1995, en el día en que él y James Dean Bradfield debían haber volado a los Estados Unidos, en un tour promocional. En las dos semanas anteriores a su desaparición, Edwards retiró £200 por día de su cuenta bancaria, que totalizaban £2800 hasta el 1 de febrero. Salió del hotel London Embassy a las 7 de la mañana, y se ha probado que después condujo hasta su departamento en Cardiff, Gales. En las dos semanas que siguieron, fue aparentemente avistado en la oficina de pasaportes y la estación de autobuses de Newport. El 7 de febrero, un taxista de Newport supuestamente recogió a Edwards del King's Hotel en Newport y lo condujo hacia los valles, incluyendo Blackwood (lugar de origen de Edwards). El pasajero se bajó del taxi en la estación de servicio Severn View y pagó la tarifa de £68 en efectivo.

El 14 de febrero el Vauxhall Cavalier de Richey recibió una multa en la estación de servicio Severn View, y el 17 de ese mes el auto fue denunciado como abandonado. La policía descubrió la batería descargada, con la evidencia de que había sido usado. Desde entonces Edwards ha sido supuestamente visto en una feria en Goa, India y en las islas de Fuerteventura y Lanzarote. Ha habido otras observaciones alegadas de Richey James, especialmente en los años que siguieron a su desaparición. No obstante, ninguna de esas ha sido probada como concluyente y ninguna ha sido confirmada por los investigadores.

Letras de canciones[editar]

Richey Edwards, letrista del grupo junto con Nicky Wire, escribió canciones para tan solo cuatro de los discos de los Manic Street Preachers, hasta su desaparición (sin contar con el disco de caras-b). Aunque es acusado de escribir letras demasiado oscuras o dramáticas (en concreto las del disco The Holy Bible, del cual fue autor en un 75%), ya que inevitablemente eran reflejo de su tormentosa personalidad y de todos sus problemas psíquicos, no hay duda de que Richey Edwards fue uno de los mejores letristas de su década, con una capacidad deslumbrante de aunar desesperación, nihilismo, protesta, referencias históricas y culturales, retratos del ser humano con todos sus aspectos terribles y patéticos. Los temas abordados en sus letras, nada tópicos (entre otras cosas, juró no escribir nunca una canción de amor), incluyen sus problemas psíquicos (como la anorexia, el insomnio), temas históricos -como el Holocausto-, políticos -el colonialismo americano-, sociales -la prostitución-, humanos -el escapismo, la apatía social-. A la poesía de Richey Edwards le caracteriza un espíritu desesperanzado y derrotista, -en ocasiones rozando lo depresivo-, especialmente en sus alegatos sobre la crueldad del ser humano, el vacío social, la difícil ruta del librepensador y el ideal imposible de pureza (según él mismo, "todos somos prostitutas, nosotros mismos lo somos, desde que firmamos el contrato discográfico"). Sin embargo, debajo de todo eso, su poesía contiene también un deseo de libertad y rebeldía de un gran romanticismo, ideas escapistas que alimentan la leyenda de su desaparición. Algunos creen en la posibilidad de que se trate de un asesinato

Referencias[editar]