Rheum rhabarbarum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Ruibarbo
Rabarber stelen.jpg
Hojas y peciolos de ruibarbo
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Caryophyllales
Familia: Polygonaceae
Género: Rheum
Especie: R. rhabarbarum
L.
Ruibarbo, crudo
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 20 kcal 90 kJ
Carbohidratos 4.54 g
 • Azúcares 1.1 g
 • Fibra alimentaria 1.8 g
Grasas 0.2 g
Proteínas 0.9 g
Tiamina (Vit. B1) 0.02 mg (2%)
Riboflavina (Vit. B2) 0.03 mg (2%)
Niacina (Vit. B3) 0.3 mg (2%)
Ácido pantoténico (B5) 0.085 mg (2%)
Vitamina B6 0.024 mg (2%)
Ácido fólico (Vit. B9) 7 μg (2%)
Vitamina C 8 mg (13%)
Vitamina E 0.27 mg (2%)
Vitamina K 29.3 μg (28%)
Calcio 86 mg (9%)
Hierro 0.22 mg (2%)
Magnesio 12 mg (3%)
Manganeso 0.196 mg (10%)
Fósforo 14 mg (2%)
Potasio 288 mg (6%)
Sodio 4 mg (0%)
Zinc 0.1 mg (1%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Ruibarbo, crudo en la base de datos de nutrientes de USDA.

El ruibarbo (Rheum rhabarbarum) es una planta cultivada que proviene del noreste de Europa (Ucrania). Su altura es de hasta tres metros y consta de hojas con peciolos gruesos de (normalmente) entre 2 y 5 centímetros de grosor. El color del peciolo varía entre el verde y el rojo y es la única parte comestible, ya que sus hojas son tóxicas.[1] Su tallo subterráneo es un rizoma que le sirve para almacenar nutrientes durante el invierno.

Contiene mucho ácido oxálico (que es venenoso), mayormente en la hoja por lo que no son comestibles por su toxicidad, pero también en el peciolo, por lo que el esmalte dental es atacado al consumirlo. Por eso los dientes se notan ásperos después de su consumo, aunque pasado un rato vuelve a normalizarse. No se han señalado daños irreparables en la dentadura, pero se recomienda consumir el ruibarbo con alimentos que contengan calcio, como la leche o el yogur.

El tallo del ruibarbo puede consumirse crudo, directamente o aderezándolo como ensalada y también cocido, en forma de compota, mermelada o como relleno del pastel de ruibarbo o de empanadas.

Por su alto contenido de antraquinonas sus extractos son utilizado para el tratamiento de las aftas y otras afecciones de las mucosas bucales y sus infusiones se usan como laxantes.[2] También es utilizado en purgantes, en particular para desparasitar.

La planta vive varios años y desaparece en el invierno antes de aparecer nuevamente en primavera. Su cosecha no debe pasar el principio del verano porque al crecer produce cada vez más ácido oxálico, que lo hace incomible.

Referencias[editar]

Véase también[editar]


Enlaces externos[editar]