Reyes de Baviera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudo de los Reyes de Baviera.
La corona de los Reyes de Baviera

El título de rey de Baviera fue ostentado por la casa de Wittelsbach entre 1805 y 1918, fecha en que el reino fue abolido tras la Primera Guerra Mundial. En la Alta Edad Media, el título había sido utilizado por varios monarcas de la Dinastía Carolingia.

Según el tratado de Presburgo del 26 de diciembre de 1805 entre Napoleón y el emperador alemán Francisco II, varios principados aliados al primero fueron elevados a la categoría de reino. Uno de estos aliados, el príncipe elector de Baviera, Maximiliano I, asumió el 1 de enero de 1806 el título de rey de Baviera.

Los sucesores de Maximiliano resistieron cuanto pudieron el movimiento nacionalista alemán que surgiera en el año 1813 cuando la derrota de Napoleón en aquel país. Baviera se convirtió en el protector de algunos de los pequeños Estados alemanes que basculaban entre Austria y Prusia, quienes pugnaron varias décadas por capitalizar la unidad alemana. Los lazos religiosos (Baviera era un Estado católico) acercaron al reino a Austria, por lo menos hasta la derrota de ésta en la guerra austro-prusiana de 1866. El rey Luis II firmó un tratado de alianza con Prusia el 22 de agosto de 1866, que de hecho convirtió a Baviera en un Estado satélite de Berlín.

El tratado del 23 de noviembre de 1870 integró a Baviera al Imperio Alemán, por entonces en guerra con la Francia de Napoleón III, aunque permitió un cierto grado de autodeterminación. Los reyes de Baviera mantuvieron sus títulos, una diplomacia separada de la imperial y un ejército propio. Cuando el Segundo Imperio Alemán fue abolido en 1918, tras la Primera Guerra Mundial, fue depuesto el último rey bávaro, Luis III de Baviera.

Reyes carolingios de Baviera[editar]

Tras el reinado de Luis el Joven, Baviera vuelve a ser un ducado.

Reyes de Baviera de la casa de Wittelsbach[editar]