Rey (ajedrez)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El rey en el modelo Staunton.
Piezas de ajedrez
Chess klt45.svg Rey (R) Chess kdt45.svg
Chess qlt45.svg Dama / Reina (D) Chess qdt45.svg
Chess rlt45.svg Torre (T) Chess rdt45.svg
Chess blt45.svg Alfil (A) Chess bdt45.svg
Chess nlt45.svg Caballo (C) Chess ndt45.svg
Chess plt45.svg Peón Chess pdt45.svg

El rey (♔♚) es la pieza más importante del ajedrez occidental, cuya captura es el único objetivo del juego. En los países de habla española y portuguesa, el rey es representado por la letra R en la notación algebraica del ajedrez.[1] En caso de que no pueda ser cambiado durante la partida, se la considera una pieza invaluable. Sin embargo, algunos autores le atribuyen de dos a cuatro puntos de valor relativo, en una escala de uno a diez, en base a su movilidad, seguridad y el papel activo que juega en el final del juego.[2] [3]

Durante una partida, el rey no puede permanecer bajo la amenaza de piezas enemigas en ningún instante, debe ser colocado de forma segura en el movimiento inmediatamente posterior, en caso de ser atacado. Las reglas de etiqueta en el ajedrez indican que al amenazar al rey del oponente, el atacante puede romper el silencio de la partida y anunciar "¡jaque!" y, en el caso de que el rey no pudiera escapar a la captura, anunciar "¡jaque mate!". Estos gestos se consideran opcionales según el reglamento del juego.[4]

Su movimiento consiste en el desplazamiento de un escaque en horizontal, vertical o diagonal, mientras que no esté bajo el ataque del adversario.[5] En caso de que el jugador no haya movido el juego, se le permite al Rey realizar un movimiento especial llamado enroque con una de las torres con lo que se puede protegerlo deslizándolo horizontalmente varios escaques, en caso de que no haya escaques entre el rey y la torre que estén bajo ataque y el rey no esté en jaque.[5] [6]

Origen y etimología[editar]

Una de las leyendas que acompañan a la creación del juego cuenta que el brahmán Sissa creó el Chaturanga, precursor más antiguo del ajedrez, a petición del Rajá indio Balhait. Sissa se ​​basó en las figuras del Ejército de la India, e incluyó la pieza que ahora se conoce como rey como forma representativa de su monarca y del papel que desempeñaba en la conducción de los ejércitos en la guerra.[7] Este simbolismo de la pieza, representando el poder del Estado, acompaño los controvertidos hechos sobre el origen del juego.[8] Cuando los persas asimilaron el ajedrez, adaptaron el nombre de la pieza principal de acuerdo con la figura de su jefe de Estado, el Shah. Esta adaptación también se originó el término "jaque mate", que es una transliteración de Shah Mat, que significa "rey emboscado".[8] En la actualidad, la pieza también puede ser encontrada como símbolo de liderazgo y estrategia, y el libro e ilustra frecuentemente tapa de libros sobre esos temas.[9]

El juego continuó expandiéndose por el mundo, y, al llegar a Europa, probablemente traído por los árabes, la pieza fue nuevamente designada por la figura del rey, que era el jefe de Estado presente en la mayoría de los países europeos.[10] En el subcontinente indio y en los países de el Sudeste asiático se mantuvo el nombre original "Rajá".

Nombre árabe portugués hindi[11] indonesio inglés japonés ruso[12] persa[13] húngaro[12]
Rey م مَلِك rei raja raja king kingu король shāh király
Jaque كِش مَلِك xeque shah skak check chekku шах vide sakk
Jaque mate كِش مات xeque-mate maat skak mati checkmate chekkumeito мат shāh mat matt

Arqueología[editar]

UigChessKing rightfront.jpg
Chess piece - White king.jpg
Ejemplos de reyes en conjuntos de piezas de Lewis (izquierda) y piezas Staunton (derecha).

El artefacto arqueológico más antiguo pertenece al conjunto de piezas de Afrasiab, del cual fue encontrado solamente una pieza del rey o Shah. Se trata de una figura sentada en un trono en un gran carruaje tirado por tres caballos.[14]

Los diseños simples y estilizados fueron desarrollados por los musulmanes siguiendo la prohibición del Islam de representar figuras vivientes. En estos conjuentos, el rey está representado por la pieza más grande y por lo general solo adornado con una corona.[10] En el conjunto de las piezas de Ager, el rey está estilizado con un pequeño bloque cilíndrico con un corte, sugiriendo la figura de un trono.[15]

El vestigio arqueológico más importante de piezas de ajedrez consiste en un conjunto de 78 piezas trabajadas en dientes de morsa y ballena, que datan del siglo XII, se encuentra en la isla de Lewis, en las Hébridas Exteriores de Escocia.[16] En este conjunto de piezas, el rey se caracteriza por una espesa barba, sentado en un trono y armado con una espada desenvainada en su regazo y una corona.[17]

Otras representaciones del Rey incluyen el conjunto de piezas de Carlomagno, donde el monarca está representado en un pequeño palacio tallado en marfil de elefante. Aunque de que emperador francés no haya conocido el juego, este honor es el resultado de la localización de los las piezas que fue encontrada en el siglo XIII en la Basílica de Saint-Denis.[18]

En 1849, Jacques of London y Nathaniel Cook, diseñaron los modelos de piezas Staunton, que se considera el estándar mundial para las competiciones de ajedrez. El modelo del rey en el patrón Staunton consiste en una figura de aproximadamente 9,5 cm con un remate en la parte superior, que puede ser una cruz patada, una flor de lis o una gota invertida. Su base debe ser de aproximadamente 40 a 50% de su altura siendo opcional el uso de materiales densos dentro de la pieza, sin embargo, debe tener estabilidad.[5]

Movimiento y valor relativo[editar]

Chess zhor 22.png
Chess zver 22.png a8 b8 c8 d8 xo e8 kd f8 xo g8 h8 Chess zver 22.png
a7 b7 c7 d7 xo e7 xo f7 xo g7 h7
a6 b6 c6 d6 e6 f6 g6 h6
a5 b5 c5 d5 e5 f5 g5 h5
a4 b4 xo c4 xo d4 xo e4 f4 g4 h4
a3 b3 xo c3 kl d3 xo e3 f3 g3 h3
a2 b2 xo c2 xo d2 xo e2 f2 g2 h2
a1 b1 c1 d1 e1 f1 g1 h1
Chess zhor 22.png
Los escaques marcadas indican donde se permite el movimiento.

En la posición inicial de las piezas sobre el tablero, el rey blanco permanece en el escaque e1, de color oscuro, y el rey negro en la casa e8 color claro. Según lo establecido por la FIDE, el rey debe estar representado por la letra R en la notación algebraica del ajedrez que se utilizará en los torneos oficiales. Los periódicos y la literatura recomienda el uso de figuras o diagramas (Chess klt45.svg y Chess kdt45.svg).[1]

El movimiento del Rey permaneció prácticamente inalterado durante la evolución del ajedrez durante los siglos. Incluso el antecesor más antiguo tenía como movimiento un escaque en dirección vertical, horizontal o diagonal, limitada la condición del escaque para el cual se desea mover la pieza no esté bajo ataque de las piezas enemigas.[5] En las primeras versiones del ajedrez, se permitía que el rey saltara una pieza por única vez durante la partida, con la condición de que el escaque sobre el cual salta tampoco esté bajo el ataque de un oponente, el rey no haya movido y no haya sido amenazado por jaque hasta el momento de la ejecución del movimiento.[6] El rey posicionado en e1, por ejemplo, podía moverse para c1, c2, c3, d3, e3, f3, g1, g2 y g3 y algunas variaciones regionales incluso hasta b1 y b2.[6] [19]

Las variadas versiones de este movimiento originaron el enroque y, aproximadamente en el siglo XVII, se estableció la norma actual del movimiento. El principal cambio de la regla original fue la eliminación del requisito de que el rey no haya sido amenazado previamente.[6] [19] El enroque tiene como finalidad proteger al rey, al ubicarlo en la esquina del tablero, por lo general detrás de una fila de peones.[20]

Según las leyes del ajedrez, el jugador de ajedrez no tiene la obligación de anunciar jaque o jaque mate durante el partido,[4] sin embargo este gesto se sigue practicando en partidos de nivel amateur.

Estrategia[editar]

Chess zhor 22.png
Chess zver 22.png a8 b8 c8 d8 e8 f8 rd g8 kd h8 Chess zver 22.png
a7 pd b7 c7 d7 e7 ql f7 g7 pd h7
a6 b6 pd c6 bd d6 nl e6 f6 pd g6 h6 pd
a5 b5 c5 d5 qd e5 f5 pl g5 h5
a4 b4 c4 pd d4 e4 f4 g4 h4
a3 b3 c3 pl d3 e3 f3 g3 h3 pl
a2 pl b2 pl c2 d2 e2 rl f2 g2 pl h2
a1 b1 c1 d1 e1 f1 g1 kl h1
Chess zhor 22.png
Después 27º movimiento de las negras

No es aconsejable mover al Rey ni en la etapa de apertura ni en medio juego, salvo para protegerlo o realizar el enroque.[21] Su protección se basa en las piezas a su alrededor que bloquean la mayoría de los ataques rivales. A medida que las piezas se cambian y el juego pasa a la final, el rey comienza a jugar un papel estratégico en defensa y ataque a piezas menores, bloqueo y captura de los peones pasados y la protección de sus propios peones pasados ​​hasta el escaque de promoción.[3] Otro aspecto importante en el final del juego es la oposición entre los reyes que puede llevar a posiciones de zugzwang o squeeze que pueden ser decisivas en el resultado del partido.[22]

Al final del juego, el rey se convierte en un buen atacante y defensor de las piezas de su alrededor, defendiéndolas mejor que un caballo y atacar en lugar de un alfil.[23] La escasez de piezas adversarias facilita la huida del Rey en caso de jaque, principalmente en el centro del tablero por lo que es conveniente moverlo las posiciones más activas en el tablero, donde se puede aplicar tenedor.

Todavía no hay un consenso claro de cuando se permite que el rey se lance al juego con seguridad desempeñando funciones activas, sin embargo, existen algunos ejemplos de audaces del monarca participando como compañeros de adversario inclusive en el medio juego.[24] En 1902, Richard Teichmann, un prominente jugador de finales del siglo XIX, visitó Glasgow y en una partida contra ajedrecistas locales demostró brillantemente la importancia del rey como pieza de apoyo al jaque.[25] En el diagrama de la derecha, las blancas están a punto de empezar a despazarse del rey al escaque g6, forzando al jaque. 28.Rh2! b5 29.Rg3! a5 30.Rh4! (Las blancas están a punto de crear una amenaza y el caballo protege los escaques claves e8 y f7) 30...g6 (forzado, debido al avance del rey blanco) 31.Te3! Dxg2 32.Tg3 Df2 o 32...g5+ 33.Rh5 Dxg3 34.Rg6! (Después de cruzar el tablero, el rey blanco apoyará el mate) 33.fxg6 Df4+ 34.Tg4 Df2+ 35.Rh5!! y las negras abandonan. Nigel Short[26] , Howard Staunton[27] , Alexander Alekhine[28] y Anatoly Karpov, entre otros, también utilizaron el rey de forma audaz en sus partidas. Ante la inminente derrota, el rey puede ser usado para forzar una tabla, bajo ciertas condiciones. Una de las estrategias empleadas es el tablas por ahogamiento, es el empate o tabla por cuando el jugador de ajedrez no puede jugar porque todos los movimientos posibles dejan al rey en jaque. Como las reglas del ajedrez no permiten que el rey se traslade a un escaque bajo ataque,[4] el jugador de ajedrez que buscan una tabla sacrifica las piezas restantes y bloquea sus peones, para que le resten más posibilidades de movimientos de evitación. En el caso de que el rey esté solo en el tablero, se dice que es un rey solitario, que, en variantes más antiguas del juego, era considerado un método de victoria.[29]

Su fuerza se evalúa basándose en cuatro puntos (una pieza menor y un peón), aunque no tenga sentido práctico en intercambios.[2] En los programas informáticos, se emplea un valor arbitrario de doscientos o un millón de puntos, para indicar en las funciones de evaluación la imposibilidad de la perdida de la pieza.[30]

La figura del rey en otras variantes[editar]

Shogi king.jpg
Xiangqi General.png
Chess fdl44.png
A la izquierda, vemos un Kingu, figura japonesa del Shogi, al medio, la figura de los generales rojo y negro en Xiangqi, y, finalmente, a la derecha, una representación del rey negro en el Antiajedrez.

Debido a su importancia, el rey está presente en las principales variantes regionales de ajedrez, como el Shogi, Xiangqi, y en las variantes dimensionales como el ajedrez como el ajedrez hexagonal y el ajedrez tridimensional que también tienen la figura del monarca. Cada variante atribuye un papel diferente al rey, aunque en la mayoría de los casos sus movimientos sean los mismos. El diseño de la pieza también es variado, principalmente en versiones regionales donde se conservan elementos culturales con grafía y formato representativo.

En Xiangqi, la pieza representativa del rey se denomina "General", y según las reglas del juego no se mueve en diagonal, también quedando restringida a un área de la mesa llamado "palacio".[31] En la variante llamada cavalomate, su papel es secundario, dejando el estatus de pieza real para el caballo, pudiendo inclusive ser capturado como las otras piezas, y en la variante Arktur se utilizan dos reyes, uno de los cuales debe ser capturado para alcanzar la victoria.[32] [33]

El antiajedrez tiene una pieza no ortodoxa basada en el monarca occidental, llamada anti-rey. Esta pieza tiene los mismos movimientos del rey, sin embargo, no captura las piezas del oponente y tu objetivo es escapar de la amenaza de éstas, es decir, el anti-rey comienza el juego amenazado por el jeque convencional y debe escapar de esta condición. Este es un método de victoria siendo el otro que aplique el jaque mate al rey convencional.[34] El rey cambió sus movimientos en las variantes Rey Escorpión donde incorpora los poderes de la pieza no ortodoxa llamada saltamontes. Porque se convierte en una pieza fuerte, se ve obstaculizada su captura, lo que se extiende el tiempo de juego.[35]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Leyes del ajedrez, item C.2 e C.3» (en inglés). www.fide.com. Consultado el 05 de enero de 2010.
  2. a b Lasker (1934), p.73
  3. a b Seirawan (2006), p.69
  4. a b c «Laws of Chess» (en inglés). www.fide.com. Consultado el 1º de diciembre de 2009.
  5. a b c d Laws of Chess (FIDE)
  6. a b c d Hooper (1992), p.71
  7. Lasker (1999), pp.29, 30
  8. a b «Chess and Culture» (en inglés). www.chinaculture.org.
  9. «Strategic Leadership». www.tradeindia.com. Consultado el 19 de enero de 2010.
  10. a b Chess: Ancient precursors and related games (Encyclopedia Britannica 2007)
  11. (en inglés) The London Encyclopaedia, Or, Universal Dictionary of Science, Art, Literature, and Practical Mechanics. Londres. 1839. pp. 572-573. ISBN 978-1143301612. http://books.google.com.br/books?id=wc_6bzoXx1kC&pg=PA573&dq=hindi+dictionary+chess&as_brr=1&ei=SonIS-z1IZT8zQS-9amlCA&cd=3#v=onepage&q&f=false. Consultado el 16 de abril. 
  12. a b Hooper (1992), p.481-483
  13. Craven, Phillott (en inglés). Colloquial English-Persian dictionary in the Roman character, containing all English words in common. pp. 49. ISBN 978-1-110-34657-8. http://books.google.com.br/books?id=HrY5BOaB4kkC&pg=PA49&dq=shatranj+persian&hl=pt-BR&ei=tIXIS7j3MsP88AaU2omUCw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=8&ved=0CFEQ6AEwBzgK#v=onepage&q&f=false. Consultado el 16 de abril. 
  14. Willians (2000), p.15-16
  15. Calvo, Ricardo (diciembre de 2001). «The Oldest Chess Pieces in Europe» (en inglés). Consultado el 10 de octubre de 2010.
  16. Chess: Introduction to Europe (Encyclopedia Britannica 2007)
  17. Hooper (1992), p.225
  18. «Conjunto de piezas de Carlos Magno». Consultado el 31 de diciembre de 2009.
  19. a b «"Chess variants"» (en inglés) (TXT). Consultado el 1 de diciembre de 2009.
  20. D’Agostini, Orfeu, p.113
  21. «Chess for All Ages» (en inglés). Consultado el 17 de diciembre de 2009.
  22. Müller (2008), pp. 173
  23. Ward (1996), p.13
  24. «La odisea del rey: Asesinato en el estilo Inglés» (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2009.
  25. «On the March» (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2009.
  26. «A Long Walk Off a Short Peer» (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2009.
  27. «Londres, 1846» (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2009.
  28. «Odessa, 1919» (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2009.
  29. «Shatranj Reglas del Shatranj». Consultado el 7 de enero de 2010.
  30. Levy (1991), p.45
  31. «Regras del Xiangqi» (en inglés). Consultado el 17 de diciembre de 2009.
  32. «Regras del Cavalomate» (en inglés). Consultado el 2 de enero de 2010.
  33. «Reglas del Arktur» (en inglés). Consultado el 2 de enero de 2010.
  34. «Regras del Antiajedrez» (en inglés). Consultado el 17 de diciembre de 2009.
  35. «Regras del Rey Escorpión» (en inglés). Consultado el 2 de enero de 2010.


Bibliografía[editar]

  • BRACE, Edward R. (1979) (en inglés). An Illustrated Dictionary of Chess (1ª edición). Inglaterra: The Hamlyn Publishing Group. pp. 57, 58, 151, 241, 242. ISBN 0-600-32920-8. 
  • D’AGOSTINI, Orfeu (1954) (en portugués). Xadrez Básico (1ª edición). São Paulo. pp. 113. 
  • HOOPER, David e WHYLD, Kenneth (1992) (en inglés). The Oxford Companion to Chess (2ª edición). Inglaterra: Oxford University Press. pp. 71, 200, 201, 343, 344. ISBN 0-19-866164-9. 
  • LASKER, Edward (1999). História do xadrez (2ª edición). São Paulo: IBRASA. pp. 29 y 30. ISBN 85-348-0056-1. 
  • LASKER, Emanuel (1934) (en inglés). Lasker's Chess Primer. Billings (1988). p. 73. ISBN 0-7134-6241-8. 
  • MÜLLER, Karsten e PAJEKEN, Wolfgang (2008) (en inglés). How to Play Chess Endings. Gambit Publications. p. 173. ISBN 978-1-904600-86-2. 
  • SEIRAWAN, Yasser y SILMAN Jeremy (2006). Xadrez Vitorioso: Estratégias (1ª edición). São Paulo: Artmed. ISBN 85-363-0651-3. 
  • WILLIANS, Gareth (2000) (en inglés). Master Pieces (1ª edición). Quintet Publishing Limited. ISBN 0670893811. 
  • WARD, Chris (1996) (en inglés). Endgame Play. Batsford. p. 13. ISBN 0-7134-7920-5. 
  • «Chess», Enciclopedia Británica, Encyclopædia Britannica, 2007, http://www.britannica.com/eb/article-80432/chess, consultado el 1 de diciembre de 2009 

Enlaces externos[editar]