Revolución social

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una revolución social es una transformación radical del conjunto de las relaciones e interacciones sociales cotidianas de un grupo humano dentro de un espacio territorial liberado, sea una ciudad, país, etc. Dentro de la lógica de "los objetivos iguales a los métodos" la resistencia y liberación del día a día también es de por sí una revolución social, y esta última consiste en gran parte en lo primero, logrando así una evolución profunda de la vida humana. Actualmente, debido a cómo se ha ido dando la coyuntura histórica y la práxis, no se puede hablar de una distancia sustancial entre las propuestas libertarias de evolución social y las de revolución social.

Una sociedad libre no puede estar en la sustitución de un nuevo orden del viejo orden; ella debe ser la extensión de la esfera del libre actuar, hasta que haya cambiado la mayor parte de la vida social.

Paul Goodman

Diversas corrientes del marxismo heterodoxo prefieren hablar de revolución social en vez de revolución política para implicar que la revolución no es un acontecimiento centrado en la toma del poder político (el ejemplo clásico es la toma del aparato estatal durante la Revolución rusa simbolizada en la toma del Palacio de Invierno en el "Octubre Rojo" de 1917) sino todo un proceso muy profundo de transformación social, incluida, o no, la ocupación del poder estatal (en el ejemplo de la Revolución rusa, la revolución social estaría centrada en lo que fue la experiencia de los soviets, y no precisamente en la toma del poder político).

Son muchas las corrientes dentro de la izquierda anticapitalista que señalan que una verdadera revolución social solo concluye con una revolución mundial, y además, es social porque se produce desde y por las bases de la sociedad. En este sentido estricto, todavía no se ha producido dicha revolución, dado que todas las revoluciones triunfantes protagonizadas por las clases oprimidas han quedado restringidas a un límite geográfico.

También es un concepto muy utilizado por los grupos de anarquistas para designar un cambio profundo que va más allá de lo político o económico sino que penetra en la cotidianidad de las vidas. El concepto en sí es contrario a las definiciones de "revolución política" y "revolución de masas", ya que se opone tanto a los cambios netamente institucionales como a los que no partan desde bases humanas interactivas. Un conocido caso de revolución social lo constituye la Revolución mexicana de 1910. La Guerra civil española llevaba tras de sí una profunda revolución social, la cual es ilustrada en relatos como este, de George Orwell, sobre la Barcelona del invierno de 1936:

Camareros y dependientes miraban al cliente cara a cara y lo trataban como a un igual. Las formas serviles e incluso ceremoniosas del lenguaje había desparecido. Nadie decía "señor", o "don" y tampoco "usted"; todos se trataban de "camarada" y "tú", y decían ¡salud! en lugar de buenos días.

George Orwell, Homenaje a Cataluña

La primera revolución documentada de la historia[editar]

Después del reinado de Pepy II, faraón del Antiguo Egipto, durante el Primer periodo intermedio de Egipto (c. 2200 a. C.), se describe la primera revolución de la historia, en la narración llamada Lamentos de Ipuwer. Es la crónica del hundimiento del viejo orden:

{{cita|"El país gira sobre sí mismo (revoluciona) como el torno del alfarero... El rey ha sido expulsado por los miserables... Los mendigos se han convertido en dueños de los tesoros... Los ricos están de luto, los pobres de fiesta... En cada ciudad se dice: expulsemos a los poderosos que están entre nosotros.

Véase también[editar]