Revolución química

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Portada de la primera edición de The Sceptical Chymist (1661).

La Revolución química,[1] la reformulación de la química basada en la Ley de conservación de la materia y la teoría de combustión del oxígeno. Se centra en la labor de químico francés Antoine Lavoisier (llamado «padre de la química moderna»). El 20 de febrero de 1773, Lavoisier escribió: "La importancia del fin que me impulsó a realizar todo este trabajo, me parecía destinado a provocar una revolución en química. Una inmensa serie de experimentos queda por hacer". Cuando escribió estas palabras en su cuaderno de laboratorio, estaba listo para cambiar para siempre la práctica y los conceptos de la química.

Varios factores llevaron a esta revolución, como la prueba de que el aire no era un elemento sino que se compone de varios gases diferentes. Los químicos, tales como Henry Cavendish y Joseph Priestley realizaron experimentos importantes para demostrar estos hechos. Lavoisier también tradujo la jerga arcaica y las técnicas de química en un lenguaje más accesible a las masas. Esto dio lugar a mayor interés público en el aprendizaje y la práctica de la química. Al describir la tarea de reinventar la nomenclatura química, Lavoisier dijo:[2]

«Debemos limpiar la casa a fondo, porque han hecho uso de un lenguaje enigmático , que en general presenta un significado para los adeptos y otro sentido para el vulgo, y al mismo tiempo, no contiene algo inteligible para nadie.»

La revolución comenzó con la publicación en 1789 del Traité Élémentaire de Chimie (Tratado elemental de Química). A partir de esta publicación y otras subsiguientes, Lavoisier explicó la composición del aire y el agua y acuñó el término oxígeno. También explicó la teoría de la combustión, y acabó con la teoría del flogisto, remplazándola por la teoría de la oxidación. Con su teoría del calórico da una interpretación de la dilatación térmica, los cambios de estado y la transferencia de calor. El Tratado incorpora nociones novedosas y describe los experimentos y el razonamiento que llevó a cada conclusión. En suma, el tratado de Lavoisier hizo por la química lo que Principia de Newton hizo por la física.

Posteriormente,en 1814, Jöns Jakob Berzelius, propuso una abreviatura simplificada (símbolo químico) para describir los compuestos químicos basados en la teoría atómica de Dalton de pesos atómicos relativos.

Mediante la revolución química, los químicos modernos refutaron las teorías de los antiguos griegos aceptadas hasta entonces. Por ejemplo los químicos comenzaron a aceptar que todas las estructuras se componían de más de cuatro elementos de acuerdo a la teoría griega y de los ocho elementos de los alquimistas medievales.

Referencias[editar]

  1. The First Chemical Revolution – the Instrument Project, The College of Wooster
  2. Jaffe, B. (1976). Crucibles: The Story of Chemistry from Alchemy to Nuclear Fission. 4th ed. New York: Dover Publications, Inc.


Enlaces externos[editar]