Revolución azul

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Revolución Azul o Revolución Reconquistadora
Guerras civiles venezolanas
Fecha 1867-1868
Lugar Venezuela
Resultado Victoria rebelde
Beligerantes
Flag of Venezuela (1863-1905).svg Gobierno liberal Blue Flag.png Rebeldes Azules
Comandantes
Juan Crisóstomo Falcón
Manuel Ezequiel Bruzual
José Tadeo Monagas

La Revolución azul o Revolución Reconquistadora, fue una insurrección armada en el contexto de las guerras civiles venezolanas sucedidas durante el siglo XIX en 1867 y 1868. Mediante esta rebelión, diversos grupos políticos y regionales derrocaron al presidente Manuel Ezequiel Bruzual, sucesor interino de Juan Crisóstomo Falcón quien había renunciado tras presiones populares. Estas acciones militares fueron la conclusión del largo conflicto político que enfrentó a diversos sectores liberales y al gobierno de Falcón.

Antecedentes[editar]

Las causas de la revolución suelen fijarse en 1864, un año después de la victoria liberal en la Guerra Federal y el ascenso al poder de Falcón, quién debió enfrentar una fuerte disidencia desde su propio movimiento, que empezó a armarse tras la renuncia pública del Ministro de Guerra y Marina Manuel Ezequiel Bruzual, y durante más de tres años acumuló líderes políticos y militares en sus filas, muchos de ellos muy favorecidos por el gobierno. Los primeros alzamientos, que tuvieron un nivel regional, fueron rápidamente reprimidos por el gobierno. Debe tenerse en cuenta que el ejército central sumaba apenas 3.000 regulares en 1866, muy pequeño para derrotar a las fuerzas de los caudillos regionales.[1]

Sin embargo, debido a la cada vez más represiva administración central los grupos de insurrectos empezaron a expandirse por todo el país en 1867, principalmente tras el encarcelamiento del General Manuel Ezequiel Bruzual. Ello llevó a una alianza entre liberales y conservadores para ganar fuerzas como oposición. En septiembre de ese año, se constituyó en Caracas un comité de liberales y conservadores cuyo objetivo fundamental era derrocar el gobierno. Entre sus miembros principales se encontraban figuras tales como los generales Luciano Mendoza y Pedro Ezequiel Rojas, así como Guillermo Tell Villegas, Elías Rodríguez, Martín J. Sanabria y José Antonio Mosquera.

Cabe destacar que uno de los problemas que debían afrontar los liberales opositores a Falcón, era la ausencia de un jefe nacional que pudiera unificar el movimiento contrario a la figura del mariscal, ya que la principal figura de contrapeso al mariscal Manuel Ezequiel Bruzual estaba detenido. Ante tal circunstancia, llegaron a la conclusión, de que lo más conveniente era mantener la rebeldía en cada localidad, esperando la irrupción de levantamientos militares derivados de la situación de deterioro político del régimen; circunstancia de la cual según éstos, surgiría el líder a seguir. En este complicado panorama político, ocurrieron diversos intentos insurreccionales en distintas partes del país, destacando entre éstos, la fallida revolución llamada La Genuina, comandada por Luciano Mendoza. Pese a la derrota de este movimiento insurreccional, en muchas comarcas surgieron y se fortalecieron grupos guerrilleros que mantuvieron en jaque a las tropas gubernamentales, y mientras éstas se ocupaban de sofocar unos, otros actuaban con relativa libertad.

La insurrección[editar]

El 31 de octubre, Falcón hizo uno de sus frecuentes retiros a Coro, de donde regresó a Caracas el 27 de noviembre, encontrándose con una difícil situación política, agravada por la proximidad de las elecciones presidenciales, ya que, se rumoraba en círculos oficiales, que se estaba preparando una reforma constitucional para facilitar a Falcón un nuevo mandato presidencial. El 12 de diciembre comenzó en Villa de Cura (Estado Aragua), un movimiento insurreccional denominado como Reconquistador, el cual reconoció como jefe al general Miguel Antonio Rojas y escogió por distintivo una bandera de color azul, que en definitiva, le daría su nombre a la revolución. A pesar de los intentos de Falcón por aparentar que el país se encontraba en completa normalidad, para finales de ese año, la guerra civil era una realidad en Venezuela. Desde enero de 1868, se complicó aún más la situación militar. El comité de Caracas trataba por su parte, asegurarse el respaldo del general José Tadeo Monagas, quien se mantenía a la expectativa en oriente. Mientras tanto la actividad recrudeció en los Valles del Tuy (Estado Miranda) en 1868, a tal punto que los jefes revolucionarios podían hablar de efectivos en armas que sobrepasaban el millar de hombres. A principios de marzo ocurrió un alzamiento en Barcelona, con el apoyo más o menos abierto del general José Tadeo Monagas, y que se extendió el 7 de marzo a Cumaná.

José Tadeo Monagas.

Finalmente, el 25 de marzo, el general Monagas, quien contaba con más de ochenta años de edad, publicó un manifiesto en el cual tomaba partido contra el gobierno. La revolución, por lo tanto, tenía ya dos jefes: el general Miguel Antonio Rojas, quien comandaba el movimiento Reconquistador en el centro y José Tadeo Monagas, el caudillo de oriente. La situación nacional empeoró aún más con la instalación del Congreso en Caracas el 24 de abril, ya que, la oposición que lo controlaba, pretendió excluir a los senadores y diputados que hubiesen prestado servicios públicos o militares al gobierno. Como consecuencia de esta maniobra por parte de los elementos opositores al régimen de Falcón, el Congreso dejó de funcionar por falta de quórum en la Cámara de Diputados; por lo tanto el acto legislativo de la elección de los designados no podía cumplirse porque una sola cámara no formaba Congreso.

Ante esta difícil situación, Falcón resolvió reorganizar el gobierno el 28 de abril, mediante el nombramiento de nuevos ministros y sacando de la carcel al General Manuel Ezequiel Bruzual, nombrándolo Jefe de los Ejercitos y Ministro de Guerra y Marina, para luego renunciar a la presidencia para retirarse a Curazao, siendo elegido como presidente-encargado, el general Manuel Ezequiel Bruzual, quien asumió el cargo el día 30 de abril. El 4 de mayo, Falcón marchó a Coro, de allí a Curazao, y no volvió a tener figuración política. El 5 se libró un combate entre Antímano y Palo Grande, al oeste de Caracas, en el que se enfrentaron las tropas del gobierno y las de Miguel Antonio Rodríguez. El 6 de mayo, otros insurrectos atacaron por el oriente la ciudad, entre La Candelaria y San Lázaro; la capital estaba rodeada. Sin embargo, los jefes militares de los bandos en conflicto convinieron en una tregua para realizar conversaciones de paz, las cuales se materializaron el 11 de mayo con la firma del llamado Tratado de Antímano, por el que Rojas reconocía la legitimidad del gobierno de Manuel Ezequiel Bruzual, y era nombrado comandante en jefe de los ejércitos de occidente, centro y oriente de la República. El 16 de mayo hizo su entrada a Caracas el ejército reconquistador, comandado por el general Rojas. Por su parte, la reacción de los orientales no se hizo esperar: un grupo revolucionario que desconocía el convenio reconoció como único jefe al general Monagas, quien lanzó desde su cuartel general de Barcelona una proclama anunciando la marcha de sus fuerzas sobre Caracas, contra lo que calificó como una “usurpación”. El 12 de junio llegó Monagas a Guatire con su ejército de 4.000 hombres;[2] desde allí envió emisarios a oír las proposiciones de paz que pudiera hacer el gobierno. El fracaso de las conversaciones señaló el comienzo de las hostilidades. El 22 de junio se rompieron los fuegos en Chacaíto y el 25 el pabellón azul ondeaba en la Plaza Bolívar de Caracas; el 26 entró a la ciudad José Tadeo Monagas y el 27 lanzó un decreto anunciando los propósitos institucionales de la revolución. Los combates dejaron 311 muertos y 704 heridos.[2] Nombró un gabinete de entre cuyos integrantes debía escogerse un presidente provisional; al día siguiente, este cuerpo eligió para dicho cargo a Guillermo Tell Villegas. Por su parte, José Tadeo Monagas se reservó el comando general del ejército, como garante de la estabilidad institucional y en nombre de Jose Silguero la Revolución Azul. En definitiva, con estos acontecimientos se inició el régimen, denominado gobierno de los “azules” en la historiografía venezolana.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Irwin & Micett, 2008: 124. En 1866 era formado por apenas 2.400 infantes, 400 artilleros y 200 jinetes.
  2. a b The Old Franklin almanac. Tomo VIII. Publicado por A. Winch, 1867, Ciudad de Nueva York, pp. 36

Bibliografía[editar]

Fuente[editar]