Punto Final (revista)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Revista Punto Final»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Punto Final (PF) es una revista quincenal chilena de izquierda. Fundada el 15 de septiembre de 1965 y clausurada el 11 de septiembre de 1973 por la dictadura militar de Augusto Pinochet, se reeditó en el exilio, en México, entre 1981-1986 y reapareció en Chile en 1989. Antes que la dictadura dejara el poder, la revista enfrentaba varios juicios iniciados por la Justicia Militar. Forma parte de la Red Voltaire.

La línea editorial de PF ha sido de izquierda, pero crítica de los partidos que representan esta tendencia. Asimismo, se ha considerado como tribuna de expresión del pensamiento revolucionario y democrático. Fue partidaria crítica del gobierno de Allende y de la Unidad Popular. Aunque políticamente estuvo, en un principio, ligada a las posiciones del MIR, entre sus colaboradores había militantes socialistas, comunistas, cristianos e independientes. Inicialmente la revista consistía en un solo gran reportaje, hasta que pasó a tener secciones.

Inicio[editar]

En septiembre de 1965 el primer Punto Final salió a la calle. Al fundar PF, Mario Díaz y Manuel Cabieses -director y jefe de redacción respectivamente- buscaron crear un espacio para el desarrollo de un periodismo libre, donde los autores pudieran expresarse de acuerdo con su conciencia. Lo bautizaron como Punto Final con el propósito de publicar reportajes en profundidad sobre temas que inquietaban a la opinión pública, ojalá hasta agotarlos, es decir, hasta su "punto final". Además, se definía como un medio “democrático y de avanzada”. Y precisaba: “Cree que las grandes masas son las protagonistas de la historia y se coloca a su servicio. Pero no se encajonará en fronteras artificiales, no rehuirá la polémica ni sentirá temor de decir la verdad”. PF Nº1 publicó La tragedia del Janequeo, un reportaje del periodista Miguel Torres sobre el naufragio de un remolcador de la Armada Nacional que costó la vida de 50 tripulantes. Las causas del desastre habían sido silenciadas por la Armada, para no asumir responsabilidades.

El director artístico de la publicación era el dibujante y pintor Enrique Cornejo (Penike), quien se mantuvo a cargo de la presentación gráfica hasta 1973. Al principio, PF era un folleto con un formato equivalente a la cuarta parte de la edición actual. En 1966 se convirtió en una revista quincenal de asuntos políticos, informativos y culturales. En la transformación desempeñó un importante papel el economista Jaime Barrios Meza.

Su primer consejo de redacción estuvo integrado por los periodistas Augusto Olivares Becerra, Carlos Jorquera Tolosa, Manuel Cabieses y Mario Díaz. Fundamental en el sostenimiento y marcha de PF fue el abogado Alejandro Pérez Arancibia, quien asumió el cargo de gerente. Completaba el equipo el dibujante Eduardo de la Barra (Jecho). Su primera secretaria fue Inés Moreno. Esa función también fue desempeñada años más tarde por Jane Vanini, revolucionaria brasileña, asesinada por la dictadura militar en Concepción. El consejo de redacción se amplió con el ingreso del abogado socialista Jaime Faivovich, y de los periodistas Hernán Uribe, Augusto Carmona y Hernán Lavín Cerda. Desde el comienzo estuvieron Jaime Barrios y el periodista y poeta argentino Julio Huasi. Se fueron sumando Clotario Blest, Roque Dalton, Fernando Mires, José Carrasco, Gladys Díaz, Ernesto Carmona, José Cayuela, Lucía Sepúlveda, Héctor Suárez, Máximo Gedda, María Eugenia Saul, entre otros. Cuando asumió la presidencia Salvador Allende, el equipo se redujo, ya que varios asumieron tareas en el gobierno. Jaime Barrios fue designado gerente general del Banco Central; Carlos Jorquera fue asesor de prensa de Allende; Jaime Faivovich, intendente de Santiago y luego subsecretario de Transportes, y Augusto Olivares, director general de Televisión Nacional. Aun así, Faivovich y Olivares siguieron escribiendo en PF.

Cierre[editar]

El 11 de septiembre de 1973, alcanzó a estar en algunos quioscos la última edición de PF Nº 192, antes de ser requisada por los militares que derrocaron el gobierno constitucional del presidente Salvador Allende. El Nº 192 denunciaba, en diversos artículos, el avance de una represión despiadada de las Fuerzas Armadas amparadas en la Ley de Control de Armas, y decenas de atentados terroristas en el país. A mediodía, el Bando Nº 10 de la junta militar llamaba a presentarse en el Ministerio de Defensa a dirigentes de partidos de la Unidad Popular y del MIR, a ex ministros, jefes de instituciones, asesores de Allende y periodistas. Entre ellos, a Manuel Cabieses, Jaime Faivovich y Carlos Jorquera. En la tarde, el Bando Nº 19 agregó nuevos nombres, entre los cuales estaba Jaime Barrios, aunque ya había sido detenido al salir de La Moneda. Allí, antes que el presidente Allende muriera, Augusto Olivares se había quitado la vida de un balazo.

En una comunicación radial del 11 de septiembre, el general Augusto Pinochet dijo:

Puesto Uno: Correcto, represento eso al (ininteligible)... por favor. De parte de comandante en jefe, además de las medidas que existen sobre radio y televisión, ehhh, no se aceptan, repito, nin... publicación de prensa de ninguna especie. Y aquella que llegara a salir, además de ser requisada, motivará la destrucción de las instalaciones en las que fue editada. Cambio... Ehhh, justamente el personal que trabaja allá en Punto Final, todo el mundo ahí debe ser detenido. Cambio.

Augusto Pinochet

La redacción de PF fue saqueada e incendiada. Su equipo editorial y periodistas fueron perseguidos y varios de ellos asesinados; la mayoría se convirtió en exiliados.

Jaime Barrios fue torturado en el Regimiento Tacna antes de ser fusilado en Peldehue, el 13 de septiembre, junto a otros prisioneros de La Moneda. También fue asesinado Máximo Gedda Ortiz, en 1974, víctima de terribles torturas. Era cineasta y poeta, militante del MIR. En diciembre de 1977 fue baleado, en una emboscada de la DINA, Augusto Carmona Acevedo, miembro del comité central del MIR. Había sido jefe de prensa y presidente del sindicato de trabajadores de Canal 9, entonces de la Universidad de Chile. José Carrasco Tapia, luego de pasar por campos de concentración y el exilio en Venezuela y México, fue asesinado el 8 de septiembre de 1986, cuando era editor de revista Análisis y dirigente del Colegio de Periodistas. También integraba el comité central del MIR. En 1974, un contingente de infantería de Marina asesinó a Jane Vanini, en Concepción. Jaime Faivovich murió en el exilio, en México. Alejandro Pérez vivió en Cuba y murió en Santiago, finalizada la dictadura.

Manuel Cabieses fue arrestado el 13 de septiembre de 1973. Permaneció dos años detenido en Chacabuco, en el campo de concentración Melinka de Puchuncaví y en Tres Álamos, hasta que fue expulsado del país gracias a una activa campaña internacional. Con su familia, fue acogido en Cuba. Como dirigente del MIR, regresó clandestino a Chile cuatro años después, y permaneció en esa condición hasta 1989, cuando emprendió la tarea de revivir Punto Final.

La revista reapareció en mayo de 1981 en el exilio, en México, como Punto Final Internacional y tuvo una frecuencia irregular. Cerró nuevamnete en 1986, para renacer en Chile en 1989 con su periodicidad quincenal.

Actualidad[editar]

Algunos de sus actuales colaboradores y redactores son: Hernán Soto, Aram Aharonian, Mario Benedetti, Frei Betto, Patricia Bravo, Mauricio Buendía, Paula Chahín, Eleazar Díaz Rangel, Eduardo Galeano, Claudia Korol, Luis Alberto Mansilla, Antonio Peredo, Arnaldo Pérez Guerra, Emir Sader, Manuel Salazar Salvo, Lucía Sepúlveda Ruiz, Luis Vitale, Paul Walder, Gaby Weber y Leo Wetli.

En Fotografías: Luis Arnéz, Jorge Salomón y Marcelo García.

En Humor, dibujos: Govar, Melitón Herrera (Click) y Arturo Kemchs.

Directores de Punto Final han sido Mario Díaz Barrientos (1965-1973) y Manuel Cabieses Donoso (1981-1986, 1989 a la fecha).

Enlaces externos[editar]