Revista Lúpin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Revista Lúpin es una revista de historietas argentina. Su contenido incluye historietas de aventuras con una dosis de humor, aunque su mayor repercusión la logró por su contenido técnico y científico.

Origen[editar]

La Revista Lúpin nace en Buenos Aires, Argentina, con la sociedad de un prócer de la historieta de ese país, Guillermo Divito, y dos de sus compañeros en la revista Rico Tipo, Guillermo Guerrero y Héctor Mario Sidoli. Dicha sociedad se produce a mediados de los años 60 bajo el nombre de "Ediciones G.D.S" (las iniciales del apellido de cada socio) y su primer número sale a la venta en febrero del año 1966. En sus primeros números fue quincenal, pero luego pasó a ser mensual, para dar la posibilidad de seleccionar mejor el material. Al principio se barajaron varios nombres, como los de Aventurietas o Resorte, pero finalmente se decidieron por Lúpin.

Formato y contenido[editar]

La "revistucha", como les gusta llamarla a sus autores, fue cambiando levemente con los años. Sus tapas siempre han sido coloridas, de un papel brillante y de calidad, aunque los últimos años la calidad de dicho papel había bajado considerablemente debido al declive de la publicación. Las páginas interiores, editadas en modesto papel de periódico, eran en blanco y negro. El formato de la revista era apaisado, algo muy popular en las publicaciones argentinas por aquella época (tenían ese formato revistas como Capicúa, Piantadino, Jaimito o Patoruzito). El formato apaisado permitía reducir los costos de impresión: Guerrero y Sídoli dibujaban dos revistas, que se imprimían juntas, una encima de la otra; luego cortaban la hoja horizontalmente por la mitad para obtener los dos ejemplares. El tamaño de la revista disminuyó al menos en tres oportunidades a lo largo de su historia.

El contenido en su interior también varió a través de los años: en sus inicio aparecieron personajes como Herculacho, Johnny Retruenos o Tuerquito y Gasolina, que no pasaron los primeros años; el Gato Juanchi (una de las tiras cómicas breves) apareció después, y en los últimos números, por problemas de autoría a raíz de la desaparición física de Sidoli el 30 de diciembre de 2006, sólo aparecieron personajes de Guerrero, sumándose a los tradicionales de la revista otros aún más viejos como Joe Flip u Oporto-Moscato-Anis.

En las últimas décadas, su interior contenía siete historietas, cinco del tipo de aventuras, de un par de páginas de extensión cada una, y dos tiras cómicas breves. Dichas historias eran las de Lúpin (de Guerrero); Bicho y Gordi (de Tito Sol); Resorte, el ayudante del Profe (de Dol); Saltapones (de Dol); Mosca Kid (de Guerrero); Al Feñique (de Guerrero), y Piedrito y Saurito (de Guerrero); Manija (de Dol) y finalmente la de Purapinta, que junto al Gato Juanchi, componían las dos breves tiras cómicas.

Aunque obviamente sus historietas eran una parte muy importante de la revista, su popularidad se basaba sobre todo en su otra clase de contenidos, formados por planos de aeromodelos para armar (de los que se encargaba Guerrero, gran fan de la aviación), planos de electrónica (a cargo de Sidoli, amante de la electrónica y ex-técnico de la Phillips), ideas para los Boyscouts, y toda clase de ideas útiles, así como por supuesto el rincón de los lectores, llamado "El correo del Pibe Gordi" (del que se encargaba Sidoli), en donde los seguidores de la revista opinaban y se carteaban con los editores.

Los estilos de Guerrero y de Sidoli eran contrapuestos. Guerrero se inscribía en la tradición gráfica de las historietas argentinas, con dibujos semirrealistas de trazo mediano, simple y elegante; el estilo de Sidoli era muy barroco, con trazos finos y con una multitud de detalles y de mensajes escritos en los lugares más insólitos (contra el tabaco, ironías sobre los personajes, sobre las situaciones de la historieta...) que condimentaban la lectura haciéndola más interesante. En particular, en las historietas de Resorte aparecían juntos deliciosos anacronismos (los cascos de los militares argentinos correspondían a los que se usaban en la década del 40, o sea, el casco alemán de la Segunda Guerra Mundial), con expresiones de deseo futurista (una Argentina lanzando cohetes y estaciones orbitales al espacio).

Los nombres de algunos personajes de Guerrero son sumamente sutiles. "Lúpin" es una deformación de "looping", una figura de acrobacia aérea; el personaje Machingan (de Al Feñique) es un inspector de policía en los Estados Unidos de la década del 20; ahora bien, "Machingan" no es sino una transliteración del inglés "Machine gun", o sea, "ametralladora".

Entre sus colaboradores más destacados se encuentran: Juan Luis Barrionuevo, con sus increíbles aeromodelos desde finales de los ´80 a comienzos de los ´90; Carlos Ernesto Frutos, desde inicios de los ´90 hasta el último número, con sus historias para todos los personajes de Guerrero —en donde también aparecía frecuentemente interactuando con dichos personajes—, y sus artículos sobre computación, ecología, astronomía, etc; Jorge "El Polaco" Sysa, y sus notas de camping y recorriendo la Patagonia en los años ´80, y, más recientemente, dedicadas al ciclismo, y el miembro de la "barra de Lúpin" que más apareció en las historietas; Guillermo Viguerie, también durante más de una década, con sus aeromodelos e ideas varias.

Su desaparición[editar]

Después de 42 años ininterrumpidos de publicación, la Lúpin dejó de existir tras el fallecimiento de Sidoli, también conocido como "Dol", "Tito Sol" o "el Dire", por problemas de autoría con sus herederos.

Sus últimos dos números, llevados adelante por Guerrero y Carlos Ernesto Frutos, hicieron posible que se llegara al 499, del mes de abril del 2007. Lamentablemente no pudo llegarse al tan esperado número 500.

Guerrero prosiguió solo con un proyecto que contenía únicamente sus personajes, llamado Revista Pinlu (nombre de uno de los personajes, un aviador primo de Lupin). Con la autoría de Carlos Ernesto Frutos, se incluyó la mega historieta que reunía a todos los personajes de Guerrero y que fuera planificada para el tan ansiado número 500 de Lúpin.

De Pinlu se llegaron a editar 28 revistas, hasta el mes de septiembre del 2009, incluyendo nuevos personajes y nuevas aventuras que, con acuerdo mediante, incluyeron la reaparición de algunas historietas de Sídoli en las últimas ediciones.

Guillermo Guerrero falleció el 25 de junio de 2009.

Ahora, la quimera de todos los lectores y fanáticos de la "Revistucha", es la aparición de una "Lúpin Nº500" que, quien sabe, con el tiempo pueda ser editado como cierre de esta expresión de arte.

Enlaces externos[editar]