Retrato de cardenal (Rafael)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Portrait of a Cardinal, by Raffael, from Prado in Google Earth.jpg
Retrato de cardenal
(Ritratto di cardinale)
Rafael Sanzio, 1510
Óleo sobre tabla • Renacimiento
79 cm × 61 cm
Museo del Prado, Madrid, Flag of Spain.svg España

Retrato de cardenal o El Cardenal, es una de las obras más conocidas del pintor italiano Rafael Sanzio. Es un óleo sobre tabla, pintado hacia el año 1510. Mide 79 cm de alto y 61 cm de ancho. Se conserva en el Museo del Prado de Madrid.

Fue pintado durante el papado de Julio II, cuando Rafael disfrutaba de gran éxito, realizando retratos de los diversos miembros de la curia. La identidad exacta del personaje permanece anónima, aunque se han avanzado diversas hipótesis.

Es un retrato de composición sobria pero muy meditada. El retratado se muestra de medio cuerpo, con sus ropas de cardenal representadas minuciosamente, con gran realismo, en particular la seda de la muceta, con brillos tornasolados. La posición del brazo, como apoyado en el pomo de un sillón que no se ve, da mayor solidez al diseño: el blanco del tejido subraya el rojo de la seda, y la mano avanza hacia el espectador en escorzo, ayudando al efecto de profundidad. El rostro muestra una personalidad reflexiva y reservada, con una gran seguridad en sí mismo; «la mirada resulta un tanto profunda y, a pesar de la dureza que intenta transmitir, posee ciertos rasgos afables».[1] Se detectan retoques en la posición de los ojos; rayos X han desvelado que el cabello era inicialmente más largo y que Rafael lo modificó. El color predominante es el rojo del vestido que destaca sobre fondo oscuro, casi negro. Del mismo color es el birrete del cardenal.

El cuadro representa a un cardenal, seguramente miembro de la corte papal de Julio II. No ha sido identificado con seguridad, a pesar de la numerosas suposiciones de los estudiosos, que han visto en él a Bernardo Dovizi da Bibbiena, Innocenzo Cybo, Francesco Alidosi, Scaramuccia Trivulzio, Alejandro Farnese, Bandinello Sauli, Ippolito d'Este, Silvio Passerini, Antonio Ciocchi, Matthäus Schiner o Luigi d'Aragona. El mismo personaje aparece también en La disputa del Sacramento, del mismo autor.[2] [3]

Este tipo de retrato influyó en artistas posteriores como Tiziano y otros pintores de la escuela veneciana. Muestra notable fuerza psicológica, aunque es ambiguo y ello dificulta interpretar la mirada como astuta o inteligente.

El cuadro fue adquirido por Carlos IV de España cuando aún era príncipe de Asturias, durante una estancia en Roma. Llegó a la colección real española bajo la atribución a Antonio Moro, justificada por la técnica minuciosa, que parecía inusual en Rafael. Posteriormente ingresó en el Museo del Prado.

Referencias[editar]

  1. Museos del Mundo, pág. 145.
  2. Tom Henry: Enciclopedia online del Museo del Prado.
  3. José Rogelio Buendía: El Prado básico: Una visión del museo a través de los estilos, p. 150.
  • Cirlot, L. (dir.), Museo del Prado II, Col. «Museos del Mundo», Tomo 7, Espasa, 2007. ISBN 978-84-674-3810-9, pág. 145
  • Monreal, L., Grandes Museos, Vol. 1, Planeta, 1975. ISBN 84-320-0460-X (obra completa)
  • Olivar, M., Cien obras maestras de la pintura, Biblioteca Básica Salvat, 1971. ISBN 84-345-7215-X

Enlaces externos[editar]