Resolute

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Resolute
Escudo de Resolute
Escudo
Resolute en 1997. Visible a la izquierda está un gran edificio residencial (marrón) diseñado por el arquitecto anglosueco Ralph Erskine, que intentó que la estructura se convirtiera en un espejo que creara un microclima en la comunidad. El esquema nunca se terminó.
Resolute en 1997. Visible a la izquierda está un gran edificio residencial (marrón) diseñado por el arquitecto anglosueco Ralph Erskine, que intentó que la estructura se convirtiera en un espejo que creara un microclima en la comunidad. El esquema nunca se terminó.
País Flag of Canada.svg Canadá
• Territorio Bandera de Nunavut Nunavut
Ubicación 74°41′51″N 94°49′56″O / 74.6975, -94.832222222222Coordenadas: 74°41′51″N 94°49′56″O / 74.6975, -94.832222222222
Población  
• Total (2011 ) 214 hab.
[editar datos en Wikidata]

Resolute (inuktitut: Qausuittuq, a veces Resolute Bay) es un pequeño asentamiento inuit en la Isla Cornwallis, en Nunavut, Canadá. Se encuentra situado en la parte norte de la bahía Resolute siendo parte de la Región Qikiqtaaluk.

Resolute es una de las comunidades más septentrional de Canadá y siendo la segunda (tras Grise Fiord en la Isla Ellesmere (Alert y Eureka no se consideran comunidades, sólo puestos militares y científicos). Además es uno de los lugares habitados más fríos del mundo, con una temperatura media anual de -16.4 °C.[1] Según el censo de 2006, la población es de 229 habitantes, con un aumento del 6,5% con respecto al censo de 2001.[2] Como la mayoría de las comunidades del norte, las carreteras y la mayor parte del terreno son de grava. En 2011, la población era de 214 habitantes.[3]

Fundado en 1947 como sede de un aeródromo y estación meteorológica, recibió el nombre de HMS Resolute. Los esfuerzos para afianzar la soberanía en el ártico y su vida salvaje abundante llevó al gobierno a recolocar a la fuerza a los Inuit que habitaban en el norte de Quebec hacia Resolute en 1955. Habiendo perdido mucho de los propósitos tradicionales, estos inuit dependen en gran medida de las ayudas del gobierno.

Aunque no está tan congestionado como estuvo en su época, en Aeropuerto de Resolute Bay sigue siendo el corazón de la ciudad, sirviendo como aeródromo para la exploración de la región y manteniendo enlaces con Iqaluit y Bahía Cambridge. Existe un hotel y tienda, restaurante, servicio de televisión por cable, Internet, alquiler de motos de nieve y una tienda de regalos en el aeropuerto.

La ciudad tiene tres hoteles - Narwhal Inn, Qausuittuq Inns North y South Camp Inn – que tienen menos de 100 camas cada uno, y varios albergues. Otros servicios incluyen una estación de la Policía Montada de Canadá, una escuela (que imparte clases desde preescolar hasta bachiller) y un gimnasio.

Quien mejor describe la historia de Resolute, es Javier Reverte , en su libro " Mares salvajes "

[4]

Resolute está situado en el sur de la pequeña isla de Cornwallis, frente a la de Griffith, y su nombre en lengua “inuktiut” es Quaasuittuq, apelativo de tintes algo dramáticos, pues significa “el lugar en donde no existe la aurora”. Hace varios cientos de años estuvo poblada, se cree que durante varias décadas, por familias nómadas de cazadores “inuit”. En los siglos siguientes, hasta que en 1947 se establecieron allí una estación meteorológica y un aeropuerto, la isla permaneció deshabitada.

Entre 1953 y 1955, el gobierno canadiense trasladó al lugar, forzosamente, a un puñado de familias “inuit” de la región de Quebec, en un intento de colonizar la zona frente a la presión de la antigua Unión Soviética por hacerse con la soberanía de las regiones del Polo. Hoy, Resolute alberga una población de algo más de doscientos habitantes, en su gran mayoría “inuit”, cuenta con dos hoteles, una escuela en donde se imparten clases desde preescolar hasta bachillerato, un pequeño polideportivo, un cuartel de la Policía Montada del Canadá con dos agentes, un supermercado, una iglesia aunque normalmente se encuentra cerrada, el edificio del gobierno municipal y una estación de correos. Resolute es una de las poblaciones más frías del mundo, con una temperatura media de 16,4 grados bajo cero. El record de frío en la localidad se estableció el 7 de enero de 1966, cuando el termómetro se desplomó hasta los 52,2 grados bajo cero. Su Latitud Norte se establece en los 74º 41’ 51”.

El nombre del lugar tiene un origen muy curioso porque, si es bien cierto que hay numerosos barcos bautizados como ciudades y pueblos, son muy pocas, por no decir que casi ninguna, las poblaciones que le deben su nombre a una nave. Y ese es el caso de Resolute.

En 1850, la Royal Navy británica compró un mercante llamado “Ptarmigan”, de 424 toneladas y 35 metros de eslora, lo alistó como buque de guerra y lo rebautizó con el nombre de “Resolute” (Resuelto). Ese mismo año partió de Londres, con otros cinco buques, en busca de sir John Franklin, perdido en las aguas árticas en 1847 mientras buscaba el Paso del Noroeste. La flotilla no pudo pasar de la entrada del estrecho de Lancaster, debido a los hielos, y regresó a Inglaterra. Cinco años después, el “Resolute”, con otros tres barcos, partió de nuevo en pos de Franklin. La flota se dividió y el “Resolute”, junto con el “Intrepid”, se adentró en el canal de Lancaster hasta las costas de la Isla de Melville, en donde los dos barcos hubieron de detenerse y guarecerse para invernar. El rastreo siguió el verano siguiente, con dos nuevos navios unidos a las batidas, y todos hubieron de invernar de nuevo en el Ártico, en el sureste de la isla de Bathurst, vecina de la isla de Cornwallis, después de intentar en vano atravesar los hielos que cerraban el paso al Atlántico en el estrecho de Lancaster. Al llegar el verano de 1854, el comandante Edward Belcher, jefe de la expedición, decidió abandonar en la isla de Beechey a cuatro de los buques, entre ellos el “Resolute”, y con las tripulaciones a bordo de un solo velero, el “North Star”, emprendió el regreso a Inglaterra. El comandante del “Resolute”, Henry Kellet, intentó salvar su nave, pero Belcher se mostró inflexible. Los 263 hombres de la expedición llegaron a puerto inglés a principios de septiembre. Belcher fue acusado de cobarde por las autoridades de la marina y apartado del servicio.

Un año después, en 1855, un ballenero americano, el “George Henry”, encontró al “Resolute” navegando a la deriva, convertido en una suerte de buque fantasma, en el estrecho de Davis, 1.100 millas al Este del lugar en donde había sido abandonado. Remolcado al puerto de New London, en Conneticut, el gobierno de los Estados Unidos lo compró, lo reparó y lo devolvió a Inglaterra. Y allí, en los muelles de Chatham, quedó atracado hasta su desguace en el año 1879.

Y aquí se produjo una curiosa historia. Al finalizar el desguace, la Reina Victoria ordenó que se construyera con sus maderos de teca una soberbia mesa. Y se la regaló al presidente de los Estados Unidos, por entonces Rutherford B. Hayes. En 1961, el presidente John Kennedy decidó que el elegante mueble se trasladase al despacho oval de la Casa Blanca y esa es la mesa debajo de la cual el pequeño John John aparece en una famosa foto durante el mandato de su padre. Retirada más tarde por uno de los sucesores de Kennedy, Barak Obama la ha recuperado de nuevo para su despacho.

En 1947, al establecerse en el actual emplazamiento de Resolute la estación meteorológica y el aeródromo, se bautizó el lugar con el nombre del histórico barco.

Referencias[editar]

  1. Environment Canada - Canadian Climate Normals
  2. 2006 census
  3. Censo de Canadá de 2011
  4. Mares salvajes, de Javier Reverte, publicado en internet , como avance del libro

Enlaces externos[editar]