Resolución contractual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La resolución contractual o resolución por incumplimiento, también llamada condición resolutoria tácita, es un efecto especial que se produce en los contratos bilaterales, es decir, donde las partes se han obligado recíprocamente, y que consiste en que frente al incumplimiento de una de las partes, nace para la otra el derecho de pedir que se deje sin efecto el contrato reparándosele los perjuicios sufridos.

La resolución contractual tiene como efecto principal la cesación de efectos que emanan de un contrato. Por ello, la resolución es un supuesto de ineficacia. Tal ineficacia es sobrevenida, dado que se produce por causas anómalas que se producen en el devenir de la relación contractual.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Resolución contractual - Derecho Civil: Contratos.». Facultad de Derecho. Consultado el 25 de noviembre de 2012.