Resistencia holandesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La resistencia holandesa[1] fue la lucha de los holandeses por la libertad frente a la ocupación alemana nazi de la Wehrmacht después de la ocupación de los Países Bajos en la Campaña de West, donde las tropas aliadas pidieron la liberación desde el 10 de mayo de 1940 hasta 1945 en la Segunda Guerra Mundial. De este modo pasa con la revuelta de las colonias holandesas de las Indias Orientales Holandesas contra la ocupación de esta colonia por el ejército japonés.

Miembros de la resistencia de Eindhoven de la 326º compañía médica (101º aerotransportada) delante de la catedral de misma ciudad (septiembre de 1944).

Historia[editar]

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, a partir de la guerra y la expansión de la Alemania nazi oficialmente iniciada por la invasión alemana de Polonia el 1 de septiembre de 1939 donde se declaró el Reino de los Países Bajos (como en la Primera Guerra Mundial) su neutralidad con la esperanza de no haber participado en la guerra. Independientemente de los Países Bajos, así como antes de que otro de los dos de hoy en día los países de Bélgica y Luxemburgo declaró la neutralidad atacando tropas de la Wehrmacht durante la campaña occidental, el 10 de mayo de 1940 con el derecho internacional, los tres Estados neutrales en su invasión de Francia con la fuertemente fortificada Línea Maginot viendo cancelada su invasión.

En contraste con la Wehrmacht fuertemente armados con las relativamente pequeñas y bastante débiles fuerzas armadas holandesas (Dutch Nederlandse krijgsmacht) no fueron capaces de la invasión alemana que fue detenida y hecho sólo una resistencia esporádica. El día 14 de mayo sólo había peleas esporádicas, por lo que entre otras cosas ocurrieron en los alrededores de Róterdam. A pesar de que ya existen negociaciones de rescate ordenado el mismo día en que el liderazgo de la Wehrmacht hiciera un ataque aéreo sobre Róterdam, que tuvo lugar inmediatamente después. Aquí, cerca de 800 personas murieron, casi 80.000 se quedaron sin hogar, y gran parte de la ciudad, especialmente el centro histórico de la ciudad fue destruida en gran parte. Inmediatamente después de esta insensato bombardeo por el alemán Luftwaffe fue la entrega de los Países Bajos.

El 18 de mayo de 1940, Adolf Hitler nombró a Arthur Seyss-Inquart Comandante del Reich de la ocupada Holanda donde una de sus ofensas contra el pueblo holandés fue prohibir el color naranja, símbolo de Holanda y el 29 de mayo de 1940 Friedrich Christiansen fue nombrado Comandante de la Wehrmacht. Poco después de la ocupación de los romaníes, judíos y los sinti en Holanda, los alemanes los persiguieron según su ideología racial aria a ambas tres razas para su posterior deportación en campos de concentración donde se crearon o se usaron diferentes instituciones como el campo de tránsito de Amersfoort (1941), el campo de tránsito de Westerbork (1942), el campo de tránsito de Hertogenbosch y la Villa Bouchina (1943) convertida en una nueva construcción para este fin.

Principales actos de la resistencia holandesa[editar]

  • Favoreciendo la Operación Market Garden en septiembre de 1944 (recepción y protección de los soldados estadounidenses y británicos).
  • La huelga en febrero de 1941 en Ámsterdam, considerado el primer acto de resistencia en los Países Bajos (incursiones holandesas en oposición a los judíos).

Referencias[editar]