Representación de Jesús de Nazaret

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen parcial del Sudario de Turín, también llamado Sábana Santa. Algunas personas creen que esta imagen refleja el rostro real de Jesucristo.

Muchas representaciones son iconos cristianos y varias de ellas son del arte medieval. Dichas imágenes presentan características comunes que son universalmente asociadas con Jesús, aunque carecen de evidencia histórica comprobable. Los evangelios no dan una descripción del aspecto físico del personaje en cuestión. Durante la persecución de cristianos en el Imperio romano, el arte cristiano fue ambiguo y las imágenes más antiguas que nos han llegado pertenecen a los siglos III y IV en las paredes de los sepulcros cristianos catacumbas. Es ahí únicamente donde Jesús es representado de dos maneras distintas: viejo barbado con una toga y joven imberbe sosteniendo un vara (símbolo de poder) la cual le sirve para convertir el agua en vino (Jn 2:1-11),Multiplicar los panes y peces (Jn 6:1-14) y para resucitar a Lázaro (Jn 11:1-45). Hace sus milagros de sanaación con el ademán de imposición de manos. El aspecto juvenil y la vara mágica pueden indicar que los cristianos primitivos lo consideraban una especie de mago.[1] [2] Algunos estudiosos sugieren que el Evangelio de Marcos, Evangelio secreto de Marcos y Evangelio de Juan (Evangelio de los Signos), lo muestra como un mago o divinidad.[3] (aparte de él, únicamente el apósotol Pedro es representado también con una vara). Las misteriosas imágenes de "El Buen Pastor" lo representan como un hombre joven, sin barba y con un rebaño son interpretadas como "El Pastor de Hermas".[4] [5]

Las más conocidas representaciones de Jesús son con el pelo largo y gran barba. El egiptólogo John Romer, en sus Siete Maravillas del Mundo, señaló similitud entre esa representación de Jesús y las de Zeus o Júpiter padre de los dioses paganos y protector del Imperio romano. Por una costumbre judía se cree que Jesús tenía barba. Debido a que no hay alguna fuente gráfica o palpable confiable de su aspecto es posible que se hayan basado de testimonios oculares o tradiciones verbales. Por otro lado, las representaciones artísticas se basaron en simples ficciones por lo que no existen retratos de él. Una vez que empezó a ser representado con el pelo largo y con barba, estas imágenes empezaron a ser aceptadas como su aspecto físico original.

Sin embargo, algunas imágenes son aceptadas como su verdadero rostro. Una antigua tradición de Eusebio de Cesarea dice que cuando Jesús lavó su rostro con agua y lo secó con un manto dejó su imagen en dicha tela. Dicho objeto fue enviado al rey Abgar V de Edessa, quien había pedido que Jesús lo sanara de su enfermedad. Dicha imagen es llamada "Mandylion" o "Imagen de Edesa" y aparece históricamente alrededor del año 525. Varias réplicas de esta "imagen no hecha por manos humanas" permanecen en circulación. Hasta el siglo XIX, no era común encontrar impresiones de este ícono en hogares anglicanos. Existe también el Sudario de Turín, que aparece en el año 1353, que se ha especulado que tiene relación con el "Mandylion". El sudario desapareció un tiempo durante las guerras que condujeron a la caída del Imperio bizantino y actualmente se encuentra en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista, en Turín, (Italia). Hoy día, existen dudas en cuanto a la autenticidad del sudario. Íconos de Jesús y María son tradicionalmente aceptados por muchos ortodoxos como pintados originalmente por Lucas el Evangelista.

miniaturadeimagen

Imágenes cristianas de Jesús[editar]

Un asno crucificado. Se cree que es un antiguo grafito anticristiano, dice: "Alexámenos adora a [su] dios"

Los primeros cristianos no representaban a Jesús, sino empleaban símbolos como el Ichthys (pez), el Lábaro (Chi-Rho) y un ancla. Temas comunes fueron sus sanaciones y bautismo (mostrado dentro del agua y con Juan el Bautista derramándole agua en su cabeza). Este tipo de imágenes predominaron en los primeros siglos del arte cristiano.

Cuando el cristianismo salió de las catacumbas y se volvió religión del estado, las imágenes de Jesús comenzaron a tomar más importancia: representado con una toga real y con un halo solar. Permanece el tema de "El Buen Pastor", como se ve en el mosaico arquitectónico de la iglesia de San Cosme y Damiano en Roma, donde los 12 apóstoles también son representados como pastores bajo un Jesús imperial. Desde esa época es como empieza a representarse como el hombre barbado y de pelo largo que nos ha llegado hasta nuestros días.

El estudioso francés Paul Vignon listó 15 similitudes (como el tilaka) entre los íconos de Jesús de esa época (particularmente el Pantocrátor o "Mesías Todopoderoso"), debido a la disponibilidad del Mandylion (dice que es idéntico al Sudario de Turín) por los artistas.

Grafito de Alexámenos[editar]

Se cree que la imagen más antigua referente a Jesús es un grafito realizado entre los siglos I y III hallado en una pared cerca del Monte Palatino en Roma. Aparentemente fue dibujado por un soldado romano como burla a un soldado cristiano, o por un estudiante del Paedagogium como sorna hacia otro estudiante cristiano. Dice en griego "Αλεξαμενοc cεβετε θεον" ("Alexámenos adora a [su] dios") y muestra un hombre rezándole un personaje crucificado con cabeza de asno. La cabeza del asno parece ser un prejuicio romano hacia los judíos, así que la imagen es anti-judía y anticristiana. La mayoría de los estudiosos concuerdan en que la inscripción es una representación irónica contra los cristianos.[6] [7] Algunos estudiosos creen que el dibujo se refiere a Dionisio u otra deidad, aunque en ocasiones un criminal era ejecutado portando un disfraz como entretenimiento para la multitud romana.

Representaciones convencionales[editar]

Estas incluyen:

Representaciones no convencionales[editar]

Artistas modernos se han enfocado a los aspectos de la Encarnación del Jesús histórico y han creado imágenes no convencionales tales como representarlo con rasgos negroides, europeos, mongoloides y también como una mujer.

Jesús en el Islam[editar]

Varios Hadiz citan a Mahoma describiendo a Isa (nombre islámico de Jesús) aparecido en un sueño durante la ascensión del mismo Mahoma al cielo:

"Mientras dormía, me vi en a mi mismo (en un sueño), haciendo Tawaf (circunvalation de la Casade Dios en Makkah). Vi un hombre rubicundo y de pelo lacio, con agua escurriendo de su cabeza, pregunté '¿Quién es?' Contestaron, 'El hijo de Maryam (María)...'" ( Bujari, Muslim)
"Abdullah narró: El profeta dijo...mientras dormía cerca de K'ba en la última noche, vi en mi sueño un hombre de color marrón, el mejor de ellos y con el pelo largo que le caída hasta los hombros. Su pelo era lacio y agua le escurría de la cabeza y tocaba con sus manos los hombros de dos hombres que circunvalaban la Ka'ba, pregunté, '¿Quién es?', me contestaron 'Es Jesús, el hijo de María'" ( Bujari)
"Salim narró a su padre: No, por Alá, el profeta no dijo que Jesús fuera de complexión rubicunda pero dijo, "mientras dormía circunvalando la Ka'ba (en mi sueño), repentinamente vi un hombre de comprexión marrona y pelo lacio caminando entre dos hombres, y agua goteándole de su cabeza. Pregunté, '¿Quién es?' La gente dijo, 'Es el hijo de María.'" { Bujari)
"Abu Huraira narró: El apóstol de Alá dijo, "En la noche de mi ascensión al cielo...vi a Jesús quien tenía estatura promedio y la cara roja como si acabara salir del baño."{ Bujari)

Ejemplos gráficos[editar]

Escultura[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1]New Catholic Encyclopedia: Portraits of the Apostoles
  2. The Two Faces of Jesus by Robin M. Jensen, Bible Review, 17.8, Oct 2002
  3. Jesus, the Magician by Morton Smith, Harper & Row, 1978.
  4. The Two Faces of Jesus by Robin M. Jensen, Bible Review, 17.8, Oct 2002
  5. Understanding Early Christian Art by Robin M. Jensen, Routledge, 2000
  6. Snyder, Graydon F. (1985). Ante Pacem: Archaeological Evidence of Church Life before Constantine (en inglés). Macon, GA (USA): Mercer Univ. Press. pp. 27–28. ISBN 0-86554-147-7. 
  7. Ferguson, Everett (2003). Backgrounds of Early Christianity (en inglés) (3a. edición). Grand Rapids (USA): Eerdmans. pp. 559–561. ISBN 978-0-8028-2221-5. 

Enlaces externos[editar]