Reparto de frenada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cuando se frena en los automóviles, se produce una mayor distribución del peso del coche sobre el eje delantero debido a la altura, a la calzada, al centro de gravedad. Este efecto de distribución no uniforme de carga sobre el eje delantero es mayor cuanto mayor es la deceleración y el centro de gravedad más alto.

Por este motivo, en todos los coches los sistemas de frenado son más potentes en el eje delantero que en el trasero, ya que de lo contrario se desaprovecharía la frenada y al patinar las ruedas traseras se correría el riesgo de sufrir un trompo por poco que se gire. De hecho se suelen diseñar los frenos para que se bloqueen antes en el eje delantero que en el trasero incluso en seco, ya que es más fácil de solucionar un subviraje que un sobreviraje.

Para mejorar aún más la frenada, en vehículos de competición se usan repartidores de frenada manuales, ya que el reparto de frenada ideal no es siempre el mismo, por ejemplo, en mojado y seco, puesto que la deceleración es diferente y con ella el reparto de peso sobre los ejes.

Para obtener el reparto de frenada ideal en coches de calle, sin tener que seleccionarlo manualmente, se han desarrollado los sistemas electrónicos EBV y EBD en conjunción con el ABS.

Motos y bicicletas[editar]

En el caso de frenadas de motos y bicicletas, la rueda delantera recibe un par considerable originado por el peso del vehículo. Este par tiende a elevar la rueda trasera y reducir su agarre a la calzada. Puede incluso despegarla totalmente del suelo. Por este motivo, hay que repartir parte de la frenada a la rueda trasera, aunque la delantera pueda soportar toda la carga de la frenada sin acercarse al límite del derrape.

También hay sistemas que hacen girar el freno delantero en sentido contrario al de la rueda y convierte el par de la frenada en una ayuda en vez de en un problema. Este sistema además tiene otros efectos giroscópicos que hacen la moto más ágil en giros.

Las bicicletas con respaldo para el conductor mitigan mucho el levantamiento de la rueda posterior y frenan mucho mejor que las que no lo tienen.

Véase también[editar]

Distancia de frenada