República de Génova

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «República de Genova»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Serenissima Repubblica di Genova
Serenísima República de Génova

Flag of None.svg

1005-1797

Flag of Genoa.svg

Bandera de

Bandera

Ubicación de
Expansión de la República de Génova en el Mediterráneo (Codex Latinus Parisinus, 1395).
Capital Génova
Idioma principal Ligur, latín e italiano
Religión Iglesia Católica
Gobierno República
Historia
 • Establecido 1005
 • Disolución 1797

La Serenísima República de Génova fue un estado independiente creado por la ciudad costera de Génova en 1096, situado en Liguria, en la costa noroccidental de Italia que se mantuvo como estado independiente entre los siglos XI y finales del XVIII. Las tropas de Napoleón Bonaparte establecieron luego la República ligur. Finalmente acabó siendo anexionada por el Reino de Cerdeña, que acabó creando el Reino de Italia. Junto a Amalfi, Venecia y Pisa era una de las cuatro repúblicas marítimas.

Gobierno[editar]

Estuvo gobernada desde la Edad Media por Cónsules, Podestás o Capitanes del pueblo. En el siglo XVI cambió su gobierno por un sistema de tipo oligárquico. Andrea Doria consiguió poner de acuerdo a las 250 familias más poderosas de la República. Estas familias tuvieron la misión de elegir el Consejo Mayor (Maggior Consiglio), que cada dos años elegía a los dogos que representaban a la República.

Génova fue un estado con vocación, claramente marítima y comercial, siendo un estado débil y dependiente de injerencias extranjeras en el plano político y militar. La vida política de Génova estuvo dominada por varias familias sin que el estado tuviera un papel principal como en otros estados. Pese a que los principales logros fueron económicos también consiguió una expansión territorial por el Mediterráneo y el Mar Negro, aunque la mayoría de las veces se trataba tan sólo de establecimientos puramente comerciales.

La antigua República de Génova, tuvo en sus ocho siglos de existencia diversas formas de gobierno. Su máximo esplendor fue durante el siglo XVI, conocido como El siglo de los genoveses.En esos años muchos genoveses se trasladaron a España, donde financiaron el creciente imperio español.[1]

Subdividiendo la época histórica de la República de Génova en cinco periodos diferentes serían los siguientes: una primera República, llamada de los Cónsules; una segunda, de los Podestás; una tercera, de los Capitanes del Pueblo; una cuarta, de los dogos perpetuos; una quinta, de los dogos elegidos con mandato bienal.

La república consular fue, sustancialmente, democrática, mientras la de los podestás y la de los capitanes del pueblo restauraron con violencia la relación, con frecuencia conflictiva, entre autoridad y libertad; los dogos perpetuos por su parte se proclamaron populares, quizás porque apartaron a la oligarquía; por último la quinta república fue institucionalmente aristocrática.

Inicios[editar]

En el año 958 los reyes de Italia Berengario II y Adalberto II otorgaron a Génova ciertos privilegios, los primeros que recibía un municipio italiano. Estos privilegios marcan un inicio de independencia de la ciudad dentro del Reino de Italia y se podría considerar como inicio de la República Genovesa. Entre los privilegios concedidos estaban la inmunidad del territorio de la ciudad, así como las posesiones de sus habitantes, con lo que a partir de entonces los representantes de la monarquía tenían prohibida la entrada en las casas de los habitantes de la ciudad o exigirles alojamiento o manutención durante sus visitas oficiales. Finalmente se constituyó en comuna independiente a finales del siglo XI o principios del XII.

Las invasiones árabes provocaron una declinación del comercio en todas las ciudades comprendidas en el arco costero entre Barcelona y Roma. Tras la expansión árabe, Génova tuvo que limitar sus intercambios comerciales a los que se podían lograr con la navegación costera.

Relaciones con Pisa[editar]

Territorio genovés en el Mediterráneo oriental (1450).

Córcega y Cerdeña[editar]

Pisa y Génova, ambas ciudades comerciales, aunque en aquel tiempo sin llegar a comerciar con lugares lejanos, ansiaban el control de la islas de Córcega y Cerdeña que estaban en poder de los musulmanes. Aunque rivales, ambas ciudades se aliaron en 1016 para atacar ambas islas, lo que propició una expansión rápida del comercio de ambas ciudades.

Competencia[editar]

La alianza con Pisa se volvió a producir en 1087, año en el que ambas ciudades toman y saquean Mahdya, apoderándose de abundante botín. En la primera mitad del siglo XII, Pisa es la primera potencia económica y comercial del Mediterráneo Occidental, pero durante el resto de siglo Génova culminará con éxito una serie de empresas con las que pasará a desbancar a su rival. Así, durante la primera década del siglo consigue, mediante expediciones exitosas, barrios en las ciudades de Tortosa, Acre, Gibelot, Trípoli, Sidón, Beirut y Mamistra y realiza incursiones a Bugía (1136), Almería (1146) y Turtusha (actual Tortosa) en 1148. Ya en 1155 consigue un barrio en la ciudad de Constantinopla, donde lo habían conseguido con anterioridad los mercaderes de Venecia y Pisa.

El final[editar]

La institución de los dogos se mantuvo con algunas reformas, hasta la conquista por parte de Napoleón Bonaparte en 1797, que conquistó casi todo el territorio ligur implantando la República Ligur y haciendo que pasara a depender del Imperio Francés desde 1805.

Tras la caída de Napoleón I en 1815, el Congreso de Viena estableció la anexión de la República Ligur, y por lo tanto de la Liguria al Reino de Cerdeña, que gobernaba la casa real de los Saboya. De este modo terminaron casi mil años de gobierno autónomo republicano.

Notas[editar]

  1. Genoveses en Granada y España

Bibliografía[editar]

  • Jan Dhondt. La Alta Edad Media. Historia Universal siglo veintiuno. Vol. 10. Siglo XXI de España Editores S.A. 1971
  • Jacques Le Goff. La Baja Edad Media. Historia Universal siglo veintiuno. Vol. 11. Siglo XXI de España Editores S.A. 1971