República de Connaught

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Provisional Government of the Province of Connacht
Rialtas Sealadach Chúige Connachta
República de Connaught

Estado satélite de la I República Francesa

St Patrick's saltire.svg

1798

St Patrick's saltire.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de
La mayor parte del Connacht de hoy estaba bajo el poder de la república.
Capital Castlebar
53°51′N 09°17′O / 53.850, -9.283
Religión Católica romana
Gobierno República
Presidente
 • 1798 John Moore
Período histórico Rebelión irlandesa de 1798
 • Batalla de Castlebar

27 de agosto de 1798

 • Establecida 1798
 • Batalla de Ballinamuck 8 de septiembre de 1798

La República de Connaught (oficialmente en inglés: Provisional Government of the Province of Connacht, en irlandés: Rialtas Sealadach Chúige Connachta) y muchas veces denominada simplemente como República Irlandesa, fue una república irlandesa independiente del Gobierno británico creada gracias a la ayuda militar francesa durante la rebelión irlandesa de 1798.

Su gobierno tuvo una existencia muy breve, dada la escasa vida del nuevo estado y la situación de guerra; Por ello, se desconoce si llegó a ser reconocida por la República Francesa como "república hermana". Sus fronteras cambiaron rápidamente antes de la derrota final, correspondiendo aproximadamente con el territorio de la actual provincia irlandesa de Connacht.

Historia[editar]

La república fue proclamada después de la victoria de francoirlandesa en la Batalla de Castlebar (27 de agosto de 1798) bajo dirección de general francés Jean Joseph Amable Humbert, que nombró presidente al irlandés John Moore. Sus fronteras cambiaron rápidamente antes de la derrota final, correspondiendo aproximadamente con el territorio de la actual provincia irlandesa de Connacht. Por su parte, la capital se situó en Castlebar.

Aunque la victoria sobre los ingleses fue espectacular, el ejército francoirlandés perdió a cerca de 150 hombres, la gran mayoría durante los bombardeos iniciales. Los Británicos sufrieron sobre 350 bajas, de las cuales 80 corresponden a fallecidos y el resto a heridos o capturados, incluyendo quizás 150 desertores que se pasaron al bando rebelde. Después de la victoria, miles de voluntarios se unieron al ejército francés, que pidió refuerzos a Francia.

Sin embargo, tras la derrota final en la batalla de Ballinamuck frente a las tropas británicas del Marqués de Cornwallis la República dejó de existir y el territorio fue reintegrado en el Reino de Irlanda. Este, acabaría incorporándose al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda a través del Acta de Unión de 1801.

Véase también[editar]