República de Natal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «República Natalia»)
Saltar a: navegación, búsqueda
República de Natal

Bandera

1839-1843

BlueEnsignNatal.png

Bandera de Natal

Bandera

Lema nacional: Sin datos
Himno nacional: Sin datos
Ubicación de Natal
Capital Pietermaritzburg
Idioma oficial Neerlandés, Zulú, Inglés
Gobierno República
Primer Ministro
 • 1838-1843 Andries Pretorius
Período histórico Gran Trek
 • Establecido 1839
 • Fundación 12 de octubre de 1839
 • Alianza con Zulu Enero de 1840
 • Anexión al Reino Unido 12 de mayo de 1843
 • Disolución 1843

La República de Natal (Republiek Natalia en afrikaans) fue una república bóer de corta duración, establecida en 1839 por los voortrekkers de lengua afrikáans poco después de la famosa Batalla del Río Sangriento. La república estaba situada en la costa del Océano Índico más allá del Cabo Oriental, y fue previamente llamada Natal por marinos portugueses. La república fue conquistada y anexada por el Reino Unido en 1843. Los británicos eran contrarios a lo que veían como súbditos saliendo de su autoridad y emigrando a tierras más allá de su control. Después de la anexión británica de la República de Natal, la mayoría de los bóers voortrekker emigraron al norte a Transorangia, después conocida como el Estado Libre de Orange, y al Transvaal.

Historia[editar]

Inmediatamente anterior a la República de Natal[editar]

Los primeros emigrantes bóers en entrar a la comarca fueron conducidos por Pieter Retief (c. 1780-1838), un descendiente Hugonote y de marcada capacidad, quién había vivido antes en la frontera oriental de la Colonia del Cabo y había sufrido severamente en las guerras coloniales. Pasando por las regiones altas casi desiertas Retief llegó a la bahía en octubre de 1837. Fue de allí al poblado (kraal) de Dingane, el rey zulú, con el objeto de asegurar una cesión formal del territorio a los granjeros holandeses.

Dingane consintió a condición de que los bóers recuperaran para él cierto ganado robado por otro jefe; esta tarea fue llevada a cabo por Retief, y con la ayuda del Rev. F. Owen, un misionero que entonces vivía en el kraal de Dingane, se hizo una escritura de cesión preparada en inglés y firmada por Dingane y Retief el 4 de febrero de 1838. Dos días después de la firma Retief y todo su grupo, unos 66 blancos, además de criados hotentotes, fueron traicioneramente asesinados por órdenes de Dingane. El rey zulú entonces mandó que sus impis mataran a todos los bóers que habían entrado a Natal. Las fuerzas zulús cruzaron el Río Tugela ese mismo día, y los grupos más avanzados de los bóers fueron masacrados, muchos en un punto cerca donde la ciudad de Weenen hoy en pie, su nombre (que significa llorar o llanto) es en conmemoración del acontecimiento. Otros de los granjeros de prisa se formaron en círculo de carretas y fueron capaces de rechazar los ataques zulús; los atacantes sufrieron serias pérdidas en una lucha cerca al Río del Bosquimano. Sin embargo, en una semana desde el asesinato de Retief, 600 bóers - hombres, mujeres y niños - habían sido muertos por los zulús.

Los pobladores británicos de la bahía, habiendo oído del ataque contra los bóers, decidieron efectuar una distracción en su favor, y aproximadamente 20 hombres bajo las órdenes de R. Biggar y seguidos por 700 zulús amistosos cruzaron el Tugela cerca de su desembocadura. En una lucha desesperada (el 17 de abril) con una fuerte fuerza enemiga los británicos fueron aplastados y sólo cuatro europeos escaparon a la bahía. Perseguidos por los zulús, obligaron a todos los habitantes sobreviventes de Durban durante un tiempo a refugiarse en un barco entonces en el puerto. Después de que los zulús se retiraran, menos de una docena de británicos volvió para vivir en el puerto; los misioneros, los cazadores y otros comerciantes volvieron al Cabo. Mientras tanto los bóers, que habían repelido los ataques zulús contra sus laagers (formaciones de carretas), se habían unido a otros de los Drakensberg, y aproximadamente 400 hombres bajo Hendrik Potgieter y Piet Uys avanzaron para atacar a Dingane. El 11 de abril, sin embargo, cayeron en una trampa puesta por los zulús que con dificultad cortaron su salida. Entre ellos fueron muertos Piet Uys y su hijo Dirk, de 15 años, quién había cabalgado a su lado.

La Batalla del Río Sangriento[editar]

Los granjeros bóer estaban ahora en una situación grave, pero hacia el final del año recibieron refuerzos, y en diciembre se dispusieron 460 hombres bajo el General bóer Andries Pretorius para vengarse en los zulús. El domingo 16 de diciembre, mientras formaban en círculo de carretas cerca del río Umslatos, fueron atacados por más de 10.000 zulús. Los bóers tenían armas de fuego, los zulús sólo sus assegais, y después de una lucha de tres horas los zulús fueron totalmente derrotados, perdiendo a miles mientras los granjeros no sufrieron ninguna baja.

Los británicos en Puerto Natal (hoy Durban)[editar]

Volviendo el sur, Pretorius y sus comandos fueron sorprendidos al enterarse que Puerto Natal había sido ocupado el 4 de diciembre por un destacamento del 72nd Higlanders enviados allí desde Colonia de Cabo. Los granjeros emigrantes emitieron en mayo de 1838, con el asentimiento de los pocos británicos restantes en el Puerto Natal, una proclama tomando posesión del puerto. Esto fue seguido de una intimación del gobernador del Cabo (Major General Sir George Napier) invitando a los emigrantes a volver a la colonia, y declarando que tomaría la posesión militar del puerto en cuanto lo deseara. El gobierno británico aún con la ocupaciñon del puerto no tenía ninguna intención de hacer de Natal una colonia británica, pero deseaba impedirle a los bóers establecer una república independiente sobre la costa con un puerto por el cual se pudiera lograr el acceso al interior. Después de permanecer en el puerto sólo un año los Highlanders fueron retirados durante la Nochebuena 1839.

La República de Puerto Natal y las comarcas aledañas[editar]

Mientras tanto los Bóers habían fundado Pietermaritzburg, en honor a sus líderes muertos Piet Retief y Gerhard Maritz, y la habían hecho su capital y el asiento de su Volksraad (Congreso). En tanto los Bóers habían derrotado a los zulús en una batalla, no los conquistaron o sojuzgaron, ya que ellos siguieron existiendo como un grupo distinto con su propia organización dentro de su propio territorio al norte y este en la región conocida como Zululandia. Rindieron su poder absolutamente a Natal, por un tiempo, hasta que se unieron con Mpande, el hermanastro de Dingane, en un ataque contra el rey zulú. Dingane fue completamente derrotado y poco después falleció, Mpande se hizo rey en su lugar por el favor de los Bóers. Una alianza de los Bóer con Mpande, el nuevo Rey zulú, mantuvo la paz entre los Bóers y zulús, y permitió la creación y la estabilidad de la República Natalia.

Hasta ese tiempo, los asuntos de la comunidad Bóer habían sido manejados con prudencia y sagacidad y podrían haber establecido un estado duradero. Pero su impaciencia en la administración, reflejada en la forma de gobierno adoptada, condujo a consecuencias desastrosas. El poder legislativo fue concedido, nominalmente, al Volksraad (compuesto por veinticuatro miembros), mientras el presidente y el ejecutivo fueron cambiados cada tres meses. Pero siempre que cualquier medida de importancia debiera ser decidida se llamaba a una reunión het publiek, es decir de todos quienes decidieran asistir, para sancionar o rechazar la decisión. "El resultado," dice Theal, "era la anarquía completa. Las decisiones de un día eran con frecuencia revertidas al siguiente, y cada uno se sintió libre de desobedecer cualquier ley que él no aprobó.... La opinión pública de la hora en cada sección de la comunidad era la única fuerza en la tierra" (Historia de Sudáfrica 1834 - 1854, capítulo XLIV). Mientras tal era la situación doméstica durante el período de autogobierno, los colonizadores guardaban grandes perspectivas territoriales. Ellos estaban en relajada alianza con y en cuasi supremacía sobre las comunidades Bóer que habían dejado el Cabo y se habían establecido en Winburg y Potchefstroom. Ellos se habían declarado un estado libre e independiente bajo el título de la "República de Puerto Natal y las comarcas aledañas" y buscaron (septiembre de 1840) de Sir George Napier en el Cabo un reconocimiento de su independencia por Gran Bretaña.

Sir George, sin instrucciones definidas de Inglaterra, no podía dar ninguna respuesta decisiva, pero estuvo amistosamente dispuesto a los granjeros de Natal. Este sentimiento fue, sin embargo, cambió por lo que Sir George (y muchos holandeses en Natal también) pensaron fue un ataque deliberado e injustificable (diciembre de 1840) a una tribu de Kaffirs en el del sur de Colonia de Cabo, frontera por un comando bajo Andries Pretorius, que salieron, nominalmente, a recuperar ganado robado. Habiendo recibido con mucho detalle una intimación de Londres que la reina "no podía reconocer la independencia de sus propios súbditos, pero que el comercio de los granjeros emigrantes sería considerado en el mismo pie que el de cualquier otro establecimiento británico", recibirían una fuerza militar para excluir la interferencia de la comúnmente llamada República Natalia o Natal de la posesión por cualquier otro poder europeo. Sir George comunicó esta decisión al Volksraad en septiembre de 1841.

La influencia británica[editar]

Conforme al arreglo propuesto los bóers pudieron haber asegurado fácilmente las ventajas del autogobierno, sujeto a un reconocimiento de la supremacía británica, junto con los beneficios de la protección militar, ya que el gobierno británico estaba entonces muy poco dispuesto a ampliar sus responsabilidades coloniales. Los bóers, sin embargo, se ofendieron fuertemente por la aseveración británica que ellos no podían dejar la nacionalidad británica, tampoco estuvieron preparados para ver más allá de los límites de cualquier posesión británica reconocida, su único puerto ocupado por tropas británicas, y rechazaron las proposiciones de Napier. Napier, por lo tanto, el 2 de diciembre de 1841, publicó una proclama en la cual declaró que dado que los granjeros emigrantes rechazaban ser tratados como súbditos británicos y ante su actitud hacia las tribus Kaffir, tenía la intención de reanudar la ocupación militar del Puerto Natal.

Esta proclama fue contestada en un acta larguísima, datada el 21 de febrero de 1842, preparada por J. N. Boshof (después presidente del Estado Libre de Orange), por lejos el holandés más calificado que se haya instalado en Natal. En esta acta los granjeros atribuyeron todos sus problemas a una causa, a saber, la ausencia de un gobierno representativo, que había sido repetidamente peticionado por ellos cuando todavía vivían en la Colonia de Cabo y a menudo negado o retrasado, y concluían protestando contra la ocupación de cualquier parte de su territorio por tropas británicas. Un incidente que pasó inmediatamente después de estos acontecimientos animó enormemente a los bóers a persistir en su oposición a Gran Bretaña.

En marzo de 1842 un buque holandés enviado por G. G. Ohrig, un comerciante de Ámsterdam que simpatizaba cálidamente con la causa de los granjeros emigrantes, alcanzó Puerto Natal, y su sobrecargo, J. A. Smellekamp (un hombre que posteriormente jugó una rol en la temprana historia del Transvaal y del Estado Libre de Orange), concluyó un tratado con el Volksraad asegurándoles la protección de Holanda. Los bóers de Natal creyeron que los Países Bajos eran una de las grandes potencias de Europa, y fueron firmemente persuadidos de que su gobierno les ayudaría en la resistencia a Inglaterra.

El gobierno británico estaba todavía indeciso en cuanto a su política hacia Natal. En el abril de 1842 Lord Stanley (después 14º conde de Derby), entonces secretario para las colonias en la segunda Administración de Peel, escribió a Sir George Napier que el establecimiento de una colonia en Natal no sería visto con mucho favor, pero al mismo tiempo declaró que las pretensiones de los emigrantes de ser considerados como una comunidad independiente no podían ser admitidas. Varias medidas fueron propuestas que pudieron haber agravado la situación. Finalmente, por deferencia a las fuertes opiniones impulsadas por Sir George Napier, Lord Stanley, en un despacho del 13 de diciembre, recibido en Ciudad del Cabo el 23 de abril de 1843, consintió en hacer de Natal una colonia británica.

Las instituciones adoptadas debían ser en lo que posible de acuerdo con los deseos de las personas, pero era una condición fundamental "que no debería haber en la ley ningún diferencia o descalificación en absoluto, fundada en la mera diferencia de color, origen, lengua o credo." Sir George entonces designó a Henry Cloete (un hermano de Coronel Cloete) como enviado especial para explicar al Volksraad de Natal la decisión del gobierno. Había un numeroso partido de bóers de Natal que todavía se oponían fuertemente a los británicos, y fueron reforzados por numerosos grupos de bóers que vinieron de los Drakensberg desde Winburg y Potchefstroom.

El comandante Jan Mocke de Winburg (quién había ayudado a sitiar al Capitán Smith en Durban) y otros del 'partido de guerra' intentaron inducir el Volksraad a no rendirse, y se formuló un plan para asesinar Pretorius, Boshof y otros líderes, que estaban convencidos que la única posibilidad de terminar con el estado de anarquía completa en la cual el país había caído era aceptando la soberanía británica. En estas circunstancias la tarea de Henry Cloete era de gran dificultad y delicadeza. Se comportó con sumo tacto y se deshizo de los ciudadano de Winburg y Potchefstroom declarando que él recomendaría a los Drakensberg como el límite del norte de Natal. El 8 de agosto de 1843 el Volksraad de Natal unánimemente concordó con los términos propuestos por Lord Stanley. Muchos de los bóers que no reconocerían el dominio británico emigraron una vez más hacia las montañas en lo que sería el Estado Libre de Orange y el Transvaal. Al final de 1843 no había más de 500 familias holandesas residiendo en Natal.

Cloete, antes de volver al Cabo, visitó a Mpande y obtuvo de él una valiosa concesión. Hasta ese momento el Río Tugela desde su fuente a su desembocadura había sido la frontera reconocida entre Natal y Zululandia. Mpande dio a Natal todo el territorio comprendido entre los ríos Búfalo y Tugela, que ahora formar el condado del Río Klip.

Período posterior[editar]

Proclamada la Colonia de Natal británica en 1843, se hizo parte de la Colonia del Cabo en 1844. Sin embargo, hacia fines de 1845 una efectiva administración fue instalada con Martin West como teniente gobernador con lo que el poder del Volksraad finalmente vio su final. Después de la Guerra Anglo-Zulú de 1879 en la que los británicos derrotaron al ejército zulú, Zululandia fue anexado a Natal en 1893. Se convirtió en una de las cuatro provincias fundacionales de la Unión de Sudáfrica, y es ahora el KwaZulu-Natal. Esta provincia es todavía casa de la nación zulú, pero también tiene una gran población india, así como una población de descendientes de los bóer blancos del norte y de los descendientes de los pobladores británicos principalmente en las ciudades.

Véase también[editar]