Remodelación de Berlín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Karte2 Spreebogen.JPG

Complejo Parlamentario, Cancillería y Estación Central.
Rtwinter.jpg
Reichstag
Berlin - Spreebogen - bridges.jpg
Puente sobre el río Spree uniendo los edificios Löbe y Lüders
Kanzler21a.jpg
Cancillería federal
Adlon-im-bau.jpg
Plaza de París en 1995
Berlin Akademie der Kuenste.jpg
Academia de las Artes
Deutsches Historisches Museum.JPG
Museo de Historia Alemana
Kommandantenhaus4.jpg
Alte Kommandantur
Berlin Stadtschloss 1.jpg
Palacio Real
Karte berlin museumsinsel.png
Plano con la Isla de los Museos (en rojo), el Palacio de la República y la Alexanderplatz
Berlin Olympiastadion nach Umbau.jpg
Estadio Olímpico
Berlin Hauptbahnhof 1.jpg
Estación Central
La chapelle de la Réconciliation (Centre d'information du Mur, Berlin).jpg
Capilla de la Reconciliación

La remodelación de Berlín iniciada tras la reunificación alemana en 1990, ha hecho de la ciudad un gran terreno en obra. Las grúas dominan el paisaje y muchos edificios han sido renovados. Ello se debe a la división sufrida por la ciudad durante cuatro décadas después de que estuvo ocupada por los ejércitos que derrotaron a la Alemania Nazi en 1945 al final de la Segunda Guerra Mundial. El grado de destrucción de la ciudad alcanzó el 50%.[1] El muro de Berlín que dividía la ciudad y la separaba del resto de la República Democrática Alemana (RDA) dejó una franja no urbanizada donde se adelanta la intervención urbanística y arquitectónica más ambiciosa.

Capital federal[editar]

Tras la decisión de trasladar la capital federal de Bonn a Berlín, se iniciaron diversos proyectos para la construcción de nuevos edificios para acoger las sedes de las principales instituciones del país. La obra más emblemática fue la remodelación completa de interior del histórico edificio del Reichstag así como la restauración de su fachada y la construcción de una cúpula con nuevo diseño moderno, marcadamente diferente a la original. El edificio cuenta con un salón principal de 30 m de alto, transparente y funcional. Desde la Plaza de la República se observa la puerta oeste del edificio. Ésta es la entrada para los visitantes, que en caso de no estar inscritos, llegan directamente a la terraza que ofrece una panorámica sobre los edificios vecinos y acceso a la cúpula. Tras las paredes de vidrio se encuentra el salón oeste desde donde se puede ver el hemiciclo.

Cerca de allí, en el costado norte se levantaron tres edificios complementarios, que completan lo que se conoce como complejo parlamentario. Entre ellos el edificio Paul Löbe acoge las salas de deliberaciones y los despachos de los diputados. Su restaurante da sobre el Spree. El otro edificio, el Jakob Kaiser acoge el palacio histórico del presidente del Reichstag, los servicios parlamentarios y el despacho del Bundestag. Por último esta el edificio Marie-Elisabeth Lüders que se levanta en la ribera este del Spree, alineado con el edificio Paul Löbe al que está unido por un puente peatonal. Su rotonda alberga la sala de la comisión de asuntos relativos a la Unión Europea (UE). Este edificio acoge la nueva biblioteca del Parlamento, una de las mayores del mundo.

Un corredor subterráneo une al Paul Löbe, el Reichstag y el Jakob Kaiser.

Frente al edificio Paul Löbe el arquitecto Axel Schultes diseñó el edificio de siete pisos edificio de la cancillería federal inaugurado en 2001. La oficina del jefe del gobierno de 140  tiene visión directa hacia el Parlamento. Sobre un terreno de 70.000 m alberga 400 oficinas y amplios espacios verdes.

De la Puerta de Brandeburgo a la Alexanderplatz[editar]

Algunos metros en dirección sureste del Reichstag se encuentra la Puerta de Brandeburgo con su cuadriga, icono de la ciudad. A partir de allí se marca un eje que se extiende entre la plaza de París y la Alexanderplatz, donde se ha desarrollado la construcción de varios edificios destacados. Sobre la plaza de París, lugar emblemático de la historia berlinesa destaca la embajada de Francia, reconstruida en el mismo lote (ampliado) que ocupa desde que en 1860, Napoleón III comprase un edificio que acogería la representación diplomática de Francia. La construcción fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y el terreno se mantuvo desocupado hasta que en los años 90, Francia inicia la construcción de su nueva embajada obra de Christian de Portzamparc, fue inaugurada en 2003 con motivo del cuarenta aniversario del Tratado del Elysée.

Al otro lado de la plaza está la Academia de las Artes de Berlín, inaugurada en mayo de 2005. De esta forma la institución regresó a su emplazamiento histórico. Con un coste aproximado de 60 millones de euros, el diseño del edificio estuvo a cargo del arquitecto Günter Behnisch (responsable de la construcción del Estadio Olímpico de Múnich, en 1972).

Justo al lado de la Academia, está el Hotel Adlon, inaugurado en 1904, este hotel se convirtió en uno de los más reputados de la ciudad, aunque sobrevivió en buenas condiciones a la Segunda Guerra Mundial, fue demolido en 1984. El nuevo edificio fue terminado en 1997 conservando el diseño original de las fachadas.

Siguiendo por la avenida Unter den Linden, se encuentran importantes edificios que han sido restaurados, como el Museo de Historia Alemana donde se proclamó la Declaración de Berlín en 2007 y otros edificios han sido reconstruidos desde cero como el Kommandantenhaus (Alte Kommandantur) sede no principal del grupo Bertelsmann (Lycos Europe, BMG y otras) inaugurado en 2005.[2] Frente a este edificio se planea reconstruir la Academia de arquitectura de Berlín, obra maestra de Friedrich Schinkel quien diseñó casi todo los edificios importantes de la primera mitad del siglo XIX en Berlín.[3]

Al otro lado del río la avenida pasa a llamarse Karl-Liebknecht-Straße y nos conduce a la isla en cuyo costado sur se espera que para el año 2015 se vuelva a construir el Palacio Real de la Dinastía Hohenzollern (en alemán Berliner Stadtschloss) que se levantaba en esta ciudad y que fue destruido en 1950, siendo reemplazado en los años 1970 por el Palacio de la República, cuya demolición se inició en 2006.

Este proyecto contempla la creación del "Humboldt Forum", un hotel de lujo, salas para exposiciones temporales de los museos de Berlín y una estación de metro en el interior de nuevo edificio, cuyas fachadas serán una copia exacta de las originales.[4] La canciller Angela Merkel, así como su antecesor Gerhard Schröder son partidarios del proyecto.

El coste total de la obra se calcula entre 500 y 800 millones de euros. De esta cifra 80 millones corresponden al coste de la fachada que será financiada a través de donativos de particulares. Cada donante adquirirá el derecho a que una piedra de la construcción lleve inscrito su nombre. Esta parte de la obra será realizada utilizando las mismas técnicas que se emplearón en la construcción original.[5] [6]

En el costado norte de la isla, la reunificación alemana abrió la oportunidad de unir las colecciones que habían sido divididas entre el este y el oeste. Así el plan maestro para la remodelación de la Isla de los Museos (Museumsinsel) influyó para que ésta fuese incluida en la lista de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad en 1999.

El plan trata los cinco edificios históricos como una sola unidad mientras que respeta su autonomía arquitectónica. La Museumsinsel tiene un área de casi un kilómetro cuadrado. Los museos arqueológicos serán conectados el uno con el otro de manera subterránea.

Cada edificio, que también tiene su propia entrada, ofrecerá a visitantes individuales un encuentro directo con sus colecciones. Una nueva galería, que constituirá la entrada principal a los museos, dará la bienvenida a los visitantes así como al circuito principal y ofrecerá funciones centrales del servicio tales como cafés, una tienda del museo, una sala para los medios de comunicación, un auditorio y salas para exposiciones temporales.[7]

Varios edificios de la isla fueron reconstruidos por el gobierno comunista a partir de la década de 1950. Dentro de este grupo de museos, la Antigua Galería Nacional de Berlín reabrió en 2001 tras una renovación iniciada en 1997, con un coste de más de 50 millones de euros.[8]

El Museo Bode abrió nuevamente sus puertas tras años de restauración mostrando sus colecciones de escultura y su gabinete de numismática. El coste de la operación y la restauración de las colecciones ascendió a más de 160 millones de euros. Como resultado de la remodelación, ningún otro edificio del mundo tiene tanto espacio para mostrar su colección escultórica.[9]

El actual proceso de restauraciones de los museos de la isla deberá concluir antes de 2010.

Dejando la isla en dirección oriente se encuentra el AquaDom, inaugurado en 2004, que es el mayor acuario del mundo integrado en un hotel y constituyendo un arrecife de coral. Es un gigantesco cilindro de cristal transparente de 25 m de altura que domina con su gran volumen todo el interior del inmueble. En su interior, 2.500 exóticos y coloridos peces tropicales nadan en un millón de litros de agua salada. Es posible ascender hasta la parte superior del ciclópeo acuario a través de un ascensor instalado el el centro del cilindro.

A escasos metros de allí se encuentra la Alexanderplatz, que es objeto de una profunda remodelación orientada a reducir su área. Una de las obras más relevantes es la construcción del Alexa Einkaufszentrum, el centro comercial más grande del país inaugurado en septiembre de 2007.[10]

Plazas de Leipzig y Potsdam[editar]

Este sector fue el escenario más de moda e internacional durante los años 20. La Potsdamer Platz quedó totalmente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, ha terminado su resurgimiento en 2004. Su reconstrucción ha sido uno de los mayores proyectos arquitectónicos del mundo en el que participaron arquitectos de la talla de Renzo Piano, Rafael Moneo y Arata Isozaki. Se ha construido el Beisheim Center, un complejo de oficinas y apartamentos bautizado así en honor a Otto Beisheim. La inauguración del Hotel Ritz-Carlton (2004) -una de sus piezas centrales- da por finalizada la total recuperación de la Potsdamer Platz, convertida nuevamente en uno de los centros neurálgicos de Berlín.[11]

Otras obras[editar]

Construido para acoger los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 e inmortalizado por las imágenes de la cineasta Leni Riefenstahl, el Estadio Olímpico de Berlín no sufrió daños de consideración durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo se ha restaurado y remodelado por completo con el fin de albergar la Copa Mundial de Fútbol de 2006. Se añadió una cubierta y se equiparon las instalaciones con accesorios modernos, después de cuatro años de trabajos a un coste superior a los 200 millones de euros. La idea fue incorporar el pasado del edificio al proyecto para promover la Alemania de hoy a la vez que recordar la historia, según las autoridades.[12]

En cuanto a la infraestrutura empresarial el Berlín-Adlershof, parque tecnológico creado a partir de 1991, cuenta con más de 600 nuevas empresas, las que emplean 10.000 personas aproximadamente y se encuentra entre los 15 parques científicos y tecnológicos más grandes del mundo.

En Bernauer Straße, en el norte del centro, el sito de la vieja Iglesia de la Reconciliación, demolida en 1985 a causa de su proximidad al Muro y su separación de su parroquia, fue revivificado para la construcción de una nueva Capilla de la Reconciliación (Kapelle der Verzöhnung), completada y consagrada el 9 de noviembre de 2000.

Transportes[editar]

El periodo de división de la ciudad hizo que el sistema de transporte no se desarrollara debidamente. Para solucionar esta situación, se han construido y reconectado las antiguas vías y se han realizado trabajos nuevos, entre los que se destacan los nuevos túneles, uno vehicular u otro férreo bajo el Tiergarten.

Se han remodelado las estaciones de tren y de metro, y en mayo de 2006 fue inaugurada la Estación Central de Berlín que será el motor de desarrollo de esta zona, con un plan de urbanización que mantiene un equilibrio entre oficinas, hoteles, comercios, viviendas y zonas verdes. Junto con esta estación se inauguraron otras cuatro en el eje norte-sur y este-oeste de Berlín, para completar el nódulo de transporte más grande de Europa.[13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Arquitectura en Alemania» (en español). Deutsche Welle 10.06.2007 (2007). Consultado el 13/09/2007.
  2. «Video der Bertelsmann-Stiftung» (en alemán). Bertelsmann (2006). Consultado el 25/08/2007.
  3. «Del Absolutismo a la ascensión prusiana» (en español). Deutsche Welle 08.06.2007 (2007). Consultado el 25/08/2007.
  4. «Stadtschloss berlin» (en alemán). Aktuelles (2007). Consultado el 25/08/2007.
  5. «Abajo con un pedazo de historia» (en español). BBC 20.01.2006 (200). Consultado el 25/08/2007.
  6. «Palacio contra palacio» (en español). BBC 20.01.2006 (2006). Consultado el 13/09/2007.
  7. «Master plan for renovation of the buildings and modern development of the entire museum area» (en inglés). Consultado el 28/05/2007.
  8. «Reabre la Alte Nationalgalerie» (en español). BBC 03.12.2001 (2001). Consultado el 13/09/2007.
  9. «El Museo Bode muestra su imperial esplendor» (en español). Deutsche Welle 17.10.2006 (2006). Consultado el 13/09/2007.
  10. «Alexa Center Eröffnung» (en alemán). TVB (jubii) 11.09.2007 (2007). Consultado el 21/11/2007.
  11. «Beisheim Center» (en alemán). beisheim-center.de 2006 (2006). Consultado el 14/06/2007.
  12. «Nuevo futuro para estadio nazi» (en español). BBC 31.07.2004 (2004). Consultado el 13/09/2007.
  13. «"Catedral" europea de los trenes» (en español). BBC 29.05.2006 (2006). Consultado el 13/09/2007.

Enlaces externos[editar]