Remedios Loza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Francisca Remedios Loza Alvarado, conocida como Remedios Loza o la Comadre Remedios, fue una presentadora de televisión en la cadena R.T.P. y política boliviana.


Nace un 21 de Agosto de 1949 en la Zona Oeste de la ciudad de La Paz, en la calle Chorolque, aledaña a la plaza 14 de Septiembre - más conocida como Garita de Lima - donde su padre poseía un taller de sastrería y su madre se dedicaba a la elaboración de artesanías para la feria de Alasitas. Fue la mayor de 11 hermanos (cinco de los cuales murieron en la infancia) y desde muy joven se dedicó al diseño y confección de polleras y mantas además de seguir con la tradición familiar de la artesanía típica de Alasitas.

En 1969, hace su incursión en el programa “Sabor a Tierra” conducido por Carlos Palenque donde se presenta como artesana integrándose más adelante como conductora tanto en radio como en televisión, dando inicio a una nueva forma de comunicación alternativa que marcaría pautas en el mundo de los medios en el futuro. El programa ofrecía también ayuda social, legal y médica a personas de bajos recursos económicos o con pocos conocimientos de sus derechos y de las leyes.

Con esto, Remedios Loza se convertiría en la primera mujer de pollera en conducir un programa radial en primera instancia y más adelante televisivo en una época en la que la “chola” debía quitarse el sombrero para ingresar a oficinas públicas y era impensable tenerla como comunicadora social. Con ella, se integraron al equipo Mónica Medina y Adolfo Paco dando paso así a un fen{omeno comunicacional que llegaría a tener la mayor sintonía radial y televisiva en las décadas de 1980 y 1990.


En 1982, nace su única hija, Sayuri, pero comprometida con su trabajo, nunca abandonó los medios siendo al mismo tiempo madre y comunicadora.

Años después, en 1989, Loza ingresa a la política apoyando a su mentor Carlos Palenque consiguiendo una diputación por el departamento de La Paz en dos gestiones durante las cuales representó a la nación en eventos internacionales relacionados con asuntos de género e indígenas como los “Parlamentos Indígenas Latinoamericanos” de los cuales fue presidenta en 1992 y el “Encuentro Internacional de Mujeres” en China, además, se hizo cargo de la “Comisión de la Mujer” desde donde dio apoyo a mujeres de todas las clases sociales y con distintas problemáticas.

Presentó también el proyecto de ley para los derechos de las trabajadoras del hogar logrando su aprobación en pos de reivindicaciones para las trabajadoras del hogar. En medio de esto, la abrupta muerte de Carlos Palenque en 1997 - hecho que le causa profundo dolor - provocaría su elección como jefa del partido liderado por el extinto Palenque: CONDEPA, por el cual se presentaría como candidata a la presidencia en 1997 obteniendo el tercer puesto en los resultados electorales, siendo también elegida de nueva cuenta como diputada de la nación.

En las elecciones nacionales de 1997, Loza sería pionera de nueva cuenta esta vez en un ámbito más grande dado que fue la primera mujer candidata a la presidencia, pisando un terreno inexplorado para las mujeres a nivel general hasta entonces. En esta última gestión, su labor continuó con la misma visión: apoyo a las mujeres y los indígenas, propagación de la cultura y la lengua aymará en el mundo de los medios y, por encima de todo, la revalorización de la mujer de pollera en todos los ámbitos, demostrando que la “chola” era además, un individuo como cualquier otro, con capacidades, educación e intelecto.

Tras la victoria de ADN en las elecciones de 1997, CONDEPA se une a la llamada “Mega-coalición” pero los conflictos internos surgen entre Remedios Loza y la hija del extinto Palenque, Verónica Palenque; el partido se dividiría así en dos facciones donde las acusaciones mutuas y comportamientos alborotadores dieron paso a la expulsión de CONDEPA de la Mega-coalición lo que significó el golpe mortal para el partido populista de la década.

Loza, al finalizar su gestión parlamentaria (1997-2002), decide retirarse de la política y aunque CONDEPA se lanzaría a elecciones de nuevo, esta vez sería sin su “símbolo”, un título que Carlos Palenque le habría dado a Loza cuando se fundóel instrumento político. Tras su salida de la política, Loza retorna a los medios esta vez administrando su propio “Sistema de Comunicaciones Andina” donde continúa conduciendo un programa con los mismos tintes que La Tribuna Libre, propagando la cultura y el acervo autóctono.

A lo largo de toda su carrera, Loza nunca dejó de ser artesana, todos los años y a pesar de la falta de tiempo por causa de sus obligaciones como parlamentaria, preparaba los sombreros en miniatura que exponía en la feria de Alasitas. En 2006, abandonó definitivamente los medios de comunicación y se dedicó por entero a su labor como artesana.

De vez en cuando, acude a entrevistas para hablar de su experiencia como parlamentaria y del proyecto político que fundó con Palenque y sus co-rreligionarios; destaca que no volverá a la política y todavía derrama lágrimas cuando le piden que hable del “Compadre”; habla también de su "joya preciada"Etiqueta del enlace, su hija Sayuri Loza con quien vive en su residencia de la zona El Tejar.