Religión en Bolivia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tras la promulgación de la Nueva Constitución Política del Estado en marzo de 2009, Bolivia paso a ser un Estado aconfesional o laico. Bajo el artículo Nº 4, garantiza con privilegio a todas las creencias y dogmas religiosas.

Artículo 4. El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión.

Según el censo del año 2001 realizado por el Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, el 78% de la población es católica, apostólica y romana. Las denominaciones protestantes representan a casi el 19% de la población. El número de católicos es más alto en las áreas urbanas que en las áreas rurales, mientras que la afiliación protestante alcanza su nivel más alto, aproximadamente 20%, en el campo. Aproximadamente el 2,5% de la población indicó no tener afiliación religiosa y menos del 0,2% declaró tener una afiliación con otras confesiones religiosas, incluyendo el islam, los testigos de Jehová, la fe bahai, el judaísmo, el budismo y el sintoísmo. Hay 280 organizaciones religiosas no católicas y más de 200 grupos católicos registrados por el gobierno.

Los menonitas, luteranos, adventistas, bautistas, pentecostales, metodistas, mormones, etc., mantienen una presencia activa de misioneros extranjeros.

Catolicismo[editar]

Existe libertad de culto, siendo la religión católica la religión mayoritaria y de mayor influencia en el país.

La Iglesia Católica en Bolivia tiene cuatro Arquidiócesis, siete Diócesis, dos Prelaturas y cinco Vicariatos Apostólicos. Entre los más importantes acontecimientos religiosos de las últimas décadas vale mencionar la visita de Juan Pablo II en 1988 y el nombramiento a cardenal de monseñor Julio Terrazas, arzobispo de Santa Cruz.

Cabe mencionar la costumbre de nombrar a un santo como patrón de la ciudad, país o pueblo, para el cual se celebra una fiesta anual en el día de fiesta correspondiente. Bolivia tiene como patrona a la Virgen del Carmen y su fiesta es el 16 de julio y Sucre tiene como patrona a la Virgen de Guadalupe cuya festividad es el 8 de septiembre.

Religiones Nativas[editar]

Mapa de diócesis y archidiócesis de Bolivia.
Ekeko, deidad de origen aymara. Feria de Alasitas, La Paz.

Las religiones de los pueblos originarios, son por lo general son religiones panteístas y holísticas cuyas formas de ver o racionalidad de las nociones o conceptos del tiempo-espacio (Cosmovisión Andina) son totalmente diferentes a las religiones monoteístas de origen judeo-cristianas, traídos por los conquistadores de occidente. Quienes impusieron la religión católica a los nativos de América. Con la inmigración de la raza negra se conservan también sus costumbres, aunque todo ello se ha ido mezclando junto con el cristianismo, con un mestizaje de culturas y pensamientos entre las europeas y las indígenas.

A este mestizaje es lo que se ha dado en llamar sincretismo, ya que los nombres de los "santos" católicos han ido reemplazando a los nombres de las deidades indígenas originarias; así tenemos por ejemplo, que la Pachamama[1] (literalmente Madre-Tierra, Diosa de la tierra y de la fertilidad de los campos) terminó asociada con la imagen de la Virgen María, a quien en fechas de carnaval se debe dar una ofrenda consistente en una "mesa" (compuesta de lanas de colores o blancas, dulces en forma de los objetos que se desea tener y en los que desea ser prosperada la persona y feto de llama). Ejemplos concretos de sincretismo son los cultos a la Pachamama combinados con la adoración de la Virgen de Copacabana, la Virgen de Urkupiña, la Vírgen del Socavón o el Señor Jesús del Gran Poder. También se mantiene el ritual de sacrificar un animal para rociar con su sangre la tierra "hambrienta y sedienta" para hacerla más fértil durante el año. Buena parte de la población indígena practica diversas religiones con elementos sincréticos o complementarios con el catolicismo desde las Cosmovisiones y Tradiciones Ancestrales.

Asimismo, existen regiones aymaras al sur del Lago Titicaca que mantienen una fuerte devoción por el Tata Apóstol Santiago[2] que se combina con tradiciones ancestrales. Otras deidades indígenas son: el Ekeko, dios aymara de la abundancia cuya fiesta se celebra de manera generalizada el 24 de enero en la Feria de Alasitas y Tupá, dios prestigioso del pueblo guaraní.

Estas tradiciones se han mantenido casi sin cambios desde la colonización hasta nuestros días. Hasta hace poco la religión evangélica estaba empezando a romper con estos ritos y sincretismos, sin embargo algunas encuestas muestran que desde la asunciòn al poder de Evo Morales la revalorizaciòn de la espiritualidad aymara està creciendo y la cantidad de fieles evangèlicos disminuye.

La Iglesia Católica Apostólica y Romana se ha debilitado en algunas poblaciones indígenas rurales de occidente debido a que no cuenta con recursos económicos suficientes para expandirse. De este modo, los esfuerzos por reemplazar las tradiciones espirituales indígenas con prácticas católicas han resultado infructuosos. En muchas de estas poblaciones, las iglesias cristianas protestantes han ganado terreno sobre el catolicismo. Por su parte, los pueblos indígenas del oriente como los Chiquitos y los Moxos mantienen fuertes vínculos con el catolicismo producto del mestizaje cultural heredado de las misiones jesuíticas del Siglo XVII.

Por otra parte, algunos líderes indígenas han buscado desterrar toda forma de cristianismo de sus comunidades para reinvindicar sus creencias ancestrales. En 2009, mediante Decreto Supremo, se decidió reconocer el festejo del Año Nuevo Aymara o Wilka Kuti (retorno del sol), fiesta que celebra el inicio de un nuevo ciclo solar con la llegada del solsticio de invierno. Esta celebración se lleva a cabo en las ruinas del complejo Tiwanaku.


Otras Religiones[editar]

Representación de Pachamama (deidad adorada en el mundo andino en sincretismo con la Virgen María) en la cosmología según Juan de Santa Cruz Pachacuti Yamqui Salcamayhua (1613), según una imagen en el Templo del Sol Qurikancha en Cusco.

Hasta hace poco existìa un sostenido crecimiento de los protestantes, conocidos como cristianos o evangélicos y Unitarios Universalistas. Sin embargo, existieron y siguen existiendo, religiones de los pueblos originarios tanto en la parte Andina y Amazónica de Bolivia.

Por otro lado existe una importante comunidad de la Fe Bahá'í, además de practicantes de religiones como el budismo y el hinduismo, entre grupos budistas del paìs estàn practicantes del budismo tibetano como Sakya Tashi Ling, del budismo Theravada està la instituciòn conocida como Vipassana. En el caso del Hinduismo existen 3 grupos diferentes del Movimiento Hare Krishna con actividades en La Paz y Cochabamba.

Sin embargo, en los últimos años ha existido un apreciable retorno hacia prácticas religiosas de pueblos andinos como el aymara debido a la llegada al poder de Evo Morales y su modelo indigenista. Por otro lado en 2008 Gallup realizó una encuesta preguntando "¿Es importante la religión en su vida? El 12% de los bolivianos contestaron que "No"". Esto demuestra un importante crecimiento de la gente sin religión en Bolivia.

La más reciente estimación de la religión en Bolivia, basada en el estudio de Gallup, además de datos proporcionados por varias ONG's durante la gestión 2008-2009, da como resultado la siguiente situación religiosa en Bolivia:

  • Católicos 73%
  • No religiosos 12%
  • Protestantes o evangélicos 11%
  • Bahai, Budismo, Hare Krishna, otras. 3%
  • Pachamamistas (Espiritualidad Andina) 1%

Las "otras" religiones o creencias son:

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]