Relaciones internacionales de Alemania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La República Federal de Alemania, establecida en 1949,[1] es un país de Europa Central, miembro de la Unión Europea, el Grupo de los 8 y la OTAN (entre otros). La República Federal es uno de los principales países industrializados del mundo y la mayor economía de mercado en Europa.

Desde 1951, Alemania ha estado en el centro de la integración europea y a partir de la reunificación alemana en 1990, ha ampliado sus responsabilidades y la posición central en los asuntos europeos y mundiales. El país es uno de los principales promotores para la conciencia ecológica en respuesta al cambio climático y el calentamiento global.[2] [3]

En el marco del Estado Mayor de la Unión Europea (EMUE) y la OTAN, la República Federal ha reanudado el despliegue de unidades militares para mediar en regiones en conflicto a nivel mundial.

Antes de la reunificación[editar]

Según la Doctrina Hallstein, el RFA no tuvo relaciones diplomáticas con los países de Europa oriental hasta la década de 1970, cuando la Ostpolitik de Willy Brandt dio lugar a un mayor diálogo por medio de acuerdos como el Tratado de Varsovia (1970), en el que Alemania Occidental aceptó la línea Oder-Neisse como frontera polaca-alemana, y el Tratado de base, en el que Alemania Occidental y Oriental se aceptaron mutuamente como entidades soberanas.

Después de la caída del Muro de Berlín y el Tratado Dos más Cuatro, la reunificación de Alemania entró en vigor el 3 de octubre de 1990. El 14 de noviembre de 1990, Alemania y Polonia firmaron un tratado para confirmar la línea Oder-Neisse. También se llegó a la conclusión de un tratado de cooperación el 17 de junio de 1991. Alemania concluyó cuatro tratados con la Unión Soviética que rige las relaciones bilaterales en general, las relaciones económicas, la retirada de las tropas soviéticas del territorio de la antigua RDA, y el apoyo alemán para los soldados. Rusia aceptó las obligaciones bajo estos tratados, como sucesor de la Unión Soviética.

Alemania y la Unión Europea[editar]

Alemania ha estado en la vanguardia de la mayoría de los acuerdos alcanzados en la integración europea, desde la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) hasta el Tratado de Lisboa. En esté marco, la Cooperación franco-alemana es uno de los elementos centrales de la política exterior alemana. El Tratado del Elíseo de 1963 sentó las bases para una colaboración estrecha entre ambos estados.

La colaboración pacífica con sus vecinos siguen siendo uno de los objetivos prioritarios de la política alemana. La mayoría de los problemas sociales que enfrentan los países europeos en general: la inmigración, envejecimiento de la población, el esfuerzo de bienestar social y los sistemas de pensiones - son importantes en Alemania.

Alemania ha sido el mayor contribuyente neto a los presupuestos de la UE durante décadas (en términos absolutos, no per cápita) y trata de limitar el crecimiento de estos pagos netos en la Unión ampliada.

El gobierno alemán fue uno de los primeros en reconocer a Croacia y Eslovenia como naciones independientes, rechazando el concepto de Yugoslavia (a diferencia de otros estados europeas). Las tropas alemanas participan en los esfuerzos multinacionales para llevar la paz y la estabilidad en los Balcanes.

Relaciones militares[editar]

Alemania está prestando una atención creciente a la coordinación de sus políticas con la Unión Europea a través de la Política Europea de Defensa y Seguridad Común.

El descubrimiento de que la célula terrorista que llevó a cabo los atentados del 11 de septiembre de 2001, fue sede en Hamburgo, causó conmoción en el país.

El gobierno del Canciller Gerhard Schröder respaldado las siguientes acciones militares de la OTAN, enviando tropas de la Bundeswehr a Afganistán para dirigir un programa conjunto de seguridad en el país después del derrocamiento de los talibanes.

Un amplio sector de la población alemana estaba en contra de la invasión de Iraq de 2003, y cualquier despliegue de tropas. Esta posición fue compartida por el gobierno SPD / Verdes, lo que llevó a algunos roces con los Estados Unidos.

En 2009, Alemania tenía alrededor de 4.000 efectivos en Afganistán como parte de la Guerra contra el Terrorismo, el tercer mayor contingente después de Estados Unidos y el Reino Unido.[4] Las fuerzas alemanas son en su mayoría en el norte del país.

Relaciones con Rusia[editar]

ONU[editar]

El Gobierno Federal de Alemania comenzó una iniciativa para obtener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, como parte de la reforma de las Naciones Unidas. Esto requeriría la aprobación de una mayoría de dos tercios de los Estados miembros y la aprobación de los cinco poderes de veto en el Consejo de Seguridad.

Esta aspiración puede tener éxito debido a las buenas relaciones de Alemania con la República Popular de China y la Federación de Rusia. Alemania es una república democrática y estable y un país del G7 que también son atributos favorables.

Alemania es uno de los principales contribuyentes netos de la ONU y tiene varias agencias de desarrollo que trabajan en África y el Oriente Medio.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Deutsche Welle (ed.): «Alemania hoy» (en español). Consultado el 26 de agosto de 2009.
  2. ADN (ed.): «UE: Caso climático encabeza el G8 con Asia» (en español). Consultado el 26 de agosto de 2009.
  3. Deutsche Welle (ed.): «Desarrollo sostenible» (en español). Consultado el 26 de agosto de 2009.
  4. OTAN (ed.): «ISAF» (en inglés). Consultado el 26 de agosto de 2009.