Regla de los tres clics

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La regla de los tres clics es una regla de diseño web no oficial referente a la navegación de una página web. La regla sugiere que todo usuario debería de poder acceder a toda la información de la página en tan solo tres clics de la página de inicio.[1] Está basada en que si un usuario necesita hacer demasiados clics para encontrar algo, puede llegar a una situación de frustración, haciendo que abandone la página. Aunque hay pocas evidencias analíticas de que esto realmente sea así, se trata de una creencia común entre los diseñadores web, haciendo que esta regla se convierta en una parte importante de un buen sistema de navegación.[2]

En el libro, Obtén tu talento de la web (2001), Jeffrey Zeldman está escrito que la regla de los tres clics está "basada en la forma que utiliza la gente las páginas web" y "La regla te puede ayudar a crear sitios intuitivos y con estructuras lógicas jerárquicas".[3]

La página de asesoramiento empresarial del Reino Unido, Business Link recomienda el uso de la regla cómo una 'buena práctica' en el diseño web.[4]

Crítica[editar]

La regla de los tres clics ha sido desafiada por tests de usabilidad, con los que se demuestra que la cantidad de clics necesarios para acceder a la información no afecta a la felicidad del usuario.[5]

En los sitios de comercio electrónico, la regla de los tres clics puede llegar a ser perjudicial ya que podría provocar que hubiese categorías demasiado grandes con demasiados artículos.

Referencias[editar]

  1. Sobre la arquitectura de un sitio Web: 4. Útiles de navegación Educared, consultado el 27 de junio de 2011
  2. Testing the Three-Click Rule
  3. Zeldman, Jeffery (30 de mayo de 2001). Obtén tu talento de la web: La transición del diseño gráfico al diseño web. New Riders. p. 448. ISBN 978-0735710733. 
  4. Best practice in web design
  5. Myth #2: Todas las paǵinas deberían de ser accesible en 3 clicks