Red de acceso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema general de una red de telecomunicaciones donde se pueden observar los distintos niveles, siendo la red de acceso la que interacciona directamente con los dispositivos de los usuarios.

Red de acceso hace mención a aquella parte de la red de comunicaciones que conecta a los usuarios finales con algún proveedor de servicios y es complementaria al núcleo de red. Muchos de los avances tecnológicos que se pueden percibir directamente en el área de las telecomunicaciones corresponden a esta parte de la red, la misma que puede subdividirse en red de distribución/agregación y red de último kilómetro. Esta denominación es independiente de los medios o protocolos utilizados.

Aún cuando en la literatura y en la industria se encuentran una gran cantidad de posibles tecnologías, en la práctica sólo se pueden identificar dos grandes tipos de redes de acceso:

  • Acceso por cable físico
  • Acceso inalámbrico

En el primer caso, encontramos accesos mediante un cable que puede ser tan simple como un par telefónico o tan especializado como un cable de fibra óptica.

En el segundo caso, los avances más importantes se dan en los accesos de tipo celular, WiFi y recientemente WiMax.

Acceso por cable físico[editar]

Como se mencionó, hay dos posibles tipos de cables: de cobre o fibra óptica.

Par de cobre[editar]

El medio físico más extendido en las redes de telecomunicaciones a nivel global es mediante un par de cobre, usado tradicionalmente para el servicio telefónico, pero sus características de propagación le permiten transportar una mayor cantidad de información, en efecto a la fecha es capaz de transportar señales de voz, vídeo y datos en forma simultánea, tal es el caso de VDSL2 con un ancho de banda superior a 200 Mbit/s.

Cable coaxial[editar]

El cable coaxial prácticamente se encuentra solo en los accesos para proveer el servicio de televisión por cable y mediante la adición de componentes electrónicos adecuados también es capaz de soportar lo que se conoce como triple play (teléfono, televisión y acceso a Internet).

Fibra óptica[editar]

El mejor de los medios físicos es indiscutiblemente la fibra óptica, que en teoría puede ser capaz de transportar volúmenes de información en el orden de los terabit/s.

Redes híbridas coaxial-fibra[editar]

Nada impide que se usen combinaciones de tecnologías para llevar el servicio hasta el usuario final y ese es el caso de las redes híbridas de fibra óptica y cable coaxial (conocidas por sus siglas inglesas: HFC).

Acceso inalámbrico[editar]

El desarrollo tecnológico experimentado en los últimos años que aprovecha la propagación de señales electromagnéticas a través del espacio libre (reflexión y refracción) ha permitido un explosivo crecimiento de los servicios de telecomunicaciones. Las distintas tecnologías (GSM, 3G, WiFi, WiMax, LMDS, etc.) permiten proporcionar acceso a los más variopintos dispositivos (portátiles, teléfonos móviles, tabletas, videoconsolas portátiles, etc.).

Acceso fijo[editar]

Aun cuando se asocia las tecnologías de acceso inalámbricos con movilidad, su empleo para aplicaciones fijas es usual y en ciertas situaciones brinda mejores resultados en términos de facilidad de despliegue y disponibilidad, evitando los cableados, que si bien son más seguros y proporcionan grandes anchos no son flexibles a los cambios.

Acceso móvil[editar]

Todo tipo de dispositivos móviles puede disponer de acceso por medio de una o más tecnologías, así se puede disponer, por ejemplo de tabletas que permiten el acceso vía WiFi o 3G, de forma indiferente, para proporcionarle acceso a datos.