Receptor sensorial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los receptores sensoriales son terminaciones nerviosas especializadas, ubicadas en los órganos sensoriales (como la lengua, la piel, la nariz, los ojos, el oído, etc.). Son los encargados de recibir el estímulo para llevar la información sensorial para producir una respuesta ya sea interna o externa, capaces de captar estímulos internos o externos y generar un impulso nervioso y sensaciones. Este impulso es transportado al sistema nervioso central y procesado en distintas áreas dentro de la corteza cerebral, para proporcionar al individuo información de las condiciones ambientales que lo rodean y generar una respuesta apropiada. Es decir, los receptores sensoriales son células nerviosas especializadas en transformar señales fisioquímicas a señales electrónicas, convirtiendo la energía física en un potencial eléctrico mediante un proceso que se denomina transducción de señal.

Características fisicoquímicas[editar]

Los receptores sensoriales tienen las siguientes características fisicoquímicas:

  • Excitabilidad: Capacidad de reaccionar ante un estímulo nervioso, al relacionar un área específica del cerebro con una reacción tanto corporal o emocional.
  • Especificidad: Reacción nerviosa ante un estímulo determinado
  • Adaptación: Persistencia ante un estímulo en donde el receptor disminuye la reacción nerviosa.
  • Codificación: Si hay mayor intensidad en el estímulo, el receptor envía mayor número de impulsos nerviosos por unidad de tiempo

y algo de potenciación celular.

Fisiología general del receptor sensorial[editar]

Las estructuras sensoriales más utilizadas para estudiar el funcionamiento básico de los receptores han sido los corpúsculos de Pacini, los husos musculares y los receptores de estiramiento en crustáceos. Los corpúsculos de Pacini son mecanorreceptores localizados en capas profundas de la piel, en tejidos conectivos, tendones y articulaciones. Están implicados en la sensación de presión y de vibración. Son relativamente grandes (longitud: 1mm, diámetro:0,6mm), fácilmente disecables y estructuralmente sencillos: la proporción final del axón de una célula sensorial (cuyo soma está situado en un ganglio raquídeo), carente de mielina, representa la membrana receptora. Está recubierta por una estructura accesoria formada por capas concéntricas de tejido conectivo separadas por una capa líquida.
Cualquier presión superficial se transmite a través de la estructura accesoria hasta la membrana receptora, cuya Permeabilidad aumenta por apertura de los canales iónicos. Así la membrana receptora se despolariza y da lugar al potencial generador, cuya magnitud depende de la deformación de la membrana y, por lo tanto, de la magnitud del estímulo. Este potencial local se transmite mediante circuitos de corrientes locales hasta el primer nodo de Ranvier. Aquí, si la intensidad de las corrientes es suficiente para alcanzar el umbral de excitación, se generará un potencial de acción, que se propagará sin decremento en sentido centrípeto. La frecuencia de impulsos nerviosos que viajan por el axón depende de la magnitud del potencial generador, la cual es función de la intensidad del estímulo: en el receptor se produce una codificación del estímulo en frecuencias de impulsos nerviosos.
Básicamente, estos hechos son comunes a la fisiología de todos los receptores.
Ponz Piedrafita, Francisco; Barber Cárcamo, Ana María. «4» (en Español). Neurofisiología. Síntesis. p. 79-80. 

Clasificación fisionerviosa[editar]

Los receptores sensoriales se pueden clasificar según varios criterios fisionerviosos.

Por el tipo de estímulo:

  • Electrorreceptores o galvanorreceptores: Son sensibles a corrientes o campos eléctricos.
  • Mecanorreceptores: Diminutas células receptoras nerviosas, visibles rara vez bajo el Microscopio Electrónico de Barrido, y que poseen características sujetas a cambios de energía mecánica que provocan aceleración o diferencia del organismo en estudio; miden la comprensión o el estiramiento mecánico del receptor o de tejidos contiguos al receptor. Ejemplo: Receptores auditivos, táctiles, vestibulares y articulares.
  • Fotorreceptores: Diminuta unidad celular nerviosa capaz de detectar cambios en la energía electromagnética, es decir, la luz sobre la retina del ojo. Ejemplo: y .
  • Termorreceptores: Unidad micrométrica celular nerviosa casi invisible que recoge los cambios de temperatura. El tipo de célula sensorial son los Corpúsculos de Ruffini (calor) y Krause (frío):
    • Termorreceptores de calor: Recoge la información relacionada al aumento de temperatura mayor a 0,1 °C (30-43)°C
    • Termorreceptores de frío: Recoge la información relacionada a la disminución de temperatura mayor a 0,1 °C (15-35) °C
  • Quimiorreceptores: Unidad diminuta de células nerviosas que detecta la concentración de sustancias químicas, como el gusto(en la boca), el olor (en la nariz), la cantidad de oxígeno en la sangre arterial, la osmolaridad de los líquidos corporales, la concentración de dióxido de carbono y quizá otros factores que forman parte de la composición química del cuerpo.
    • Quimiorreceptores internos (no conscientes): Receptores asociados a nivel del hipotálamo, tallo cerebral, sistema respiratorio y arco aórtico.
    • Quimiorreceptores Externos: Receptores gustativos y olfativos.
  • Nociceptores (receptores de dolor): Detectan cambios a nivel químico, térmico y mecánico, asociado con daño celular, localizados en la piel, articulaciones, músculos y vísceras. No son adaptables.
    • Mecanonociceptocitos: Nanounidad celular nerviosa que detecta estímulos violentos, cortantes de piel o cutis. Asociados a la fibra nerviosa del tipo A (mielinizada).
    • Nociceptores mecano-caloríficos: Detectan cambios mecánicos y caloríficos mayores 43 °C. Asociada a fibras nerviosas del tipo A
    • Nociceptores mecano-frígidos: Detectan cambios mecánicos y térmicos menores a 10 °C. Asociada a fibras nerviosas del tipo C.
    • Nociceptores polimodales: Detectan cambios químicos, térmicos y mecánicos a la vez (de manera simultánea). Están asociados a fibras nerviosas del tipo C.

Por la procedencia del estímulo:

  • Externoceptocitos: Nanounidad celular nerviosa que capta estímulos que proceden del medio externo, que van a estimular (activar) regiones más o menos superficiales del organismo. Ejemplo: Táctiles y auditivos.
  • Internoceptocitos: Nanounidad celular nerviosa que detecta cambios en el medio interno, como presión arterial (sanguínea) y concentraciones de CO2 y O2.
  • Propioceptocitos: Nanounidad celular nerviosa que detecta sensaciones de cambios de posición en el espacio. Tenemos a los receptores vestibulares y husos neuromusculares.

Por adaptación:

  • Fásicocitos (rápida): Envían información sobre el estímulo al inicio y al final. Son muy útiles frente a estímulos cambiantes (vibración y tacto en movimiento) y para conocer la duración y velocidad del estímulo. Es decír, son receptores para detectar aspectos dinámicos de estos. Ejemplo: Corpúsculos de Paccini.
  • Tónicocitos (lenta): Envían información sobre el estímulo durante toda su duración, aunque este envío se va reduciendo conforme avanza el tiempo. Por un lado, permite conocer características del estímulo en sí; y por otro, confiere la capacidad de discriminación entre estímulos cercanos entre sí, como ocurre en el caso del braille. Ejemplo: Receptores de temperatura y dolor.

Por conexión con el Sistema Nervioso Central:

  • Primacitos: Nanounidad celular nerviosa que utiliza una sola célula para detectar el estímulo y a la vez propagar el potencial nervioso. Aquí tenemos a los mecanorreceptocitos olfatorios y somáticos corporales presentes en toda la masa muscular.
  • Secundumcitos: Nanounidad celular nerviosa que utilizan dos células, la primera detecta el estímulo y la segunda transmite el potencial (ambas células están interrelacionadas íntimamente). Ejemplo: conos y bastones.

Por su localización:

  • Coaxiocitos: Nanounidad celular nerviosa que se encuentran en la superficie celular o en la parte externa de la membrana celular. Son los más estudiados. Ejemplo: Receptores autónomos o vegetativos (sistema simpático y parasimpático)
  • Axiocitos: Nanounidad celular nerviosa ubicados en la parte central. Ejemplo: los osmorreceptores, los termorreceptores (en el Hipotálamo)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]