Receptor de linfocito B

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El principal receptor de las células B (BCR) es una molécula de inmunoglobulina no secretable, capaz de reconocer el antígeno, también llamado inmunoglobulina de superficie. Cada receptor tiene un especificidad por un único antígeno y cada célula B tiene un solo tipo de receptores haciendo que cada célula tenga especificidad para solo un antígeno.[1]

Estructura[editar]

La estructura del BCR es igual a la de una IgM, con algunas diferencias. En el extremo carboxiterminal de las cadenas pesadas hay una secuencia hidrofóbica que sirve de anclaje a la membrana citoplasmática. La región citosólica es corta, apenas sobresale de la membrana en el citoplasma y no tiene actividad enzimática, pero está asociada a tirosincinasas encargadas de transducir señales intracelulares.[2]

Reconocimiento antigénico[editar]

La unión de uno o varios antígenos de la misma especificidad al BCR estimula el entrecruzamiento de otras Ig vecinas al receptor ligando. Ello inica una serie de señales intracelulares que terminan por:

  • Aumentar la supervivencia del linfocito;
  • Activa y mantiene la mitosis;
  • Potencia la expresión de los coestimuladores como el B7 (B7-1 y B7-2) que se une a la molécula CD28 aumentando la capacidad de la célula B de activar los linfocitos T cooperadores
  • Aumenta la expresión de receptores para citocinas, como la IL-2 y la IL-4)
  • Promueve la migración de las células activadas desde los folículos linfáticos hacia las zonas ricas en linfocitos T

Uso terapeútico de los BCRs[editar]

En la leucemia linfática crónica (CLL) aparecen expresados los receptores de las células B o receptores de linfocitos B (BCRs) con marcada dependencia de señales microambientales que causan la proliferación de las células malignas y tienen consecuencias negativas en la supervivencia. Diversos medicamentos pueden alterar estas señales y pueden ser potenciales agentes terapéuticos en la LLC. Varios medicamentos están siendo evaluadas en diversos ensayos clínicos. Tienen respuestas clínicas favorables los inhibidores de las quinasas SYK (Fostamatinib o R788 y R406), tirosina kinasa de bruton - BTK (Ibrutinib[3] o PCI-32765 y AVL-292), y PI3Kδ (Idelalisib o CAL-101 o GS-1101), que funcionan mediante el bloqueo de la transducción de señal de BCR. Además, diversos estudios centrados en la PTPN22 fosfatasa (Benzofuran, Sotrastaurin, Enzastaurin, Ruboxistaurin), implicada en la patogénesis de múltiples enfermedades autoinmunes y sobreexpresado en células de la LLC, sugieren que pueden desarrollarse estrategias para reprogramas selectivamente los receptores de las células B (BCR) para que puedan inducir la muerte de células leucémicas.[4]

Referencias[editar]

  1. Espacio Europeo de Educación Superior en la Facultad de Ciencias Bilógicas de la Universidad de Valencia. [1]
  2. Universidad de Córdoba y Sweden Diagnostics. [2]
  3. Bruton tyrosine kinase represents a promising therapeutic target for treatment of chronic lymphocytic leukemia and is effectively targeted by PCI-32765 - Ibrutinib-. Herman SE, Gordon AL, Hertlein E, Ramanunni A, Zhang X, Jaglowski S, Flynn J, Jones J, Blum KA, Buggy JJ, Hamdy A, Johnson AJ, Byrd JC. Blood. 2011;117(23):6287–96. http://dx.doi.org/10.1182/blood-2011-01-328484.
  4. Dimitar G. Efremov, Adrian Wiestner and Luca Laurenti, Novel Agents and Emerging Strategies for Targeting the B-Cell Receptor Pathway in CLL, Mediterr J Hematol Infect Dis. 2012; 4(1): e2012067. Published online 2012 October 9. doi: 10.4084/MJHID.2012.067