Rebelión Taiping

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rebelión Taiping
Qing ambush Taiping Army at Wangjiakou 1854.jpg
Escena de la batalla de Wangjiakou (1854)
Fecha Diciembre de 1850Agosto de 1864
Lugar China
Resultado Victoria final de la Dinastía Qing y sus aliados; considerable debilitamiento de los Qing.
Cambios territoriales Destrucción del Reino Celestial.
Beligerantes
China Qing Dynasty Flag 1862.png Imperio Qing
Incorporados después
Flag of France.svg II Imperio Francés
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Reino Celestial de la Gran Paz
Comandantes
China Qing Dynasty Flag 1862.png Emperador Xianfeng
China Qing Dynasty Flag 1862.png Emperador Tongzhi
China Qing Dynasty Flag 1862.png Emperatriz Cixi
China Qing Dynasty Flag 1862.png Zeng Guofan
China Qing Dynasty Flag 1862.png Guam Wing
China Qing Dynasty Flag 1862.png Zuo Zongtang
Flag of France.svg Auguste Léopold Protet  
Flag of the United Kingdom.svg Charles George Gordon
Flag of the United Kingdom.svg Frederick Townsend Ward
Hong Xiuquan
Hong Tianguifu  Rendición  
Xiao Chaogui  
Feng Yunshan  
Wei Changhui  
Shi Dakai  Rendición 
Li Xiucheng  
Chen Yucheng  
Fuerzas en combate
2.000.000-5.000.000 regulares
~300.000 milicianos
1.000.000-3.000.000 regulares
[editar datos en Wikidata ]
Rebelión Taiping (1851 - 1864)
Jintian1ª Nankín2ª Nankín - TianjingSanhe - Jiangnan - Shanghai - Cixi3ª Nankín

La Rebelión Taiping fue una guerra civil con grandes connotaciones religiosas y sociales, que ocurrió en China entre los años de 1851 y 1864, en las que se enfrentaron las fuerzas imperiales de la dinastía Qing y el Reino Celestial de la Gran Paz (en chino tradicional: Tàipíng Tiānguó, 太平天國, Wade-Giles: T'ai-p'ing t'ien-kuo), que ocupó durante el conflicto zonas importantes del sur de China.

El Reino Celestial de la Gran Paz fue un estado revolucionario teocrático gobernado por un místico cristiano de la etnia hakka llamado Hong Xiuquan, un cristiano converso que se proclamó rey de la nación y como el nuevo Mesías, inclusive declarándose hermano menor de Jesucristo y enviado de Dios para erradicar el culto al demonio.[1]

Las fuentes más fiables estiman el total de muertes en 20 millones de personas,[2] aunque algunas fuentes reclaman que la cantidad de muertos llegó a 50 millones;[3] llegando a considerarse este conflicto en la guerra más sangrienta previa a la Segunda Guerra Mundial.

Sólo la intervención de las potencias occidentales a favor del Imperio Qing, el repentino suicidio de Xiuquan en 1864 y la incapacidad de su sucesor, fueron las razones que menguaron con la rebelión; sin embargo, dejaba evidencia de la volatilidad social y económica que sufría China durante la segunda mitad del siglo XIX, que desencadenaría en posteriores rebeliones y acabaría el gobierno Imperial en 1911 con la Revolución de Xinhai.

Antecedentes[editar]

Durante el siglo XIX, la milenaria China Imperial estaba sufriendo una serie de desastres naturales, problemas económicos y sociales que estaban menguando a la población del país, junto con la intervención de las potencias occidentales estaba poniendo a prueba la capacidad del Emperador de China con su política de tianxia ("debajo del cielo"), y que implicaba su poder de gobernar todo el mundo terrenal.

La Primera Guerra del Opio entre 1839 y 1842 en la que China tuvo que ceder Hong Kong a los británicos, la apertura de China a los países europeos, entre otras facilidades mediante el Tratado de Nankín, demostró que el poder militar en el país estaba obsoleto comparado a otros países. La dinastía Qing, quien gobernaba China desde 1644 y que pertenecía a la minoría étnica manchú, era vista por la mayoría étnica han como un gobierno ineficiente y corrupto.

Este sentimiento en contra de los manchú se hizo más evidente en el sur, específicamente sobre la clase pobre y rural que se sentía disgustada y recayó sus esperanzas sobre un visionario carismático de la minoría hakka cuyo nombre era Hong Xiuquan.

El inicio[editar]

Hong Xiuquan

Hong Xiuquan (洪秀全, Wade-Giles: Hung Hsiu-ch'üan; nacido como Hong Renkun 洪仁坤, nombre de cortesano: Huoxiu 火秀) nació el 1 de enero de 1814 en la provincia de Guangdong, al sur de China, y pertenecía a una pobre familia de granjeros de la etnia hakka. Fue un estudiante ejemplar, pero cuando se iba a preparar para el examen imperial en 1836, que era la única forma de admisión en el ejército imperial, no pudo pasar las pruebas, fallándolas una y otra vez de manera sucesiva; en ese período conoció a un misionero cristiano que dictaba charlas acerca de varios tratados religiosos.[1] El cristianismo ya estaba presente de manera tímida en China desde hace varios siglos, sin embargo durante el siglo XIX se acrecentó con la llegada de misioneros protestantes que buscaban lograr adeptos sobre el pueblo chino.

En 1837, al fallar nuevamente la prueba de admisión Xiuquan sufre de una crisis nerviosa. desde entonces tuvo visiones en las que un hombre viejo le decía que la gente ya no rendía culto a él y que estaban ofreciendo culto a los demonios; en otro trance en 1843, el mismo hombre nombró a Xiuquan como cazador de demonios. Xiuquan creyó que el hombre de las visiones era Dios Padre y que un hombre joven que le acompañaba en las visiones era Jesucristo, su Hermano Mayor. Consideró que era el segundo hijo de Dios, el Hermano Menor y que había sido enviado por Dios a la Tierra para erradicar a los demonios y el culto al demonio.[1]

A partir de ese momento comienza a destruir sus estatuas y libros confucianistas y budistas. Esto fue considerado un sacrilegio al confucianismo y fue atacado por los confucianistas; por ende se retiró a Guangxi, donde conoció a Issachar Jacox Roberts, un ministro bautista estadounidense, Feng Yunshan y otros parientes, que fundaron una nueva secta iconoclasta llamada Los Adoradores de Dios (拜上帝會), y que tenía como misión destruir todos los iconos en la región de Guangdong.[1]

Este movimiento comenzó a obtener mayor reconocimiento debido a la hambruna y la desidia que estaba sufriendo China en la década de 1840, y que estaba originando la formación de movimientos contrarios al imperio chino, quienes se encargaban de dar voz y defender a los más necesitados. Es así que el grupo de Los Adoradores de Dios, al momento de destruir todos los símbolos no cristianos, asociaron al gobierno manchú como el principal propagador del culto al demonio en China. Xiuquan tomaría la idea de fundar un reino celestial en la Tierra y derrocar al régimen manchú para completar su labor.[1]

No obstante, tomó en cuenta que para iniciar la rebelión debía atraer la atención del gobierno imperial chino contra la labor de Los Adoradores de Dios. Predicó su palabra ante los mineros que extraían carbón en la Montaña Zijin, convirtiéndolos a su secta ya que Xiuquan era un miembro de la etnia hakka como ellos. Predicó una combinación de utopía comunal y un cuasi-cristianismo idiosincrático.

A finales de la década de 1840, reorganizó su secta en una organización militar; y con los bienes de todos los miembros (ya que la secta obligaba a todos a despojarse de bienes terrenales) obtuvieron una reserva de armas. Pidió la confección de dos grandes espadas de tres chi (尺) de largo y espadas con un peso de nueve jin (斤), y que serían llamados como "Espadas que ejecutan el vicio" (斬妖劍), y serían las armas que destruirían el confucianismo en China. Posteriormente, Xiuquan fue atacado en 1850 por miembros gubernamentales imperiales, y esta oportunidad fue propicia para iniciar su nueva etapa en la lucha religiosa.[1]

El comienzo de la rebelión[editar]

Mapa de la provincia de Guangxi (en rojo), lugar donde se inició la Rebelión Taiping

Ahora que el gobierno imperial Qing observaba que Los Adoradores de Dios ya no eran un grupo de manifestantes, sino que había alcanzado a un nivel de guerrilla en la década de 1850; Hong Xiuquan inició su primera revuelta el 11 de enero de 1851, en Jintian (actual ciudad de Guiping), al este de la provincia de Guangxi. Esta acción conocida como el Levantamiento de Jintian (金田起義) movilizó a una fuerza de diez mil hombres de manos de Xiuquan que lograron someter a las fuerzas imperiales chinas en dicha ciudad. Este movimiento desencadenó el inicio formal de la Rebelión Taiping (Taiping en chino significa "gran paz").

Poco después en agosto de 1851, se proclama el Reino Celestial de la Gran Paz, y Xiuquan sería el líder absoluto con el título de Rey Celestial (天王). El principal objetivo de esta nación era ofrecer la paz y la prosperidad en China con la adoración de un único dios; mediante un cambio no sólo religioso, sino administrativo, económico y militar.

El Reino Celestial de la Gran Paz[editar]

Política y gobierno[editar]

Sello del Rey Celestial

La mayor autoridad del reino fue el Rey Celestial, cargo que ostentó Hong Xiuquan desde 1851, no obstante el territorio fue repartido ante varios gobernantes que recibieron los títulos de reyes o príncipes, todos éstos miembros cercanos o familiares del Rey Celestial. Los primeros miembros fueron cinco reyes asignados de la siguiente manera:

  • Rey del Sur (南王): Asignado a Feng Yunshan (馮雲山); amigo íntimo de Xiuquan y miembro fundador de Los Adoradores de Dios. En mayo de 1852, cuando marchaba a la ciudad de Quanzhou, en la provincia de Fujian, un francotirador imperial Qing lo hirió y murió al mes siguiente.
  • Rey del Este (東王): Asignado a Yang Xiuqing (楊秀清); antiguo vendedor de leña, se convirtió al cristianismo en 1848 después de tener visiones divinas, clamaba curar milagrosamente a los creyentes. Después del levantamiento de Jiantin fue convertido en comandante en jefe del ejército. La conquista de Nankín en 1853 y el retiro de Xiuquan hicieron nombrarlo Primer Ministro del Reino Celestial, y en uno de los miembros más poderosos de la rebelión. No obstante tuvo conflictos serios con Hong con respecto a las políticas religiosas contra el confucianismo y la iconoclastia, y fue asesinado por seguidores de Hong en septiembre de 1856, iniciando una purga contra los seguidores de Yang y debilitando la rebelión.
  • Rey del Oeste (西王): Asignado a Xiao Chaogu (蕭朝貴); hermanastro de Xiuquan, murió en el sitio de Changsha en 1852.
  • Rey del Norte (北王): Asignado a Wei Changhui (韋昌輝); se convirtió al cristianismo, su familia dio albergue al grupo de Los Adoradores de Dios en la ciudad de Jiantin, aprovechó el asesinato del Rey del Este para apoderarse de sus territorios, no obstante también fue asesinado por seguidores del Rey Yi en 1856.
  • Rey Yi (翼王): Asignado a Shi Dakai (石達開); uno de los líderes más capaces del reino, estaba opuesto con la pelea continua contra los seguidores de Xiuquan. Levantó un ejército de 100.000 hombres fuera de la capital del reino en 1857 y luchó vanamente por seis años en el centro de China contra el ejército imperial Qing, que lo superaba en número; finalmente en 1863 fue capturado por los Qing y ejecutado junto con su ejército.

Con la repentina muerte de los reyes, los nuevos líderes que los reemplazarían serían llamados "Príncipes":

  • Príncipe Zhong (忠王): Asignado a Li Xiucheng (李秀成); fue un lealista al reino, general del ejército y tuvo varias victorias antes de ser nombrado Príncipe. Fue ejecutado en 1864 después de ser interrogado por el general del Imperio Qing Zeng Guofan.
  • Príncipe Ying (英王): Asignado a Chen Yucheng (陳玉成); también fue general del ejército y demostró buenas habilidades tácticas en sofocar la disputa de los Reyes Taiping en 1856. También tuvo operaciones exitosas contra la ciudad de Nankín entre 1856 y 1858, que lo hicieron ganar el título de Príncipe en 1859. Con la ayuda de Li Xiucheng organizó un segundo sitio contra Nankín en 1860, y organizó una avanzada hacia el norte en 1861, pero la debilidad del ejército los forzó a retirarse. Después de dicha derrota fue traicionado y ejecutado por las fuerzas imperiales Qing en mayo de 1862.
  • Príncipe Gan (干王): Asignado a Hong Rengan (洪仁玕); primo de Xiuquan, acaparó bastante poder dentro del reino y era considerado como Primer Ministro del Reino. Cuando Xiuquan estableció a Nankín como capital del reino, nombró a Rengan para que lo asistiera en su gobierno, ya que existía una disputa interna dentro del reino entre seguidores religiosos y generales del ejército, que había causado la muerte de 20.000 personas. Su poder sólo era superado por Xiuquan y su grado de educación era más elevado que el resto de los líderes, ya que no se había adherido a la causa al inicio de la rebelión, había logrado contactos con las potencias occidentales y propugnaba por una centralización y occidentalización del reino, así como una alineación de la religión del reino a un estilo protestante. Estas ideas lo han hecho considerar como el primer nacionalista chino y son mencionados en escritos del Kuomintang y del Partido Comunista de China. No obstante estas reformas no fueron implementadas y no poseía un poder militar como el del Príncipe Zhong. En una misión que pretendía retomar el área alta del río Yangtsé, se negó a seguir las órdenes de su primo y se retiró a Nankín. Esto aprovechó a las fuerzas Qing a ejercer un sitio sobre la ciudad y provocaron el colapso de la rebelión y la muerte de Xiuquan en 1864. Rengan y otros líderes de la rebelión huyeron de Nankín y fungió como regente de Hong Tianguifu, hijo de Xiuquan y nuevo Rey Celestial. No obstante en el mismo año fueron capturados y sentenciados a muerte; Rengan fue el único príncipe que mantenía su lealtad a la rebelión y no se retractó.
  • Príncipe Fu (福王): Asignado a Hong Renda (洪仁達); segundo hermano mayor de Xiuquan, ejecutado en 1864 por el Imperio Qing.
  • Príncipe An (安王): Asignado a Hong Renfa (洪仁發); hermano mayor de Xiuquan.
  • Príncipe Yong (勇王): Asignado a Hong Rengui (洪仁貴).
  • Príncipe Fu (福王): Asignado a Hong Renfu (洪仁富).
  • Tian Gui o Tien Kuei (田貴): Ejecutado en 1864.

En los territorios controlados, el Reino Celestial estableció un régimen teocrático y altamente militarizado. Se hicieron cambios radicales en la forma de vivir de las personas de la región:

  1. La base de estudio para las examinaciones imperiales para los oficiales cambiaría de los preceptos confucianistas a los cristianos.
  2. La propiedad privada sería abolida y todo terreno era propiedad y distribuido por el reino.
  3. Se estableció un calendario solar que reemplazó al calendario lunar clásico.
  4. No existiría una sociedad por clases y los sexos fueron declarados iguales. Fue el primer régimen chino en admitir a las mujeres para la examinación imperial.
  5. Se promovió la monogamia y se prohibió la poligamia y el concubinato.
  6. Se prohibió el atrofiamiento de pies, que era una costumbre muy difundida en China.
  7. Se prohibió además el consumo de opio, los juegos de azar, el tabaco, el alcohol, la esclavitud y la prostitución.

No obstante la aplicación de estas leyes fueron inútiles, descuidadas y brutales, ya que el reino se ocupaba de manera total con la manutención del ejército, dejando la administración civil en condiciones precarias. A duras penas estas leyes fueron establecidas en las ciudades más pobladas, pero en las zonas rurales no había control. A pesar que la poligamia estaba prohibida, Hong Xiuquan tenía 88 concubinas. Igual ocurrió con los oficiales de mayor rango que mantenían concubinas y vivían como reyes de facto.

Religión[editar]

A pesar que el Reino Celestial de la Gran Paz se consideraba a sí mismo como cristiano, era considerado herético por las principales ramas del cristianismo, porque el movimiento estaba fundado en una secta cuyo líder, Hong Xiuquan, había recibido una visión divina que le había develado su origen divino y la misión de convertir a China al cristianismo.

No obstante Xiuquan desarrolló una interpretación literaria de la Biblia y la moldeó a su forma. Rechazaba la doctrina de la Trinidad y designaba que el Padre era el Dios verdadero. Jesucristo era el primer Hijo del Padre, mientras que el propio Xiuquan era el segundo Hijo del Padre. El Espíritu Santo para Xiuquan, no era más que un "Santo Viento" (se cree que esto se debió a la pobre traducción de los misionarios cristianos); de hecho, Yang Xiuqing asumió el título del "Santo Viento el Consolador".

En base a sus lecturas y revelaciones personales, Xiuquan añadió un tercer grupo de libros (en adición al Antiguo Testamento y Nuevo Testamento) en la Biblia del régimen Taiping.

El Ejército del Amor[editar]

La principal fortaleza de la rebelión era el ejército, que se caracterizaba por un alto nivel de disciplina y fanatismo. Los miembros del ejército vestían un uniforme de chaqueta roja y pantalón azul y tenían un cabello largo — en el idioma chino eran conocidos como Chángmáo (長毛, literalmente "cabello largo"). Este ejército se distinguía además por la gran cantidad de mujeres sirviendo al ejército, algo que no era común en los ejércitos del siglo XIX.

El combate que realizaban era extremadamente brutal y sangriento, con poca artillería pero con grandes fuerzas equipadas con armas pequeñas. En 1856, los miembros del ejército llegaban al millón. La estrategia de conquista se basaba en la toma de grandes ciudades, consolidación del control de las ciudades y luego marchaban a las afueras para combatir con las fuerzas imperiales. No existen cifras oficiales acerca de la cantidad exacta de las fuerzas en su clímax, pero se supone que oscilaba entre 2,5 y 3 millones de soldados en 1860.

Existía una organización descrita del siguiente modo:

Estos miembros fueron puestos en ejércitos de varios tamaños. En adición con las fuerzas principales organizadoras mencionadas anteriormente, existían decenas de miles (posiblemente cientos de miles) de grupos pro-rebeldes que combatían dentro del ejército o como irregulares.

Notas[editar]