Realismo directo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El realismo directo (también conocido como percepción directa) es una teoría de la percepción que asegura que los sentidos nos proporcionan una conciencia directa del mundo exterior. En contraste, el realismo indirecto y el representacionalismo sostienen que esa conciencia directa sólo nos es dada por representaciones internas del mundo externo.

Los realistas directos a veces mantienen que los realistas internos están confundidos acerca de modismos convencionales de las percepciones. La percepción es un ejemplo de contacto directo con algo; una fotografía u oír la grabación de una voz serían ejemplos de percepciones indirectas. Los realistas directos a menudo argumentan, contra los representacionalistas, que el hecho de que alguien tome conciencia de un árbol mediante un complejo proceso neurológico apoya necesariamente la percepción indirecta. Simplemente establece el método, indudablemente complejo, por el cual se fija la conciencia directa del mundo. Argumentar en contra del realismo directo que la percepción de un árbol requiere de un reflejo no causal del árbol en la mente es semejante a decir que viajar directamente a casa de alguien implica una aparición mágica en la puerta de éste. El razonamiento de que una ruta compleja indica indirectividad puede ser un ejemplo de falacia genética.

El realismo directo propone una teoría no física de la experiencia, de modo que no identifica a ésta con el fenómeno cuántico que son las cosas en sí mismas, ni tan siquiera con las imágenes idénticas de la retina. Esta falta de superveniencia de la experiencia en el mundo físico indica que el realismo directo no es una teoría física.