Reactivo de Neßler

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El reactivo de Neßler es un reactivo químico usado para detectar pequeñas cantidades de amoníaco (azano, H3N) o catión amonio (H4N+). Debe su nombre a su descubridor, el químico alemán Julius Neßler. Consiste en una solución 0,09 M de tetrayodomercuriato (II) de potasio (K2[HgI4]) en una solución 2,5 M de hidróxido de potasio (KOH). En presencia de amoníaco o catión amonio, toma coloración amarilla-naranja y en grandes concentraciones se forma un precipitado color naranja.

Preparación[editar]

Una forma de preparar el reactivo es disolver 10g de yoduro de potasio (KI) por cada 10ml de agua, agregando una solución saturada (60g/L) de cloruro mercúrico (HgCl2) en pequeñas proporciones y agitando, hasta formación permanente de un leve precipitado. Luego se agregan 80 ml de solución de hidróxido de potasio (KOH) y se diluye a 200 ml. Se deja en reposo durante la noche y se decanta el líquido claro.

Otro método para prepararlo es disolver 23 g de yoduro mercúrico y 16 g de yoduro de potasio en agua y se lleva a 100 ml. Se agrega 100 ml de hidróxido de sodio 6 N. Se deja en reposo durante 24 horas y se decanta la solución para separar cuialquier precipitado que se hubiere formado.

La reacción de formación del reactivo de Neßler es la siguiente:

2 KI + HgI2 = K2[HgI4]

Reacción[editar]

La técnica de reacción a la gota es la siguiente: se mezcla sobre un vidrio de reloj una gota de la solución en análisis con una gota de solución concentrada de hidróxido de sodio. Se lleva una microgota de la solución o suspensión resultante a un papel para reaciones a la gota y se agrega una gota de reactivo de Neßler y se observa una mancha o anillo amarillo o anaranjado rojizo. La sensibilidad de esta reacción es de 0,3 μg de H3N.[1]

La reacción del reactivo con amoníaco es:

2 K2[HgI4] + 3 KOH + H3N = HgI (H2N) . HgO + 7 KI + 2 H2O

Con catión amonio, la ecuación iónica sería:

2 [HgI4]2- + 4 OH- + H4N+ = HgI (H2N) . HgO + 7 I- + 3 H2O

Toxicidad[editar]

El reactivo es tóxico, tanto si es inhalado, tragado o absorbido por la piel. Presenta peligro neurológico y puede actuar como carcinógeno y ser un riesgo para la reproducción. Es corrosivo y causa quemaduras.

Referencias[editar]

  1. Vogel, Arthur (1953). Química analítica cualitativa. Buenos Aires: Kapelusz. 

Véase también[editar]