Raziel (Legacy of Kain)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Raziel
Personaje de Legacy of Kain: Soul Reaver
Creador(es) Crystal Dinamics / Eidos Interactive
Voz original Michael Bell, Arturo López

Raziel es un personaje de videojuegos que tiene un rol principal en la serie de videojuegos Legacy of Kain, específicamente en Legacy of Kain: Soul Reaver, Legacy of Kain: Soul Reaver 2 y Legacy of Kain: Defiance. Raziel, con algunas características de antihéroe, es un espectro (como es llamado en Defiance'), y a medida que el videojuego progresa su historia se revela. Antes de ser espectro fue vampiro, y mucho antes un humano sacerdote de la orden guerrera de los Sarafan.

El nombre de Raziel, cuyo significado en hebreo es secreto de Dios, está basado en el del príncipe de los querubines. Según la mitología, debido a su cercanía al trono de Yahvéh, el arcángel Raziel tomó nota de todo aquello de lo que éste dijo y lo plasmó en el llamado Sefer Raziel HaMalach (‘el libro de Raziel’), el cual está considerado como un libro de magia.

La historia de Raziel, Desde el pasado al presente.[editar]

Como sacerdote Sárafan[editar]

Raziel nació unos 520-550 años antes de la caída de los Pilares, y finalmente se convirtió en uno de los guerreros Sarafan, adquiriendo puestos en los altos rangos. Él, junto con otros seis guerreros Sarafan, Turel, Dumah, Rahab, Zephon, Melchiah y Malek (este último no es convertido en vampiro por Kain), sitiaron el retiro de la montaña de Janos Audron, asesinando al anciano vampiro y arrancándole el corazón, conocido como el Corazón de la Oscuridad, tomando además la Segadora (Reaver en su lengua original, el inglés), la antigua arma sagrada de los vampiros, que estaba bajo custodia del anciano. De regreso a la fortaleza de los Sarafan, los seis guerreros son asesinados por un espectro, que aunque el mismo Raziel no lo sabía, se trataba de su propio yo futuro. Los guerreros son momificados como mártires y Raziel es venerado como héroe por haber acabado con Janos Audron.

La vida vampírica de Raziel.[editar]

Aproximadamente mil años después de su muerte, Raziel es resucitado por Kain como vampiro, luego de que este robara su alma del inframundo. Luego Kain hace lo mismo con los otros cinco guerreros Sarafan. Resucitados como vampiros, ninguno de los hermanos recordaba su pasado como inquisidores Sarafan. Transformados en los lugartenientes de la nueva legión de Kain, cada uno crea su propio clan vampírico, y en menos de cien años llevan a la humanidad al borde de la extinción, conquistando todo Nosgoth.

Después de milenios de servicio a Kain, Raziel tiene una aceleración en su evolución vampírica, creciéndole un gran par de alas en la espalda. El día en que los líderes de los clanes se reúnen ante Kain, Raziel aparece exhibiéndolas, y es ejecutado públicamente por orden de Kain, supuestamente por un arranque de celos, aunque luego se desvela que todo estaba deliberadamente planeado por Kain para desencadenar los efectos que le ayudarían en su búsqueda de una salida al destino que se le había impuesto. Una vez arrojado al Abismo, el alma de Raziel queda atrapada en él durante algunos milenios más, hasta su liberación como espectro devorador de almas.

El segador de almas[editar]

Liberado de la Rueda del Destino, Raziel se encuentra frente al dios antiguo, un monstruoso ser con tentáculos que insta a Raziel a que aniquile a Kain y a sus hermanos bajo la excusa de restaurar el equilibrio de Nosgoth. Ahora como criatura de los planos espectrales, Raziel ya no es un vampiro, y su sed es más oscura ahora: en vez de sangre, Raziel se alimenta de almas.

En busca de venganza, Raziel va explorando todo Nosgoth, ahora desértico y corroído, y en su camino descubre que su clan ha sido destruido. Movido por la venganza, continúa su viaje aniquilando a cada uno de sus hermanos, quienes ahora sufren en sus propias carnes unas transformaciones monstruosas y ya no son aquellos vampiros que Raziel conocía (a excepción de Turel, que para ese momento no se encontraba en esa línea de tiempo), y se enfrenta a Kain en el Santuario de los Clanes. Durante la batalla, la Segadora física de Kain se rompe justo cuando Kain pretende darle el golpe de gracia (a causa de una paradoja temporal, como Raziel se da cuenta más adelante) y Raziel regresa al plano espectral, donde encuentra el espíritu voraz de la Segadora espectral y se une a su brazo, transformándose en su arma simbiótica. Después, Raziel tendrá su primer encuentro con el espectro de Ariel, quien le será de ayuda dándole mensajes crípticos acerca de los distintos lugares de Nosgoth.

Durante su viaje Raziel descubre la tumba de los mártires Sarafan, descubriendo su origen pasado, lo que incrementa su odio por Kain. Buscando venganza por su ejecución y por su blasfema resurrección, Raziel llega a la Caverna del Oráculo, donde está escondida la Cámara del Cronoplasto de Moebius. Allí lo espera Kain. quien le advierte sobre los acontecimientos venideros, y luego se desvanece en el flujo espaciotemporal. Raziel se ve obligado a seguirlo hacia su desconocido pasado.

Alma viajera del tiempo[editar]

Desviado de su camino por el mismísimo Moebius, Raziel llega al pasado de Nosgoth, 30 años antes de la caída de los Pilares. Raziel intenta matar a Moebius con su Segadora, pero esta es inutilizada por la vara mágica de Moebius, quien falsamente se muestra sorprendido ante Raziel por la desaparición de la segadora. Raziel nuevamente trata de liquidar a Moebius con sus manos, pero Moebius le revela que será Kain su asesino. «De todas formas, a todos nos llega la hora...», responde Moebius. Ante un incrédulo Raziel, Moebius explica cómo la sanación de Nosgoth depende de la muerte de Kain, y comienza su manipulación sobre el espectro, alentándolo a asesinar a su maestro. Durante su camino por la guarida de Moebius, Raziel encuentra la tumba de Guillermo el Justo, sobre la cual esta la Segadora de esa época, rota después de su batalla contra Kain. Creando una nueva paradoja temporal, la Segadora física y la espectral, atada a la mano de Raziel, se unen, logrando reparar la Segadora física; en ese instante aparece Moebius, y Raziel, enfurecido, pide a Moebius una razón para no matarlo en ese mismo instante. Moebius engaña a Raziel para que le perdone la vida, cuando Raziel suelta la Segadora física y se marcha mientras Moebius susurra que esa ha sido su única oportunidad de liquidarlo. Después de esto Raziel se abre camino a hacia los Pilares, donde le está esperando Kain. El espectro llega justo en el momento en el que Ariel estaba siendo asesinada y los Pilares quedaban corruptos por la locura de Nupraptor, y Kain nacía como humano. Kain empieza entonces a dejar caer débilmente a Raziel algunos de datos que había aprendido a lo largo de los siglos para encontrar una salida al dilema que Moebius lo obligó a aceptar, salida en la que Raziel jugaría un papel fundamental.

Finalmente Raziel se encuentra con el dios antiguo, ante quien se muestra un poco rebelde a medida que va adquiriendo información. Durante su viaje Raziel llega a una antigua forja elemental alineada con la Segadora, y allí se encuentraa con el vampiro Vorador. Este le revela, aunque de manera críptica, parte de la profecía vampírica, además de darle un nuevo objetivo: buscar al gran vampiro Janos Audron. De regreso a la guarida de Moebius, en la capilla de Guillermo, Kain se interpone en su camino, explicando esta vez las razones por las que el transcurso de la historia puede ser alterado, a pesar de que ésta sea imposible de cambiar al estar todas las almas encadenadas a un destino premeditado. Kain revela que dos Segadoras en contacto, dos entidades prisioneras intentando devorarse la una a la otra, son capaces de provocar una paradoja temporal capaz de cambiar el curso temporal. Ese lugar estaba destinado a ser el escenario en el que Raziel matase a Kain y restableciese el equilibrio de Nosgoth; sin embargo, Raziel toma la decisión de no hacerlo, cambiando así el flujo de la historia. Kain, reconfortado, decide seguir con sus propios planes y deja a Raziel continuar su búsqueda.

Al llegar a las cámaras de flujo temporal Raziel encuentra a Moebius, a quien obliga a configurar la máquina para retroceder unos cinco siglos en el pasado, aunque Moebius lo engaña y lo envía un siglo hacia el futuro. Tras comprender la traición, Raziel busca una forma de regresar por su cuenta y riesgo a la época a la que ansía acceder. En su viaje se encuentra con un nuevo engaño de Moebius, en forma de espíritu, y de nuevo con el fantasma de Ariel en los Pilares.

Finalmente, Raziel puede escapar de esa época usando un dispositivo de flujo temporal abandonado, y regresa a la del apogeo de los Sarafan, seiscientos años en el pasado, en la que Janos Audron aún no había sido asesinado. Para llegar hasta el viejo vampiro, Raziel tiene que construir un camino que le permite acceder desde la base del refugio de Janos hasta la altísima cámara donde éste aguarda. Raziel se reúne con Janos, quien le explica muchas cosas sobre la función que los Pilares realizan y el error que supondría que estuvieran bajo control humano, y no vampírico. Asimismo, le revela la misión que lo había sustentado durante todos esos siglos: entregar la Segadora al héroe que salvaría a la raza vampírica, Raziel. Es entonces cuando su yo pasado, Raziel el Sarafan, irrumpe en la sala, a la que accede gracias al camino que Raziel espectro ha construido. Arrojado por Janos a una cámara adyacente con el fin de protegerlo, Raziel puede salir justo a tiempo para ver a su antiguo yo inmovilizar a Janos usando la vara de Moebius, partir su pecho en dos, arrancar su corazón y huir con éste a la fortaleza Sarafan.

Raziel ve morir a Janos en sus brazos, pero no sin antes aceptar la misión que éste había preparado para él y renegar con odio visceral de su anterior pasado, el cual creía puro y noble. Alimentado por la ira, Raziel regresa a la fortaleza Sarafan en busca de venganza. Allí encuentra la Segadora, expuesta sin protección alguna. En ese instante Moebius aparece, defendido por Malek, y lo priva de su espada espectral, obligándolo a asir la Segadora para después encerrarlo. La única salida de Raziel lo conduce a encarar a sus antiguos hermanos Sarafan, a quienes mata con satisfacción al comprender el destino que les aguardaba. Por último, Raziel encuentra a su yo Sarafan, con quien se enfrenta y acaba asesinando, cerrando el ciclo de su historia. Este hecho provoca que la historia fuerce a la Segadora a consumir el alma de Raziel, ya que de otro modo todos los acontecimientos que habían ocurrido a partir de ese momento dejarían de existir. Raziel comprende entonces que la entidad que siempre había poseído a la Segadora era, es y será él.

En la línea de tiempo no alterada la Segadora consume el alma de Raziel, cerrando el círculo de la Segadora de Almas. En la línea alterada Kain aparece y salva a Raziel. Esto causa una paradoja que cambia los futuros acontecimientos a partir de ese instante, creando un futuro caótico donde los hylden toman el poder de Nosgoth (los acontecimientos relatados en Blood Omen 2: Legacy of Kain).

El círculo del destino[editar]

Raziel permanece en reino espectral por un período igual a quinientos años en el plano físico, hasta que consigue escapar de la carga del dios antiguo. Debido a su rebelión, el dios antiguo priva a Raziel de los portales para cambiar al reino físico, aunque finalmente encuentra un modo algo más tosco de llevar a cabo tal acción: mediante su proyección en cadáveres en descomposición.

Tras encontrar a Vorador, Raziel le pide explicaciones sobre la forma de cambiar su destino y evitar así convertirse en el hambriento espíritu cautivo de la Segadora, pero Vorador no tiene las respuestas. Sin embargo, conduce a Raziel ante el cuerpo inerte de Janos Audron y le revela la forma de hacerlo resucitar y obtener, de ese modo, las respuestas que necesitaba: recuperar el robado corazón de Janos y devolverlo al cadáver del legendario vampiro.

Así pues, Raziel se dirige a la catedral del Averno, donde supuestamente se encuentra el Corazón de la Oscuridad. En las catacumbas de esta catedral se encuentra con Turel, el único de sus hermanos que no había aniquilado en el futuro (o su pasado). Turel, ahora parasitado por entidades hylden, es conocido como el avatar de Hash'ak'gik. Luego de una batalla forzada Raziel absorbe el alma de su hermano, aunque algunos de los hylden que infectaban a Turel contagian parcialmente a Raziel. A la salida del foso Raziel sorprende a Mortanius, a quien pregunta por la ubicación del Corazón de la Oscuridad. La sorpresa es mayúscula al conocer que dicho órgano fue utilizado por Mortanius para resucitar a Kain como vampiro y era en realidad el corazón que latía dentro de Kain. Luchando por vencer las fuerzas que lo poseen, Mortanius se desvanece para seguir con sus planes, dejando a Raziel confuso.

De vuelta a la catedral, Kain hace acto de presencia en un intento por evitar que Raziel resucite a Janos Audron. Raziel, alimentado por las imágenes de confrontaciones entre los héroes de las razas, por el temor a quedar atrapado en la Segadora que Kain porta y por la posesión parcial a la que está sometido ataca a Kain, a pesar de los esfuerzos de éste por hacerlo entrar en razón. Durante la lucha, Raziel comienza a ser absorbido por la Segadora. Desesperado y convencido de que Kain lo ha engañado, reúne fuerzas y atraviesa el pecho de Kain, arrancando su corazón y expulsando a su antiguo amo a la dimensión demoníaca.

Con el Corazón de la Oscuridad en su poder, Raziel regresa a la mansión de Vorador, allanada por Moebius y sus mercenarios, y resucita a Janos Audron en busca de respuestas. Janos sólo acierta a contestarle lo mismo que en la anterior ocasión: que era el héroe vampiro destinado a empuñar la Segadora. Cuando Raziel le muestra la única Segadora que empuña, la espectral, Janos ve tambalear todos sus dogmas. Desconcertado, Janos se lleva a Raziel consigo hasta la ciudadela de los vampiros, donde le había dicho que hallaría las respuestas que buscaba. De este modo Raziel se dirige hacia la fragua espiritual, donde encuentra al dios antiguo intentando impedir el acceso de Raziel a la fuente de energía a la vez que empieza a comprender el destino reservado a Kain como vástago del equilibrio.

Tras liberar la forja el espectro de Ariel acude a la fragua, donde cede su alma para bautizar y purificar la espada de Raziel, no sin antes legarle su última misión: unir lo que ha sido dividido. Con la Segadora purificada, Raziel regresa, confuso, hasta la sala donde Janos aguarda. En ese preciso instante, el joven Kain rechaza sacrificarse, rompiendo así la barrera que los Pilares protegían. El hylden que poseyó a Mortanius toma el control de Janos. Raziel entonces se da cuenta del error cometido al resucitar a Janos Audron, pues Kain había tratado de advertirle que esto pasaría y no había querido escucharlo. Al tratar de impedir que el hylden huya con el cuerpo de Janos Raziel es vencido y su cuerpo físico disuelto e invocado a la fragua espiritual por el dios antiguo. En esta cámara, rebelado e iracundo, intenta con todas sus fuerzas atacar al dios antiguo, aunque su presencia en el plano espectral se lo impide. El dios antiguo da por terminada la misión de Raziel, para la cual lo había resucitado, y le revela que permanecerá en la fragua, sin poder escapar, durante toda la eternidad.

Tras ello, el dios antiguo devuelve la vida a Moebius, asesinado por el joven Kain en ese instante, y éste acude a la fragua espiritual para rendir cuentas ante su amo. En ese mismo lugar Moebius es sorprendido por el Kain anciano, que, misteriosamente, no ha muerto durante la pelea con Raziel. Kain elimina nuevamente a Moebius. En el plano espectral, Raziel atraviesa a Moebius con la espada y comprueba que ésta tiene la capacidad de curar la corrupción a la que se veían sometidos los guardianes de los Pilares, ya que hasta aquel momento Moebius no había podido ver nunca al dios antiguo.

Luego de devorar su alma y comprendiendo y aceptando su verdadero propósito, Raziel utiliza el cadáver de Moebius para acceder al plano material, donde purifica a Kain dejándose encerrar en la Segadora, a partir de entonces Segadora de Almas.

Habilidades[editar]

A lo largo de los juegos en los que aparece como protagonista, Raziel ha hecho gala de diferentes habilidades, pese a que algunas han sido borradas en los juegos posteriores. Sus habilidades más significativas son:

  • Cambio de plano: Raziel es capaz de cambiar al plano material a través de portales de energía ubicados en algunos puntos del plano espectral, y puede regresar a él a voluntad y sin necesidad de un portal. Sin embargo, luego de la rebelión de Raziel (en Defiance), esta habilidad le es privada por el dios antiguo. Para poder cambiar al plano material Raziel hace gala de su adaptación a los planos espectrales, tomando cadáveres en descomposición y luego moldeando su forma para que sean un reflejo de su cuerpo espectral.
  • Absorción de almas: Gracias a esta habilidad Raziel absorbe las almas de los muertos que están perdidas en el plano espectral y recupera energía vital. Estas almas pasan a través de él para llegar a la Rueda del Destino y alimentar al dios antiguo. Cuando Raziel absorbe el alma de un ser poderoso es capaz de tomar sus habilidades.
  • Atravesar rejas: Esta habilidad la adquirió al absorber el alma de su hermano Melchiah. Le permite atravesar puertas y ventanas enrejadas, pero sólo en el plano espectral.
  • Escalar muros: Esta habilidad la adquirió al absorber el alma de su hermano Zephon. Le permite escalar ciertos tipos de muros. En ambos videojuegos Soul Reaver su uso está restringido solo al plano físico, pero en Defiance Raziel ya es capaz de hacerlo también en el plano espectral.
  • Invulnerabilidad al agua: Esta habilidad la adquirió al absorber el alma de su hermano Rahab. En las primeras etapas de Soul Reaver el cuerpo físico de Raziel es demasiado frágil ante el agua, y con el más mínimo contacto con ella su salud disminuye. Al absorber el alma de Rahab esta debilidad desaparece, permitiendo a Raziel nadar y bucear libremente.
  • Constricción: Esta habilidad la adquirió al absorber el alma de su hermano Dumah. Permite a Raziel manipular objetos o paralizar enemigos girando alrededor de ellos. Esta habilidad es exclusiva del primer Soul Reaver.
  • Proyectiles telequinéticos: Esta habilidad la adquirió al absorber el alma de Morlock, un vampiro del clan Turelim. Le permite disparar proyectiles psíquicos para golpear enemigos o mover objetos.
  • Telequinesia: Esta habilidad la adquirió al absorber el alma de su hermano Turel, en la parte final de Defiance, ya que Turel no aparece en el primer Soul Reaver. En este punto sus habilidades telequinéticas están al mismo nivel de Kain, permitiéndole manipular grandes objetos o crear escudos psíquicos.

Armas[editar]

Pese a que Raziel puede usar casi todas las armas que usen sus enemigos y sus garras también pueden ser usadas como armas, siendo más letales en Soul Reaver 2, su arma por defecto es la Segadora espiritual. En el primer juego la Segadora está limitada en su uso al nivel de salud de Raziel: solo se manifestaba en el plano material cuando estuviera al 100% de su salud. Sin embargo, es el arma más letal del juego, y puede imbuir los proyectiles telequinéticos de Raziel para darles más poder. En el plano espectral el arma está fusionada todo el tiempo con Raziel y no tiene ninguna restricción. En Soul Reaver 2, después de reconstruir la Segadora física en la tumba de Guillermo, Raziel es capaz de manifestar la espada en el plano material a voluntad, sin la necesidad de que su salud esté al 100%, pero al coste de que la espada vaya absorbiendo su fuerza vital. En el plano espectral la espada no tiene esta desventaja. En Defiance Raziel ya ha dominado tanto esta espada que es capaz de asimilarla dentro de su cuerpo y manifestarla a voluntad cuando es necesario. Además es capaz de energizar la espada para dar golpes más fuertes, o crear un campo de fuerza para repeler al oponente.

En los videojuegos la Soul Reaver ha sido imbuida con poderes elementales. Sus habilidades varían dependiendo del elemento alineado:

  • Dark Reaver: La espada espectral imbuida por el poder de la oscuridad. En Soul Reaver 2 los proyectiles telequinéticos imbuidos con esta Segadora poseen la habilidad de cegar o desactivar temporalmente ciertos aparatos de seguridad en las ruinas vampíricas. Además esta Segadora oscura puede crear puentes de sombra en puntos concretos. En Defiance, en el poder máximo es capaz de lanzar pequeñas sombras para que golpeen enemigos en los alrededores, y su habilidad hace invisible a Raziel temporalmente.
  • Light Reaver: La espada espectral imbuida por el poder de la luz. En Soul Reaver 2 los proyectiles telequinéticos imbuidos con esta Segadora energizan ciertos cristales para que se activen mecanismos, se abran puertas, etc. En Defiance golpear con la Segadora luminosa al máximo poder puede aturdir al objetivo. Al usar su habilidad puede aturdir varios oponentes a la vez con una potente resplandor.
  • Air Reaver: La espada espectral imbuida por el poder elemental del aire, alineada con los Pilares de la Mente y la Dimensión. En Soul Reaver 2 los proyectiles telequinéticos con esta Segadora pueden destruir ciertos tipos de rocas. Además puede activar ciertos aparatos que lanzan columnas de aire, que Raziel usa para poder planear; esta habilidad la conserva en Defiance, donde, con el máximo poder, esta Segadora hace daño elemental de aire al objetivo, y su habilidad le permite crear un tornado que hiere a varios oponentes.
  • Fire Reaver: La espada espectral influida por el poder elemental del fuego, alineada con los Pilares del Conflicto y la Naturaleza. En Soul Reaver 2, los proyectiles telequinéticos imbuidos por esta Segadora pueden herir al objetivo con daño elemental de fuego. Además, activando cierto aparato en la fortaleza Sarafan, puede descongelar parte del lago que la rodea. En Defiance, en el máximo poder, la Segadora llameante hace daño elemental de fuego, y usando su habilidad puede crear una ráfaga de fuego que daña a varios oponentes. En el primer videojuego aparece una versión más débil de esta Segadora, que hace daño elemental de fuego a su objetivo.
  • Water Reaver: La espada espectral influida por el poder elemental del agua, alineada con los Pilares de la Muerte y los Estados. Exclusiva de Defiance, esta Segadora es capaz de congelar corrientes de agua. En el máximo poder puede congelar a su objetivo, y usando su habilidad puede congelar a varios oponentes.
  • Earth Reaver: La espada espectral infuida por el poder elemental de la tierra, alineada con los Pilares de la Energía y el Tiempo. Exclusiva de Defiance, esta Segadora es capaz de crear bloques de tierra flotantes activando los aparatos adecuados. En el poder máximo hace daño elemental de tierra al objetivo, y usando su habilidad puede crear un potente temblor que daña a varios oponentes.
  • Spirit Reaver: La espada espectral purificada por el epectro de Ariel(La más poderosa de todas), alineada con el Pilar del Equilibrio. Exclusiva de Defiance, esta Segadora es la más potente y letal de todas, capaz de matar al objetivo de un solo golpe (en Soul Reaver 2 cualquier Segadora tiene ese poder, aunque con cierto coste de salud). Su habilidad le permite aniquilar a varios oponentes al mismo tiempo.

Enlaces externos[editar]