Raven (Nelly-Marie Vickers)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Raven
Nombre de nacimiento Rachel Vickers
Nacimiento , Flag of the United States.svg Estados Unidos
31 de julio de 1964
Apodo(s) Vicky Vickers, Niki Dickers, Raven St. James, Vicki Vickers, Nellie Marie Vickers, Nelly Vickers
Características físicas
Cabello Negro
Pecho natural no
Etnia Blanca
Ficha en IMDb
Raven en IAFD
Raven en AFDB

Raven (nacida en 31 de julio de 1964) es el nombre artístico de la actriz de cine porno estadounidense Nelly-Marie Vickers. Su fama se debe a su participación en la tetralogía de películas porno Taboo American Style, de 1985, que la lanzó a la fama en la industria del cine porno.

Biografía[editar]

Debutó en el cine porno en 1983 en la película de Michelle Reeves, Sappho Sextet. Al siguiente año participaría en 16 películas, algunas de las cuales aún se pueden ver con genuino placer, en parte por su presencia; sin embargo, no sería sino hasta 1985 que sería reconocida como una super-estrella del cine porno al participar en la serie Taboo American Style, una historia bastante sosa, típica del cine porno, de una familia envuelta en relaciones sexuales (el típico "todos contra todos") entre sí, en donde la hija adolescente descubre su sexualidad a través del novio de su hermana y envuelve a toda la familia en relaciones sexuales de todo tipo, hasta concluir con la misma hija teniendo relaciones sexuales con el padre, y su incursión en el cine porno como una estrella ascendente.

Su participación en esta película no la lanzó, pese a todo, al nivel de super-estrella que otras actrices de la época gozaron, como Ginger Lynn, Raquel Darrian y Ashlyn Gere, entre otras. Su participación más bien fue siempre discreta, aunque en la serie Catalina 5-0 (una serie basada apenas en una ídea de semi-parodia de la serie de televisión Hawaii 5-0), de 1990, es posible verla deslumbrante en escenas memorables, en particular con Zara Whites en lésbicas y cálidas escenas. Resulta curioso que sus más memorables actuaciones las haya hecho en dos series de películas porno, en especial en la serie Catalina Five-0, donde su participación es en verdad deslumbrante. Sus escenas con Zara Whites o con T.T. Boy son absolutamente deslumbrantes y llenas de pasión y entrega desenfrenada, memorables en una palabra.

No obstante su participación en cerca de un centenar de películas, es evidente su deseo de mantener un muy bajo perfil como actriz, pues incluso su nombre real, Nelly-Marie Vickers, es considerado un alias. Sin embargo, tal es su nombre real, y con éste aparece en la película italiana de 1994, Private detective, donde comparte créditos con Teri Weigel, Rocco Siffredi y Joey Silvera, todos los cuales aparecen con sus nombres reales en los créditos de la película.

Participaría en House of Dreams, de 1990, y Les femmes érotiques, Sensual Exposure, de 1993, del mítico director Andrew Blake, quien combinó una fotografía más bien kitsch entre erotismo y pornografía en sus estilisadas coreografías pornográficas sin mucha trama pero sumamente atractivas para la vista.

Raven en escena: Private Detective[editar]

Aunque Nelly-Marie Vickers pudo haber alcanzado el estatus de otras actrices de su generación o época, en realidad siempre mantuvo un perfil histriónico-público muy bajo, apenas superior a otras actrices con las que compratió escenario, como la actriz de origen mexicano Viviana, con quien compartió reparto en Undercover, uno de los cinco episodios de la serie Catalina 5-0. Su presencia en esta serie es notable por la calidad de sus escenas sexuales. En especial, una de sus mejores escenas fue con Zara Whites en Undercover, con quien compartiría créditos y una escena memorable en House of Dreams. En esa misma película tiene una escena con T.T. Boy de una fuerza sexual asombrosa, que recuerda las escenas de Missy, una de las actrices con las que nunca compartió escenas ni créditos.

Pero probablemente donde Nelly-Marie Vickers despliega toda su capacidad actoral sea en la película Private Detective. Hablar de capacidad actoral en el medio porno puede resultar una suerte de broma, dado que los actores usualmente no actúan, en el sentido profesional del término, y en el mejor de los casos, recitan algunas líneas, a las cuales difícilmente podría catalogarse de parlamentos, generalmente con escasas o nulas dotes actorales. Sin embargo, probablemente esta es una de las escasas películas porno donde la trama, por superficial que parezca y sea, no es únicamente un pretexto apenas disfrazado para desplegar una serie de actos sexuales en línea sin mayor vínculo unos con otros.

Private Detective es básicamente una historia de detectives en la que una investigadora estadounidense viaja a Italia para ayudar a un colega italiano a resolver una serie de crímenes pasionales. La historia, torpemente desarrollada, permite, sin embargo, algún despliegue actoral mínimo, básico, al no tratarse de puras escenas sexuales hilvanadas al desgaire. La mínima historia y diálogos un poco más elaborados que en este tipo de películas, permite un despliegue escénico mayor al promedio, considerando que un porcentaje bastante alto (probablemente un 35 o 40 por ciento) son escenas en exteriores, o en interiores, donde los personajes aparecen vestidos, en medio de público real (en el caso de algunas escenas rodadas en calles de Milán) o en interiores (donde aparecen rodeados de un amplio grupo de personas). Bajo ninguna circunstancia puede decirse que los actores de la película hagan un despliegue actoral, sin embargo, quien se destaca no es el estelar, supuestamente Rocco Siffredi (con quien, curiosamente, Nelly-Marie Vickers no comparte una sola escena sexual, a diferencia de otras películas donde ambos brillan compartiendo el escenario), sino justamente Nelly-Marie, cuyas cuatro escenas sexuales (algo insólito en una película porno, donde suelen aparecer dos, o tres escenas como máximo por actriz), y una muy bien rodada escena desnuda en la ducha, se parangonan a sus al menos cinco escenas en interiores o exteriores donde realiza notable acto de presencia, hacen de su papel el más importante, pese a que el cartel de la película en DVD aparecen como estelares, incluyendo sus nombres escénicos, lo que en los créditos reales no sucede, Rocco Siffredi, Eva Orlowski, Teri Weigel y Raven.

Los dos estelares masculinos en esta película, Joey Silvera y Rocco Siffredi, han compartido escenas sexuales con Nelly-Marie Vickers en otras películas, y en particular el primero, muestra un lucimiento actoral mayor que el de Siffredi, quien fuera de la escena sexual con Teresa Orlovsky y Teri Weigel, más bien parece una comparsa. Y a diferencia de otras escenas en películas previas, Silvera se ve mucho más desenvuelto y desenfadado, incluso a la hora de hablar, que en casi el resto de sus películas, donde el discurso hablado parece salirle a la fuerza.

Pero es Nelly-Marie Vickers, Raven, quien hace lucir a la película y a su papel en un nivel mayor que el de las películas porno, pues no sólo las cuatro escenas sexuales (con excepción de la primera, un tanto seca y sin gracia) sino incluso su desenvolvimiento general, le dan un notable giro a su presencia, demostrando que eventualmente era capaz de actuar, aun dentro de los escasos márgenes de movimiento de las películas porno.

Esta probablemente sea su mejor película en todos los sentidos, tanto en el desempeño sexual y erótico, como en el desempeño actoral. Curiosamente, probablemente sea la película menos conocida de ella en Estados Unidos.

Filmografía parcial[editar]

Enlaces externos[editar]


Afiche del DVD de la película Private Detective [1]

Fotogramas de la película Private Detective [2]