Rasines

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rasines
Municipio de España
Bandera de Rasines
Bandera
Escudo de Rasines
Escudo
Rasines
Rasines
Ubicación de Rasines en España.
Rasines
Rasines
Ubicación de Rasines en Cantabria.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria
• Provincia Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria
• Comarca Asón-Agüera
• Partido judicial Laredo
• Capital Rasines
Ubicación 43°18′29″N 3°25′29″O / 43.308055555556, -3.4247222222222


Coordenadas: 43°18′29″N 3°25′29″O / 43.308055555556, -3.4247222222222
• Altitud 90 msnm
• Distancia 60 km a Santander
Superficie 42,89 km²
Población 1011 hab. (2013)
• Densidad 23,57 hab./km²
Código postal 39860
Alcalde (2007) Ramón Luis Manteca Martínez (PRC)
Sitio web Ayuntamiento de Rasines
[editar datos en Wikidata]
Vista aérea de Rasines.
Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria. Ara dedicada por Floro proveniente de Rasines.

Rasines es un municipio de Cantabria (España) situado en el valle del Asón, en la zona oriental de la región. La superficie es de unos 42 kilómetros cuadrados y limita con los siguientes municipios: al norte con Guriezo, Ampuero y Voto y al sur con Ruesga, Ramales de la Victoria y Carranza (Vizcaya). Tanto Rasines como Guriezo suponen una vía importante de comunicación con el enclave cántabro de Valle de Villaverde situado en el País Vasco.

Sus coordenadas geográficas son: Latitud: 43º 18' 00" N; Longitud: 003º 25' 59" O. Y la altitud media de sus poblaciones es de 137,14 metros.

Localidades[editar]

Historia[editar]

Rasines ha estado poblado desde los comienzos de la Prehistoria. En 1905, Lorenzo Sierra, descubrió el yacimiento de la Cueva del Valle, donde se han hallado restos que nos indican la presencia del hombre desde el Magdaleniense Superior Final, es decir, entre 14.000 y 12.000 años a. C.. Estos datos han sido corroborados hace unos años (1996-97-98) mediante la prueba del Carbono-14 por María Paz García-Gelabert (arqueóloga de la Universidad de Valencia), en la última excavación que se ha hecho en el yacimiento de la Cueva del Valle.

Muchos han sido los objetos de interés encontrados en esta Cueva, pero cabe destacar un Bastón de Mando, hoy desaparecido; que parece ser que fue robado en Limpias durante la Guerra Civil Española. Los hallazgos encontrados se reparten entre El Museo Regional de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (ubicado en Santander) y el nuevo Museo Altamira en Santillana del Mar .

Tenemos constancia de la presencia romana en el municipio, principalmente gracias al ara votiva de Rasines esculpida en piedra, aunque también se han encontrado restos cerámicos. Probablemente, lo que hizo atractivo Rasines para los romanos fueran los recursos mineros: hierro, blenda y calamina. En el siglo XII Rasines dependía del cenobio de la iglesia de Santa María del Puerto (Santoña), donde aparece con el nombre de Razyne. Las posesiones del monasterio se extendían a tierras de Laredo, Colindres, Carriazo, Solórzano, Carasa, San Martín de Islares, Escalante y Santa Gadea, además del propio Rasines.

Los documentos que atestiguan la dependencia de Rasines respecto al monasterio de Santa María del Puerto mediante donación regia, están en el Cartulario de Puerto, al que son entregadas tierras y derechos sobre Rasines en fecha tan temprana como 973. En efecto, se testimonia la donación de una heredad en Rasines y Carasa, que le corresponde en herencia a Goma, a Santa María de Puerto y su abad Mamés, datándose el documento en 25 de marzo de 973 (la donación estaba compuesta de casas, tierras, pomares, montes y fuentes, terrenos cultivados y sin cultivar). En otras escrituras posteriores, en los años 1083 y 1086, Rasines aparece ya como uno de los concejos formados en la región oriental de Cantabria, probablemente como consecuencia de la repoblación llevada a cabo por los primeros reyes astures.

A finales del siglo XI, el monasterio de Santa María de Puerto tenía propiedades, entre otras localidades, en Rasines, debido a las diferentes donaciones que se han podido constatar en dicho siglo. Es entonces cuando se hace mención a la villa de Rasines, que muy probablemente sería una pequeña aldea.

La villa de Rasines formaría, junto con las de Ojébar, Gibaja y Ramales de la Victoria, la unidad administrativa que llegó hasta los tiempos constitucionales del siglo XIX y que se denominó Junta de Parayas. Este organismo era el mediador entre las villas que lo integraban y las autondades regionales y del reino. Sus principales cometidos se circunscribían a los problemas fundamentales que afectaban a la comunidad: comunicaciones (arreglo, mejora y reparación de caminos y puentes), organización interna y defensa de la población ante los excesos de la autoridad y de la presión fiscal.

Gracias a un documento fechado en 1499, sabemos que en la Junta de Parayas había 300 vecinos. Dicho documento informa sobre una reparación que se iba a hacer en el camino Burgos-Laredo, una de las rutas del comercio de lanas de Castilla.

Dado el punto estratégico que era Rasines en el caminio real entre Burgos-Laredo, numerosos monarcas pasaron por estas tierras. La reina Isabel con su hija Juana (1496). Carlos I, que en 1517 pisó estas tierras por primera vez y en 1522 tenemos constancia de que le ocurrió lo siguiente:

Real suceso de grata memoria. Cuenta la tradición y se tiene por verídico que en alguno de los viajes que hizo el Emperador y Rey Carlos V de Alemania y I de España desde la Corte a Laredo, al volver de esta villa en la que tan buenos recuerdos dejó en alhajas de iglesia, etc., se detuvo en esta posada de Rasines y tomó algún refrigerio, de cuyas viandas fornaban parte principal cantidad de huevos de gallinas. La prevenida pupilera reivindicando a una colega de Laredo cobró al Emperador y Rey Don Carlos un duro por cada huevo. Con razón pareció caro al rey y preguntó el por qué eran tan caros los huevos, y la pupilera le contestó que los huevos abundaban y se compraban baratos, pero que en cambio eran escasos los Reyes, que por milagro veía estos rincones de la Nación. Celebró el Rey con sonrisas la ocurrencia, pagó sin reparar la cuenta y hasta dio valiosa propina a la experta sirvienta. Año 1522. Tenía el Rey 22 años.

Carlos V también paso por Rasines en el año 1556, de camino a su retiro en el Monasterio de Yuste. Cuentan en Rasines que el Emperador tuvo una amada en nuestro pueblo, probablemente una mujer de clase alta del barrio de La Edilla.

En la Edad Moderna las gentes de esta tierra se habían especializado en el transporte, la conducción de carros de trigo de Castilla y la venta a las ferrerías de Carranza, Ramales y Soba.

Varios linajes importantes se habían asentado en la región: Ahedo, Alvarado, Crespo, Gil, González de Haro, Gordón, Gibaja, Helguera, Lombera, Marrón, Martínez, Maza, Ochoa, Ortiz, Ruiz, Saravia, Trápaga y Villanueva. La importancia de la Casa de los Saravía en Rasines es el hecho de que este linaje tuvo solar y torre en dicha localidad, además de tener sus armas en la capilla mayor de la Iglesia parroquial de San Andrés y en las iglesias de Gíbaja y Ramales. El linaje de los Saravia tuvo su punto culminante con el enlace con la casa de Alvarado cuando en 1540 Doña María de Saravia y Concha, señora de las Casas de su apellido en Ramales y Rasines, casó en Ramales con Don Diego de Alvarado Bracamonte y Velasco.

Rasines era para entonces un pequeño pueblo perteneciente a la jurisdicción de Laredo, al Arciprestazgo de Castro Urdiales y a la Merindad de Castilla la Vieja. Pero además de su situición geográfica de vía de comunicación entre la zona norte y Castilla, su proximidad al País Vasco y el crecimiento económico que conllevaba esta privilegiada situación, Rasines fue desde finales del siglo XV cuna de importantes arquitectos, maestros de obras de las grandes catedrales tardogóticas españolas. Así, Juan Gil de Hontañón, activo entre 1498 y 1526, nació en Rasines en 1470 y allí se casó con María Gil. Sus hijos Juan Gil «el mozo» y María Gil nacieron en Rasines. Otros ilustres hijos de la villa fueron Juan de Rasines, Pedro de Rasines, Rodrigo de Rasines, todos ellos de la misma familia, (servían a la casa de los Velasco como arquitecto). Maestros de cantería provenientes de Rasines, de Ojébar o de Cereceda eran los Ezquerra de Rozas, los Córdoba y los Edilla o Saenz de la Edilla.

Debido a su importancia estratégica y económica, el camino Laredo-Burgos, el cual tenía su paso por Rasines, recibió distintas atenciones, una de las cuales, recogida en las ordenanzas del consulado de Burgos (ordenanza de 1538) fue el arreglo y mantenimiento del mismo. De hecho, el camino de Laredo-Burgos siguió siendo uno de los más importantes durante los siglos XVI y XVII, tal como se refleja en el denominado itinerario de Juan Vílluga. Esta es, lógicamente, una de las razones de que parte de los hombres de Rasines se dedicaran a la carretería, transportando el trigo desde Castilla al puerto de Limpias, llevando en el camino de vuelta mineral desde el puerto a las ferrerías de Carranza, Ramales y Soba.

Felipe II concedía en 1562 a la Junta de Parayas la separación de asuntos de justicia del alcalde mayor a las siete merindades de Castilla la Vieja, permitiendo a la Junta elegir dos alcaldes ordinarios que entiendan en asuntos civiles de menor cuantía e instruyan las criminales bajo la jurisdicción del corregidor de Las Cuatro Villas de la Costa, a la vez que establece funciones y procedimientos.

A comienzos del siglo XVIII Rasines contaba con cerca de 200 vecinos, lo que permite calcular una población total entre 800 y 1.000 habitantes, habiéndose especializado la mayor parte de la población activa en el transporte y conducción de carros de trigo desde Castilla a las ferrerías de Asón, Carranza y Soba, no siendo despreciable el número de maestros de obras de cantería y carpintería.

El 5 de abril de 1798 se aprueba una Real Orden (confirmación de una anterior de 1792) por la cual se concedía la apertura de un camino desde el puerto de Laredo a Castilla. El camino de Laredo continuaba siendo, como vemos, de gran importancia. Su construcción se debió en gran parte a las prestaciones de los pueblos por los que pasaba y a otros pueblos de la provincia que se comprometían a pagar algunas cantidades para la reparación del mismo así como para su mantenimiento. Especialmente relevantes en su contribución a la construcción de este nuevo camino en los tramos que les afectaban fueron las ferrerías de Cereceda, Ojébar, pueblos pertenecientes al municipio de Rasines y la Junta de Parayas, ya que con ello aceleraban el desarrollo económico de la región. Sin embargo, la realización del camino fue en ocasiones interrumpida por la situación política de España, como las guerras civiles, y por las mermas en la recaudación de los portazgos para su construcción. Este camino aparece recogido en distintos documentos y mapas publicados durante el siglo XIX. En uno de esos mapas, datado hacia 1861, viene señalado como Camino Real, recogiéndose además otras sendas y caminos, como los que van a La Edilla y a Cereceda.

Como se ha dicho anteriormente, la Junta de Parayas estaba formada por los concejos de Rasines, Ojébar, Gibaja y Ramales, constituyendo una unidad administrativa que llegó hasta los tiempos constitucionales del siglo XIX. De hecho, en el denominado Estado de los Ayuntamientos Constitucionales de 1822 presenta ya la divisoria definitiva de la Junta de Parayas en dos municipios, donde Rasines aparecía como municipio autónomo en el que vivían 1.085 personas.

El régimen administrativo de los concejos integrantes de la junta estaba ligado a sus ordenanzas. Las ordenanzas de Rasines fueron redactadas en 1701, basadas en otras de 1529.

Finalmente, el gobierno de Rasines y su administración le correspondían a un procurador y dos regidores, que eran elegidos anualmente el día de Reyes, siendo verificado su nombramiento en Concejo público e interviniendo en él los oficiales salientes más tres diputados de la junta concejil. Las funciones de estos representantes del Concejo abarcaban como en todos los lugares de la región, los más diversos aspectos; tales como el remate de abastos, la visita de montes, el control de pesos y medidas, la contrata de maestros la lectura pública de las ordenanzas dos veces al año, entre otras muchas cosas. Naturalmente, los cargos salientes debían rendir cuentas en el plazo de 20 días, efectuándolo en Nuestra Señora de Villasomera, estando los responsables inhabilitados para poder asistir a los consejos mientras transcurría la rendición de cuentas.

Economía[editar]

Un 28,9 % de la población de Rasines se dedica al sector primario. Un 13,2 % a la construcción, un 21,6 % a la industria y un 36,4 % al sector terciario.

Patrimonio[editar]

La iglesia parroquial de San Andrés es un bienes de interés cultural, dentro de la categoría de monumento. La Plaza de Toros de Rasines es Bien inventariado. También es una visita interesante el Museo de la Cantería "Rodrigo Gil de Hontañón", situado en la plaza de la iglesia de Cereceda.

Demografía[editar]

Tiene una población 1063 habitantes (según el padrón municipal de 2008). Pese a la gran superficie que ocupa el municipio, la población está completamente dispersa, lo que hace que no existan calles, plazas, etc. Lo habitual son viviendas unifamiliares separadas entre sí aunque por lo general, agrupadas formando barrios.

Evolución demográfica
1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1980 1990 2000 2006
1.497 1.630 1.739 1.661 1.715 1.617 1.504 1.176 1.109 1.105 963 999

Fuente: INE


Gráfica de evolución demográfica de Rasines entre 1988 y 2008
Gráfica de evolución demográfica de Rasines entre 1900 y 2000

Administración[editar]

Actualmente, el alcalde del municipio es Jaime Bonachea Pico (PSOE), y la corporación municipal está distribuida de la siguiente manera: Jaime Bonachea Pico PSOE (Alcalde), Ramón Luis Manteca Martínez PRC (Teniente Alcalde), Pedro Ruiz Canales PSC-PSOE, Marcos Ruiz Gordón PRC, José Antonio Edesa Larrea PSC-PSOE, José Ramón Revuelta Aja PRC, José Gabriel Viar Trueba PP, María Jesús González PP y José María Gutiérrez González PP. Estas tablas muestran los resultados de las elecciones municipales celebradas en el año 2003, 2007 y 2011.[1]

Elecciones municipales, 25 de mayo de 2003
Partido Votos % Concejales
PP 313 43,35 % 4
PRC 143 19,81 % 1
PSOE 132 18,28 % 1
IU 131 18,14 % 1
  • Alcalde electo: Gabriel Viar (PP).
Elecciones municipales, 27 de mayo de 2007
Partido Votos % Concejales
PP 262 35,22 % 3
PRC 234 31,45 % 2
PSOE 198 26,61 % 2
  • Alcalde electo: Ramón Luis Manteca Martínez (PRC).

|

Elecciones municipales, 22 de mayo de 2011
Partido Votos % Concejales
PP 226 33,38 % 3
PSOE 193 28,51 % 3
PRC 189 27,92 % 3
IU 61 9,01 % 0
  • Alcalde electo: Jaime Bonachea Pico (PSOE).

Fiestas[editar]

Personajes ilustres[editar]

Nacidos en Rasines[editar]

  • Manuel Cacicedo Canales: (1909-1990) Fue escultor. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao. A partir de 1941 estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, obteniendo el premio fin de carrera Aníbal Álvarez. Entre sus obras destacan el Cristo de Villaverde de Trucíos (1945), el Cristo de la Tercera Caída, el paso de La Virgen de la Esperanza (1959) y el Cristo de la Agonía de Santoña (1959).
  • Juan Gil de Hontañón: maestro constructor español, primero de una saga familiar de arquitectos del siglo XVI.

Relacionados con Rasines[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]