Ramón Mestre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ramón Mestre

Ministro del Interior de la República Argentina
20 de marzo de 2001-20 de diciembre de 2001

Interventor Federal de la Provincia de Corrientes
17 de diciembre de 1999-20 de marzo de 2001
Predecesor Hugo Perié
(Gobernador Interino)
Sucesor Oscar Aguad
(Interventor Federal)

Gobernador de Córdoba
12 de julio de 1995-12 de julio de 1999
Vicegobernador Luis Molinari Romero
Predecesor Eduardo Angeloz
Sucesor José Manuel de la Sota

Intendente municipal de la ciudad de Córdoba
10 de diciembre de 1983-10 de diciembre de 1991
Predecesor Eduardo Cafferata
(de facto)
Sucesor Rubén Martí

Datos personales
Nacimiento 21 de agosto de 1937
San Juan (San Juan)
Fallecimiento 6 de marzo de 2003
Córdoba (Córdoba)
Partido Unión Cívica Radical
Cónyuge Cristina Sueldo
Hijos Claudia Mestre
Ramón Mestre (hijo)
Diego Mestre
Profesión Odontólogo
[editar datos en Wikidata ]

Ramón Bautista Mestre (San Juan, 21 de agosto de 1937Córdoba, 6 de marzo de 2003). Fue un odontólogo y político argentino, perteneciente a la Unión Cívica Radical, que forjó su carrera política en la provincia de Córdoba con una línea opuesta a la del ex gobernador Eduardo Angeloz. Se desempeñó como Intendente de la Ciudad de Córdoba, Gobernador de Córdoba y Ministro del Interior de la República Argentina.

Primeros años[editar]

Había arribado a los 17 años de edad a la provincia para estudiar odontología en la Universidad Nacional de Córdoba, donde se graduó de odontólogo y luego se doctoró.

En esa casa de altos estudios, fue presidente del Centro de Estudiantes, consejero estudiantil de la Facultad de Odontología, y secretario de la Federación Universitaria de Córdoba.

En 1964 llegó a la función pública como secretario de Salud provincial y, un año después, ocupó la Secretaría General de la Gobernación, bajó el mando de Justo Paéz Molina.

Entre 1973 y 1976 se desempeñó como diputado provincial y fue presidente del bloque. Entre 1972 y 1982 fue secretario de la Junta de Acción Política del Comité Provincial de la U.C.R.

Municipalidad de Córdoba[editar]

Tras el retorno de la democracia, se postuló a la intendencia de la Ciudad de Córdoba, triunfando ampliamente en la elección del 30 de octubre de 1983 sobre el candidato del Partido Justicialista, José Manuel de la Sota.

De un carácter explosivo y considerado «un duro» por propios y extraños, su gestión se considera exitosa por las obras públicas realizadas y las mejoras introducidas en el servicio de transporte urbano con la incorparación del sistema de trolebuses. Entre las principales obras se destacan: la terminación de la Avenida de la Costanera y la construcción de 26 escuelas municipales.

Bajo el lema "Obras, no palabras", en 1987 obtuvo la reelección frente al candidato peronista Miguel A. Balestrini.

Cerca de la finalización de su mandato, buscó la candidatura a gobernador de Córdoba enfrentando sin éxito en las elecciones internas del radicalismo al mandatario provincial en ejercicio Eduardo Angeloz.

Inactividad política y regreso[editar]

Derrotado por Eduardo Angeloz, su adversario interno en el radicalismo cordobés, se alejó temporalmente de la actividad política para ocuparse de temas personales como la enfermedad y fallecimiento de una de sus hijas.

Su distanciamiento de los sucesos políticos de Córdoba le ayudó a despegarse de los hechos más negativos de la gestión angelocista. En 1994 regresó a la actividad pública y fue elegido convencional constituyente por la provincia de Córdoba.

Gobernador de Córdoba[editar]

El tercer mandato de Angeloz al frente de gobierno de Córdoba llegaba a su fin y el radicalismo consideró que sólo contaba con un candidato en condiciones de ganar: Ramón Mestre. Esta vez, no hubo internas en el radicalismo, ya que la candidatura de Mestre fue fruto del consenso con la línea federal del Gobernador Angeloz, sector interno que nominó el candidato a vicegobernador del Dr. Luis Molinari Romero, en ese momento Senador por el Departamento Capital.

El peronismo, sin la jefatura de De la Sota, centró su estrategia en el desfondamiento de la gestión radical y en sus hechos de corrupción. El ex Juez Guillermo Johnson se convirtió así en el candidato a gobernador del Partido Justicialista.

Ganó la elección provincial del 14 de mayo de 1995 superando a la fórmula Johnson-González por el 47,19 al 40,05% de los votos, en una jornada signada por un histórico corte de boletas en Córdoba (Carlos Menem superó con holgura al radical Horacio Massaccesi y al frepasista José Octavio Bordón).

Crisis financiera y emergencia pública[editar]

Mestre alcanzó la gobernación de Córdoba en medio de una severa crisis económica debida tanto al desquicio administrativo del gobierno angelocista como a la limitación de las exportaciones de automóviles y autopartes cordobesas a Brasil dispuesta por el gobierno de ese país en junio de 1995, en medio de una pelea entre los miembros de MERCOSUR por la captación de inversiones extranjeras.

Un día antes de asumir Mestre, el gobierno nacional otorgó un crédito de 70 millones de dólares a la provincia. Lo hizo bajo la condición de que Córdoba firmara el Pacto Fiscal. Por la falta de cumplimiento de este pacto - sobre todo en las privatizaciones - Córdoba acumuló un déficit de 1.200 millones de dólares, declaró el presidente Menem:

«Pese a la admiración y el respeto que tengo por mi amigo Eduardo Angeloz, no hicieron bien las cosas», recalcó el Presidente.

En su primer día de gobierno, Mestre envió a la Legislatura local dos proyectos de ajuste más severos que el sostenido por Angeloz. El plan estableció una quita del 30 por ciento en los salarios de los empleados estatales, y una reducción del horario laboral del 40 por ciento. El personal trabajaría en turnos rotativos. Se eliminaron cinco de los diez ministerios de la gobernación, la mayoría de los cargos de asesores y un número significativo de empleados contratados.

También se emitieron bonos por 800 millones de pesos para cancelar salarios y jubilaciones, impagos y deudas con proveedores y contratistas. Preocupado por el déficit de caja del estado, el gobernador se dispuso a combatir la evasión impositiva (calculada en un 60 por ciento), se eliminaron exenciones y se aumentaron las alícuotas impositivas.

En un gesto por restablecer la tregua social, que los sindicatos interrumpieron cuando Mestre presentó sus proyectos de ajuste, ordenó la normalización del cronograma de pagos que se mantenía atrasado desde los últimos meses de Angeloz. Mestre se reunió con medio centenar de sindicalistas, a los que les pidió "preservar la paz social y la convivencia para ayudar a atraer inversiones".

Sin embargo, durante su gestión de gobierno, Córdoba asistió el 25 de agosto de 1996 a la mayor manifestación de protesta sindical desde el regreso de la Democracia, cuando 50.000 personas marcharon por la capital mediterránea en contra de la reforma educativa que Mestre intentó imponer y luego se vio obligado a replantear. No obstante, logró imponer una de las medidas más resistidas por el sector docente: el presentismo.

Tratado interprovincial de creación de la Región Centro[editar]

Con la reforma constitucional de 1994 se institucionalizó un nuevo mecanismo de desarrollo e integración económica: la región.

Uno de los hechos trascendentales de la gestión Mestre, fue la decisión política de crear la Región Centro, para la promoción del desarrollo económico y social (art. 124 de la Constitución Nacional) y el desarrollo humano, la salud, la educación, la ciencia, el conocimiento y la cultura (art. 125 de la Constitución Nacional). Esta iniciativa sería compartida por el Ingeniro Jorge Obeid, gobernador de la provincia de Santa Fe.

La Región Centro fue creada mediante el Tratado Interprovincial suscrito por los Gobernadores Ramón Mestre de Córdoba y Obeid de Santa Fe, el 15 de agosto de 1998. Posteriormente, el 6 de abril de 1999 se produjo la adhesión de la Provincia de Entre Ríos, mediante la firma del Gobernador Jorge Busti.

Posteriormente, las legsilaturas provinciales ratificaron el tratado y cada provincia nombró su ministro para representarla en el Comité Ejecutivo encargado de la dirección de la Región Centro.

La derrota electoral de 1998[editar]

El costo político de las medidas de ajuste financiero no se hizo esperar. Preocupado por el impacto de la crisis económica de Brasil y, previendo una sensible baja de las exportaciones cordobesas en 1999, Mestre jugó su carta política más arriesgada al adelantar la elección de gobernador para el 20 de diciembre de 1998.

Esta vez, José Manuel de la Sota estaba preparado: tras un acuerdo con el presidente Menem, se formó la coalición de centro derecha llamada "Unión por Córdoba", integrada por cinco partidos, cuya fórmula conformaban el Senador Nacional De la Sota y el ucedeísta Germán Kammerath, Secretario de Telecomunicaciones de la Nación.

Mestre desistió del vicegobernador Luis Molinari Romero y lo reemplazó en la fórmula por el ex intendente de Río Cuarto, Miguel Abella. La primera señal de alarma para el mandatario fue cuando derrotó en elecciones internas al ex vicegobernador Grosso por un margen de votos mucho menor al esperado (57 a 42%).

El radicalismo estaba dividido por las medidas de ajuste y desgastado por 15 años de gobierno ininterrumpido. De la Sota, candidato de una alianza de partidos y bajo una nueva imagen, prometió rebaja de impuestos y devolver los derechos conculcados por las leyes de emergencia de un gobernador devaluado por sus actitudes destempladas y sus medidas económicas desagradables socialmente. Unión por Córdoba ganó con el 49,59 % de los votos frente al 40,47% de la lista radical.

El lunes 12 de julio de 1999, Mestre entregó el poder a su sucesor. Durante esa jornada quedó registrado uno de los mejores discursos pronunciados por Mestre, en la Casa Radical media hora después del acto del traspaso del poder, rodeado del jefe del partido, Eduardo Conde, del ex vicepresidente de la Nación, Víctor H. Martínez, y numerosos referentes de su corriente.

El discurso que pronunció en la Casa Radical sonó como un emocionado desahogo. Nuevamente en el llano, Mestre se dirigió a los correligionarios:

Ha culminado un proceso institucional de cuatro años dificilísimos, en los que hicimos muchas veces lo que nunca hubiésemos querido hacer, pero que era imprescindible para que no se derrumbara nuestra provincia...

Les hablo a mis correligionarias y correligionarios, que son los que pagaron el precio más caro, los que debieron soportar un ajuste para que la provincia pudiera salir adelante. Ustedes no saben cuántas noches sin dormir, cuántas lágrimas en la intimidad por las decisiones que había que adoptar. Pero había un solo camino: recuperar a Córdoba. Y allí estuvimos, poniendo todo lo que un hombre es capaz de poner.

Que nadie venga a cobrarse facturas chicas. Necesitamos el partido unido para defender la democracia y a la Unión Cívica Radical. Traiciones o no traiciones son historias del pasado. A partir de hoy tenemos que estar todos juntos para volver a ser el partido mayoritario en la provincia.

Hemos perdido el gobierno. Mejor dicho, hemos entregado el Poder Ejecutivo, pero está la otra parte del poder: el Poder Legislativo, los municipios, y ahí estará la Unión Cívica Radical para defender sus banderas y sus convicciones.

Tres años más tarde su nombre se volvería a escuchar como candidato a gobernador de Córdoba.

Interventor Federal en Corrientes[editar]

Su labor más destacada en la política nacional la cumplió en el gobierno de la Alianza, a la que se había opuesto en sus inicios (en la elección de diputados nacionales de 1997 el radicalismo de Córdoba concurrió solo) por razones ideológicas. Durante la breve administración de Fernando de la Rúa, fue designado interventor en la provincia de Corrientes el 17 de diciembre de 1999.

Luego de que fuera desalojado del gobierno Braillard Poccard, la legislatura correntina consagró como gobernador interino al vicepresidente del Senado, el justicialista Hugo Perié, quien al caducar su cargo legislativo cesó al frente del Poder Ejecutivo, y entonces fue nombrado el liberal Carlos Tomasella hasta marzo de 2000, en que estaba establecido que se realizarían elecciones. Pero al negarse Perié a reconocer a Tomasella - y, por consiguiente, a abandonar el cargo - la situación política se complicó, con el agravante de una crisis social y económica que atravesaba la población, la mayor parte de ella trabajadores del Estado a los que se les adeudaban tres meses de sueldo y el medio aguinaldo de diciembre de 1998.

Las organizaciones gremiales, a pocas horas de que la Alianza asumiera el Gobierno nacional, cortaron una vez más el puente que une Corrientes con Resistencia, generando enormes perjuicios económicos a productores y transportistas. Entonces el Ministerio del Interior resolvió enviar fuerzas de Gendarmería, lo que hizo subir peligrosamente la tensión que finalmente se descomprimió luego de que De la Rúa resolviera la intervención federal a la provincia.

El Gobierno nacional dispuso el 15 de diciembre de 1999 la intervención federal, y giró rápidamente un proyecto de ley al Congreso, que primeramente fue aprobado en el Senado y en la madrugada del 16 convirtió en la Cámara de Diputados al aprobarlo en general y particular en una sola votación.

Mestre asumió su tarea en esas condiciones y estableció un severo programa de ajuste financiero similar a las medidas impulsadas en Córdoba. Se intentó paliar la crisis económica que atravesaba la provincia, con la emisión de Certificados de Cancelación de Obligaciones, que fueron conocidos vulgarmente como Bonos CeCaCor. Esta "solución", le terminaría generando un daño irreparable a las arcas de la Provincia. Su participación al frente de la denominada "intervención cordobesa" soportó severos cuestionamientos de corrupción. Incluso el dirigente radical cordobés, y ahijado político de Mestre, Oscar Aguad se encuentra procesado por los supuestos hechos de corrupción de la intervención federal de esos años. Mestre ocupo ese cargo hasta el 20 de marzo de 2001, cuando fue llamado a ocupar el Ministerio de Interior hasta la renuncia de De la Rúa. Su lugar en la Gobernación de Corrientes lo ocupó su segundo, Oscar Aguad.

Ministro del Interior[editar]

Luego de la crisis que derivó en la renuncia de Federico Storani en marzo de 2001, asumió el Ministerio del Interior, cargo que ocupó hasta la dimisión del presidente de la Rúa. Para entonces ya no quedaba nada de la Alianza entre la U.C.R. y el FRE.PA.SO. Una nueva alianza política había surgido entre el presidente De la Rúa y Domingo Cavallo, ministro de Economía desde el 20 de marzo de 2001.

Mestre tuvo en los últimos tramos del gobierno delarruista un importante papel en el manejo de las complicadas relaciones con los gobernadores peronistas, especialmente frente a sus reclamos por la coparticipación federal.

Por la jornada violenta del 20 de diciembre de 2001, que derivó en la renuncia del presidente De la Rúa, Mestre, junto con otros ex funcionarios, fue acusado por los delitos de homicidio culposo y, en 2003, los fiscales Luis Comparatore y Patricio Evers solicitaron que fuera procesado por abuso de autoridad.

Fallecimiento inesperado[editar]

En 2003 se iba a postular a candidato a la gobernación de Córdoba, pero debió abandonar la contienda electoral por razones de salud.

Internado repentinamente al agravarse el cuadro de hepatitis severo que padecía, falleció a las 11 de la mañana del 6 de marzo de 2003, en la Clínica Romagosa de la Ciudad de Córdoba, luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio. Tenía 65 años.

Sus restos fueron velados en el Salón Rojo del Edificio Histórico del Cabildo de la ciudad de Córdoba, ubicado frente a la Plaza San Martín. El intendente de la capital cordobesa, Germán Kammerath, puso a disposición el lugar y decretó además tres días de asueto por la muerte de una de las figuras emblemáticas de la política cordobesa. Por su parte, el gobernador De la Sota dispuso cinco días de duelo para la provincia.

Trayectoria pública[editar]


Predecesor:
Eduardo Angeloz
Gobernador de Córdoba
12 de julio de 1995 - 12 de julio de 1999
Sucesor:
José Manuel de la Sota