Ramón Blanco y Erenas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ramón Blanco y Erenas
General Ramón Blanco y Erenas.jpg
Retrato de Ramón Blanco y Erenas

Capitán General de Cuba
1879-1891[1]

1897-1898

Capitán General de Filipinas
1893-1896

Datos personales
Nacimiento 1833
San Sebastián
Fallecimiento 4 de abril de 1906
Madrid
[editar datos en Wikidata ]

Ramón Blanco y Erenas, Marqués de Peña Plata (San Sebastián, 1833 – Madrid, 4 de abril de 1906) fue un general español, capitán general de Navarra, Cuba, Filipinas y Cataluña.

Biografía[editar]

Nació en San Sebastián en 1833.[nota 1] El General Blanco llegó a Cuba por primera vez en 1858 desde donde pasa a Santo Domingo en 1861 y a las Filipinas entre 1866 y 1871.

Tuvo una activa participación en las Guerras Carlistas, en la que se destacó en los frentes Vasco, Navarro y Catalán gracias a lo cual obtiene el grado de Brigadier. Siendo Capitán General de Navarra toma parte en la gran ofensiva de 1876 en el valle de Baztán, mérito que le valió el Título de Marqués de Peña Plata.

En 1879 es nombrado Capitán General de Cuba, durante este periodo de gobierno en Cuba tuvo que enfrentarse al levantamiento conocido como Guerra Chiquita, logrando pacificar nuevamente los campos cubanos. Regresa a España en 1881 donde fue nombrado esta vez Capitán General de Cataluña y Extremadura.

Durante el Gobierno de Cánovas del Castillo en 1893 fue enviado a Filipinas como capitán general,[4] donde permanece hasta 1896. Allí los extractos más conservadores de la sociedad lo acusaron de ser demasiado transigente con los independentistas.

En 1897 en un último intento de España por conservar su principal provincia de ultramar, Cuba, creyendo utilizar sus dotes pacificadores, Sagasta lo nombra Capitán General de Cuba, por segunda vez, sustituyendo al muy criticado Valeriano Weyler. Fue enviado a Cuba con la autonomía que los cubanos tanto habían pedido, sin embargo, ya era demasiado tarde, la intervención estadounidense en la guerra daría comienzo a la conocida Guerra de Cuba, que decidiría el desenlace del conflicto cubano–español. Hubo de enfrentarse al testimonio de una guerra que estaba cada vez más cerca del fin, con la consiguiente derrota y la desaparición con ella del otrora vasto Imperio Español.


Falleció en Madrid en la madrugada del 4 de abril de 1906, aunque sus restos fueron posteriormente trasladados a Barcelona.[3] [2]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El 15 de mayo[2] o de septiembre,[3] dependiendo de la fuente.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]