Rafael García Herreros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rafael García Herreros
Información personal
Nombre secular Rafael García Herreros
Nacimiento 9 de Enero de 1909
Cúcuta, Flag of Colombia.svg Colombia
Fallecimiento 24 de noviembre de 1992 (83 años)
Bogotá, Flag of Colombia.svg Colombia

Rafael García Herreros Unda (Cúcuta, 9 de Enero de 1909Bogotá, 24 de noviembre de 1992), sacerdote católico colombiano, conocido por ser el fundador del Minuto de Dios.

Primeros Años[editar]

Rafael García Herreros Unda, hijo de un militar, el General Julio César García Herreros y de María Unda, de origen venezolano, nació el 9 de enero de 1909 en la ciudad de Cúcuta. Desde niño sintió el llamado de Dios y no dudó en ayudar a sus compañeros de colegio y a sus amigos. En 1923, a la edad de 14 años, ingresó al Seminario Conciliar de Santo Tomás de Aquino, de Pamplona regentado por padres Eudistas franceses, donde terminaría sus estudios en noviembre de 1927; En 1928 fue invitado a ingresar a la Congregación de Jesús y María, fundada por San Juan Eudes; comunidad a la que ingresó el 7 de febrero de 1932; en 1934 se ordenó como sacerdote, oficiando su primera misa en la iglesia de Nuestra Señora de las Angustias de Bogotá. Entre 1934 y 1954 se dedicó a formar seminaristas en diferentes centros del país, actividad que combinó con un viaje de perfeccionamiento en filosofía por Europa entre 1950 y 1951.

Fundación del Minuto de Dios[editar]

En 1946 comenzó una larga carrera vinculada a los medios de comunicación: primero en radio 1946 en Radio Fuentes en Cartagena y luego, desde el 10 de enero de 1955 y durante 37 años continuos, en televisión, con su conocido programa El Minuto de Dios. Desde el mismo, además de tratar temas referentes a la difusión de la fe, comenzó a abordar la labor social con realizaciones concretas: primero la construcción del barrio de los pobres en Cali y después, a partir de 1957, y en unos terrenos donados por Antonio Restrepo y Estanislao Olarte, en las cercanías del río Juan Amarillo, al occidente de Bogotá, el barrio 'El Minuto de Dios'. Gracias a una luminosa idea de García-Herreros, se realiza anualmente, desde noviembre de 1961, el 'Banquete del Millón' con el que se financian muchas de las necesidades del barrio que, a partir del 10 de septiembre de 1965, se constituyó en parroquia y cuyo primer párroco fue el 'telepadre' García-Herreros. Además fué quien fundó en sus terrenos el Museo de Arte Contemporáneo (1966), le suministró una emisora, una editorial, una programadora de televisión y una universidad, convirtiéndolo en una verdadera ciudadela.

La escenografía del programa se hizo pronto muy familiar entre los colombianos. Una cruz de madera con el travesaño inclinado, tras la imagen de García Herreros, quien en los últimos años vestía una ruana sobre su sotana, o de sus invitados ocasionales. También se hizo familiar la frase con la que cerraba diariamente este espacio de un minuto: « Dios Mío, en tus manos colocamos este día que ya pasó y la noche que llega.»

El programa se ha seguido transmitiendo tras la muerte, en 1992, de Rafael García Herreros, manteniendo la misma escenografía y la misma oración al final. En 2005, el programa cumplió 50 años de transmisión ininterrumpida.

García Herreros y la vida mundial[editar]

A través de su programa El Minuto de Dios logró llegar más lejos que muchos políticos y envió mensajes, algunos también duramente criticados, especialmente cuando el sacerdote se refería a Pablo Escobar como un hombre bueno. La misma iglesia, a través del Episcopado le llamó la atención en un par de ocasiones.[1]

No obstante, García Herreros se propuso llevar en sus manos la bandera de la paz y no agotó esfuerzos hasta lograrlo. Acosó a los asesinos de Diana Turbay, pero a la vez pidió perdón para ellos, pidió que Colombia volviera sus ojos a Dios. Rogó a Pablo Escobar que se entregara y pidió constantemente por la liberación de los secuestrados, entre ellos, en ese momento, los periodistas Francisco Santos Calderón y Maruja Pachón.

No agotó minuto de su espacio en televisión, ni sermones en sus eucaristías, ni dejó micrófono que se acercara a su parroquia para rogar por la paz para Colombia. No contento con hacer un llamado a través de estos medios, García Herreros asumió la aventurada tarea de dialogar él mismo con los narcotraficantes y guerrilleros y dio pasos importantes que terminaron con la liberación de los periodistas secuestrados, el 20 de mayo de 1991, y posteriormente con la entrega de Pablo Escobar y todos sus capos.

A través de su famoso Minuto de Dios invitó a Pablo Escobar a dialogar en el mar de Coveñas (en el Caribe colombiano), aún arriesgando su vida. Su entrevista con Escobar dio mucho de qué hablar por la posible entrega del capo. También viajó a Medellín para dialogar con Los Extraditables.

Después de los diálogos y de la bendición del sacerdote a Escobar, y a pesar de las fuertes críticas por sus mensajes y sus palabras en defensa del capo e incluso de amenazas contra su vida, el sacerdote García Herreros logró su entrega a la justicia el 19 de junio de 1991, y cuando Escobar se entregó a una comitiva presidida por el mismo sacerdote García Herreros le dijo: "Gracias padre, usted es una de las personas a las que debo todo esto".

Posteriormente, García Herreros propuso un diálogo al jefe del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el cura Manuel Pérez, para conversar sobre la paz en Colombia. También se preocupó por repatriar a los presos colombianos que se encuentran en otros países y en sus últimos días, por lograr que de nuevo Pablo Escobar se entregara, después de su fuga.[2]

García Herreros y la Renovación Carismática[editar]

Menos conocido ha sido el papel de Rafael García Herreros como promotor de la corriente de espiritualidad conocida como Renovación Carismática Católica en Colombia y América Latina. Se sabe que invitó de los años 60 a algunos predicadores protestantes de la Iglesia Bautista de los Estados Unidos, para que orientaran la formación de los primeros grupos de oración, propios de dicha corriente religiosa. Además, este sacerdote se dio a la tarea de crear diversas organizaciones que bajo el nombre de "Minuto de Dios" promovieran la renovación carismática, a través de la realización de multitudinarias eucaristías y congresos de adoración y alabanza, conciertos de música religiosa, seminarios de iniciación y seguimiento, escuelas de formación para laicos, programas en radio y televisión y publicaciones de diverso tipo. Tras su muerte, varios sacerdotes de su comunidad religiosa, han continuado con esta misión de evangelización.

Muerte[editar]

El 24 de noviembre de 1992 durante la realización del XXXII Banquete del Millón el padre García Herreros falleció a la edad de 83 años. De un momento a otro el Salón Rojo del Hotel Tequendama de Bogotá se vistió de luto. Lágrimas, sollozos, lamentos y una profunda tristeza, acompañaron la noticia del fallecimiento del sacerdote Rafael García Herreros. Eran las 8:05 de la noche, cuando los asistentes a ese Banquete del Millón departían una copa de vino y un pedazo de pan francés; entonces, recibió una llamada telefónica el sacerdote Diego Jaramillo, vicepresidente de la Corporación El Minuto de Dios, quien presidía el evento. Desde la casa de la comunidad, le informaban el fallecimiento del padre Rafael.

Reconocimientos[editar]

En 1982, el presidente de la República, Belisario Betancur, le donó el premio Príncipe de Asturias que le había sido entregado por el gobierno español, al Minuto de Dios; en noviembre de 1986, el presidente Virgilio Barco le otorgó la Orden Nacional en el grado de Gran Cruz ; en 1987 recibió el Premio Nacional de Solidaridad ; el 28 de abril de 1988 el Premio Derechos Humanos, entregado por la organización judía B'nai B'rith, y en 1990 el premio Comunica, otorgado por la Congregación Mariana y la Corporación Prensa, Cine, Radio y televisión (Precirte). El 20 de agosto de 2009, en el marco de la 22ª Feria del Libro que se realizó en Corferias, la organización El Minuto de Dios celebró los 100 años del natalicio del padre García-Herreros, a través del lanzamiento de 19 obras inéditas, y la reedición de su libro biográfico “Una vida y una obra”;[3] todos escritos por el padre Diego Jaramillo Cuartas, actual presidente de esta entidad sin ánimo de lucro.[4]

Notas al pie[editar]

  1. El Tiempo, García Herreros Causa Confusión, 28/07/1992.
  2. El Tiempo, El Último Minuto De García Herreros, 25/11/1992.
  3. Jaramillo D., (2009) Una vida y una obra Bogotá: Centro Carismático Minuto de Dios
  4. arteenlared.com, Celebración del natalicio del padre García-Herreros, 20/08/2009.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]