Radiología

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Examen de una radiografía

La radiología es la especialidad médica y odontológica que se ocupa de generar imágenes del interior del cuerpo mediante diferentes agentes físicos (rayos X, ultrasonidos campos magnéticos, entre otros) y de utilizar estas imágenes para el diagnóstico y, en menor medida, para el pronóstico y el tratamiento de las enfermedades. También se le denomina genéricamente radiodiagnóstico o diagnóstico por imagen.

La radiología debe distinguirse de la radioterapia, que no utiliza imágenes, sino que emplea directamente la radiación ionizante (rayos X de mayor energía que los usados para diagnóstico, y también radiaciones de otro tipo) para el tratamiento de las enfermedades (por ejemplo, para detener o frenar el crecimiento de los tumores que son sensibles a la radiación).

Clasificación[editar]

Según el órgano, el sistema o la parte del cuerpo que se estudia[editar]

  • radiología neurológica o neurorradiología
  • radiología de cabeza y cuello
  • radiología odontológica
  • radiología torácica
  • radiología cardíaca
  • radiología abdominal
  • radiología gastrointestinal
  • radiología genitourinaria
  • radiología de la mama
  • radiología ginecológica
  • radiología vascular
  • radiología musculoesquelética
  • radiología pediátrica

Según su actividad principal[editar]

  • Medicina nuclear: genera imágenes mediante el uso de trazadores radiactivos que se fijan con diferente afinidad a los distintos tipos de tejidos. Es una rama exclusivamente diagnóstica y en algunos países se constituye en especialidad médica aparte.
  • Radiología diagnóstica o radiodiagnóstico: se centra principalmente en diagnosticar las enfermedades mediante la imagen.
  • Radiología intervencionista: se centra principalmente en el tratamiento de las enfermedades, mediante el empleo de procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos guiados mediante técnicas de imagen.

La frontera entre radiología diagnóstica e intervencionista no está perfectamente definida: los especialistas en diagnóstico también suelen realizar procedimientos intervencionistas en su área respectiva y los especialistas en tratamiento (los radiólogos intervencionistas) suelen encargarse del diagnóstico de las enfermedades del sistema circulatorio periférico. En la actualidad, en muchos países, la subespecialidad de radiología vascular e intervencionista está integrada con el resto de la radiología en una única especialidad, aunque hay controversia sobre si deberían separarse como especialidades oficiales.

Clásicamente se emplearon los rayos X. Los rayos X (o rayos Röntgen) fueron descubiertos hace más de cien años por Wilhelm Conrad Röntgen, científico alemán que estudió los efectos de los tubos de Crookes sobre ciertas placas fotográficas cuando los sometía al paso de una corriente eléctrica.

Técnicas[editar]

Durante muchos años, la única forma de energía o radiación empleada por la radiología fueron los rayos X. A principio de los años sesenta, comenzaron a emplearse los equipos de ecografía o ultrasonografía, aparatos que empleaban los ultrasonidos para obtener imágenes del interior del cuerpo. Los huesos y el gas son barreras que impiden el paso eficaz de los ultrasonidos y limitan su empleo.

Una aplicación de los rayos X que fue revolucionaria es la tomografía computarizada (TAC), que permite realizar exploraciones tridimensionales de todos los órganos del cuerpo incorporando a un tubo de rayos X giratorio un potente ordenador que es capaz de reconstruir las imágenes.

Una de las técnicas más novedosas es la imagen de resonancia magnética nuclear, cuyos equipos contienen potentes dispositivos capaces de generar campos magnéticos de hasta más de dos teslas (20 000 gauss) en el campo del diagnóstico y de más de tres teslas en el campo de la investigación. Los campos así generados son capaces de alinear ordenadamente el momento magnético nuclear de los átomos con un número impar de nucleones del organismo que se estudia. Cuando el campo magnético baja bruscamente, los momentos de los átomos del organismo se desalinean, orientándose cada uno en una dirección distinta, al azar, al tiempo que emiten radiaciones electromagnéticas en una banda de radiofrecuencia. Estas radiaciones, recogidas y procesadas por ordenador, se emplean para reconstruir imágenes del interior del cuerpo en las cuales la intensidad mayor o menor de la señal corresponde a los átomos de hidrógeno de los tejidos y del agua corporal.

Recientemente se está incorporando a las técnicas de la radiología la tomografía por emisión de positrones (PET o TEP). Se trata de una tecnología que utiliza isótopos radiactivos que se introducen en moléculas orgánicas o radiofármacos que son inyectados al paciente y posteriormente se analiza la emisión radiactiva de los diferentes tejidos según la captación del radiofármaco que presenten. Generalmente se utiliza glucosa marcada con flúor-18, por lo que existe mayor afinidad por parte de las lesiones tumorales o inflamatorias. Se pueden realizar estudios combinando TAC y PET, lo que permite mayor resolución espacial junto con imágenes funcionales.

El profesional médico encargado de supervisar el examen radiológico e interpretar la imagen médica es el médico radiólogo o el médico nucleísta, en el caso de la medicina nuclear. El profesional encargado de la obtención de imágenes médicas es el técnico en imagen para el diagnóstico o, en algunos países, el tecnólogo médico con mención en imagenología y física médica.

Radiología en odontología[editar]

RX periapical en la cual se aprecia un implante dental

En el área odontológica se distingue entre técnicas radiográficas intraorales y extraorales.

Técnicas intraorales[editar]

Las técnicas intraorales pueden ser:

  • técnicas periapicales: en ellas es posible observar tanto la corona como el tejido óseo periapical;
  • técnicas coronales: permiten observar la corona del diente;
  • técnicas oclusales: por oclusión.

Técnicas extraorales[editar]

Permiten observar lesiones fuera de la cavidad bucal, a nivel de senos paranasales, ATM, fracturas en huesos maxilares, etcétera.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]