R-7 Semiorka

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Prototipo inicial del R-7.

El R-7 Semyorka (ruso: Р-7 "Семёрка") fue el primer ICBM desplegado por la Unión Soviética durante la Guerra Fría de 1959 a 1968. En occidente es conocido por la designación de la OTAN como SS-6 Sapwood y por los soviéticos como 8K71. En su forma modificada se utilizó para lanzar el Sputnik, el primer satélite artificial, a su órbita, y es la base para la familia de lanzadores que incluyen el Soyuz, Molniya, Vostok y Vosjod.

Otro sobrenombre para este cohete es semyorka, que significa simplemente el séptimo en ruso.

Descripción[editar]

El R-7 tiene una longitud de 34 m, 3 m de diámetro en su cuerpo central, y 10,3 m completo. Un peso de 280 t; tiene dos etapas (técnicamente una etapa y media: esto quiere decir que las etapas no empiezan sucesivamente, sino que las dos empiezan simultáneamente, pero una dura menos y se desprende). Es impulsado por motores cohete alimentados con oxígeno líquido (lox) y queroseno, y con una capacidad de transportar una carga de 5 t a una distancia de 8.800 km, con un error circular probable de 5 km. Tiene una ojiva nuclear simple con un rendimiento nominal de 3 megatones. Al despegar es propulsado por cuatro impulsores de combustible líquido colocados alrededor del cuerpo de la primera etapa. Cada uno de los impulsores cuenta con un único motor RD-107, pero con seis cámaras de combustión: cuatro fijas y sus respectivas toberas (lo que da la apariencia de que son cuatro motores) y dos más pequeñas con toberas orientables para el control de trayectoria (propulsores vernier). Como por el cuerpo central que también dispone de un único motor RD-108 con cuatro fijas y cuatro verniers. Cuando el combustible de los propulsores laterales se consume, estos se desprenden y sigue funcionando el cuerpo central. El sistema de control de vuelo es una combinación de sistema inercial y radiocontrol de los propulsores vernier.

Desarrollo[editar]

Familia R-7.

El trabajo de diseño iniciado por Serguéi Koroliov en el OKB-1 en Kaliningrado (conocido después como Corporación Espacial Energía) y otras divisiones en 1953 con el requisito de un misil de dos etapas de 170 t con un alcance de 8.000 km capaz de transportar una ojiva de 3 t. El diseño se inició en febrero de 1953 y se culminó en mayo de 1954. El primer lanzamiento de prueba del nuevo misil, con el código 8K71 se realizó el 15 de mayo de 1957 desde el cosmódromo de Baikonur. Debido a un fallo en el propulsor D a los 98 s de vuelo, el cohete se destruyó y sus restos cayeron a 400 km del lugar de lanzamiento. El 12 de julio se realizó un segundo lanzamiento, que terminó en fracaso debido a que un cortocircuito activó el sistema de separación de los propulsores a los 33 s de vuelo. El tercer lanzamiento, realizado el 21 de agosto, fue un éxito, alcanzando una distancia de 6.000 km hasta la península de Kamchatka. El 26 de agosto la agencia de noticias TASS anuncia el lanzamiento de un "misil balístico de varias etapas de súper largo alcance... hace unos días."

Una versión modificada de este misil puso en órbita el Sputnik 1 el 4 de octubre de ese año y al Sputnik 2 el 3 de noviembre siguiente.

Después de muchas pruebas, se realizaron varias modificaciones que no fueron completadas hasta diciembre de 1959. El desarrollo dio como resultado el 8K74 con un nuevo sistema de navegación y motores más poderosos que permitían un alcance de 12.000 km con una carga útil de 5.370 kg. También se modificó la cabeza de combate. La ojiva nuclear fue probada sin el cohete en Novaya Zemlya en octubre de 1957 y mediados de 1958, con un rendimiento estimado de 2,9 megatoneladas de TNT.

El 8K71 y el 8K74 fueron fabricados con las designaciones R-7 y R-7A. Los misiles fueron desplegados de manera operativa en 1962 y se mantuvieron en servicio hasta 1968. Pero sobre todo fue utilizado para la investigación espacial, ya que de él se derivaron los lanzadores Vostok, Vosjod y Soyuz.

Historia operativa[editar]

El primer misil estratégico fue declarado operacional el 9 de febrero de 1959 en el sitio de lanzamiento de Plesetsk. El 15 de diciembre de 1959 se probó el misil R-7 por primera vez en su versión militar. Antes del disparo el cohete se llevaba a la rampa de lanzamiento sobre una cureña ferroviaria, se erguía, se llenaban los depósitos de propergoles y se disparaba. Todo el proceso, incluyendo las preparaciones, duraba más de veinte horas.

El R-7 es considerado un fracaso como sistema de arma, ya que solo se mantuvieron seis cohetes de manera operativa en todo momento, cuatro en Plesetsk y dos en Baikonur en Kazajistán. La precisión del disparo era insuficiente. El costo del sistema era muy elevado, debido a la dificultad de construcción y el mantenimiento de los silos de lanzamiento ubicados en áreas tan remotas. Para producir y reponer del suministro necesario de oxígeno líquido para los cohetes desplegados se necesitaba una planta entera. Además el cohete no estaba diseñado para su producción en masa. En este punto, representaban el 5% del presupuesto militar de la Unión Soviética.

No sólo su alto costo y difícil mantenimiento debilitaban el sistema. A partir de los sobrevuelos del avión espía U-2, los complejos de lanzamiento del R-7 podían ser descubiertos, por lo que eran vulnerables en caso de una guerra nuclear. Además, el R-7 requería de veinte horas de preparación para un lanzamiento y no podía pasar más de un día en estado de alerta debido a su sistema de combustible criogénico. Como las fuerzas soviéticas casi nunca estaban en alerta, los misiles podían ser destruidos en caso de un ataque aéreo por sorpresa.

El 12 de septiembre de 1960 se aprobó el empleo de la modificación R-7A. Pero los cambios realizados no consiguieron mejorar de forma significativa el rendimiento de combate ni facilitaban la explotación. Pronto quedó claro que ni el R-7, ni su modificación R-7A, podían ser puestos en servicio en gran número. En el momento de la crisis de los misiles sólo estaban operativos varias decenas de R-7 y R-7A. A finales de 1968 estos misiles fue retirado de servicio.

Datos técnicos[editar]

Dibujo de un R-7 y detalle de la modificación a R-7A.

Se trata de un cohete de etapa y media, es decir, se trata de dos etapas que arrancan simultáneamente, pero una dura menos, etapa cero, y se desprende. En este caso la etapa cero estaba formada por cuatro cohetes exteriores y la etapa 1 por uno central.

Etapa 0[editar]

  • Disposición: 4 x R-7 8K71-0
  • Masa Total: 43.100 kg
  • Masa Vacío: 3.500 kg
  • Empuje: 971 kN
  • Isp: 306 s
  • Tiempo de combustión: 120 s
  • Diámetro: 2,68 m
  • Envergadura: 2,68 m
  • Longitud: 19 m
  • Combustible: queroseno
  • Comburente: oxígeno líquido (LOX)
  • Motor Principal: 1 x RD-107-8D74
  • Vernier: 2 x S1.35800 (30 kN)

Etapa 1[editar]

  • Disposición: 1 x R-7 8K71-1
  • Masa Total: 95.300 kg
  • Masa Vacío: 7.500 kg
  • Empuje: 912 kN
  • Isp: 308 s
  • Tiempo de Combustión: 330 s
  • Diámetro: 2,99 m
  • Envergadura: 2,99 m
  • Longitud: 28 m
  • Combustible: queroseno
  • Comburente: oxígeno líquido (LOX)
  • Nº de Motores: 1 x RD-108-8D75
  • Vernier: 4 x S1.35800 (30 kN)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]