Ríos del Paraguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ríos más largos de Paraguay (más de 500 km y primarios de más de 400 km)
Río Longitud (km) Cuenca (km²)
Río Paraná
- Puerto Ordonez 51 938
- Río Acaray 300 9802
- Río Ñacunday 180 2560
- Río Monday 240 6557
- Alto Paraná 198 10 371
- Paraná del Sur 500 18 951
Río Paraguay
- Río Tebicuary 360 31 317
- Río Pilcomayo 295 10 934
- Río Confuso 345 6066
- Río Piribebuy 1405 114
- Río Manduvirá 174 9401
- Aguaray Guazú 270 6770
- Riacho Negro 300 6579
- Río Jejuí Guazú 327 20 073
- Río Monte Lindo 270 5140
- Río Ypané 327 9935
- Río Siete Puntas 190 6570
- Río Aquidabán 300 11 532
- Río Verde 255 24 380
- Riacho San Carlos 200 18 200
- Riacho Yacaré Norte 350 22 010
- Río Apa 353 4269
- Riacho Yacaré 120 24 460
- Río Melo 210 14 960
- Río Timane 400 56 350
- Río Negro 140 21 330
- Riacho La Paz 243 4793

Los ríos significaron, ante la falta de caminos utilizables, los medios naturales para acceder a los más remotos territorios del Paraguay. Algunos de ellos, tributarios de los grandes Paraguay y Paraná, permitieron la navegación en pequeña escala, en barcos menores y con aprovechamiento restringido en épocas de sequía por la disminución del caudal de agua de las corrientes.

Navegación[editar]

El río mantenía en el pasado un mayor caudal por la regularidad de las lluvias y la humedad sostenida por sus cuantiosos bosques. Hasta mediados del siglo XX era común observar en su curso inferior, el tránsito de jangadas transportando maderas duras y yerba mate.

En el auge de la explotación yerbatera existía un fluido movimiento de embarcaciones de pequeño porte que llegaban hasta los puertos de Itaberá e Ysaú. El primero era un importante punto de embarque de yerba mate, perteneciente a la poderosa empresa La Industrial Paraguaya, creada poco después de la Guerra de la Triple Alianza.

La boca del río, próxima a los 24º de Latitud Sur, era un activo lugar de encuentro de comerciantes dedicados a la provisión de mercaderías para los tripulantes de las embarcaciones y pobladores de las villas vecinas. Allí gastaban sus magros haberes los peones llegados desde los obrajes donde trabajaban recluidos por largos meses. En las barrancas del río se encontraban pilas de leña - materia básica para el funcionamiento de las calderas de fábricas y vapores - y miles de rollos de madera dura acumulados a la espera de ser embarcados hacia los puertos de abajo.

La pérdida de los montes ribereños hizo que su cauce se colmatara de desechos y disminuyera el volumen de sus aguas. Más tarde, la construcción de rutas terrestres produjo, por otra parte, el abandono de esta vía como medio de comunicación.

Afluentes de los ríos Paraguay y Paraná[editar]

Afluentes del río Paraguay[editar]

Ribera del Río Paraguay.

Entre los subsidiarios de la margen izquierda del río Paraguay se mencionan a los siguientes:

Río Jejuí[editar]

El río Jejuí tiene una extensión aproximada de 350 km. Recibe aguas de los ríos Jejuí-mi que nace en la Sierra del Mbaracayú (cerro de Nagries) y el Jejuí guazú que se origina en la Cordillera del Caaguazú, navegable 180 km, desemboca en el río Paraguay por dos bocas. Afluentes margen derecha: Arroyo Paray, río Itanara y el Aguaray Guazú riega a Lima, Nueva Germania. Por la margen izquierda recibe el río Curuguatay, engrosado por el Carimbatay, navegable por 200 km.

Históricamente adquirió importancia estratégica por el continuado intento portugués de controlar esta vía de comunicación para acceder por ella al río Paraguay, camino expedito a las minas de oro de Cuyabá. Toda la zona aledaña al río estuvo comprometida en la defensa de la soberanía del Paraguay en el delicado litigio con Portugal por la posesión de la región yerbatera del Ygatimí.

A la Villa de Curuguaty se accedía por el río Jejuí, cuando el volumen de las aguas lo permitía. El viaje por tierra desde Asunción consumía mucho tiempo debido a la distancia y a las dificultades propias de atravesar selvas y ríos.

Esta villa, como otras de los confines del país, padecía de un marcado aislamiento. Por esa razón fue escogida por el Dictador José Gaspar Rodríguez de Francia como lugar de reclusión del caudillo oriental Gral. José Gervasio Artigas cuando éste solicitó asilo en el Paraguay.

Río Manduvirá[editar]

Un fenómeno similar ocurrió con el río Manduvirá de 212 km de recorrido. El mismo nace en la Cordillera de Altos y se desplaza de este a oeste. Por muchos años fue la alternativa para llegar a pueblos aislados como Arroyos y Esteros. Al puerto de esta población llegaban pequeñas lanchas motoras dedicadas al comercio de frutos del país y al transporte de pasajeros. El Manduvirá desemboca en el río Paraguay a corta distancia de Asunción, destino de pasajeros y viandantes que acompañaban sus cargas de frutas, de tabaco y de aguardiente para su mercadeo final.

Río Tebicuary[editar]

El río Tebicuary de 235 km desagua a los 23º 30¨ de Latitud Sur; desde antaño fue aprovechado como comunicación entre la zona del Ñeembucú y las tierras del interior de las antiguas misiones jesuíticas. Por allí ingresaban embarcaciones menores a vapor para el transporte de mercaderías procedentes de la Argentina, especialmente de Corrientes. Llegaban hasta el paso de Santa María, actual Villa Florida, donde se hallaban establecidas fuertes firmas comerciales ocupadas en la distribución de sus cargas a los distintos pueblos misioneros. A su regreso dichas embarcaciones transportaban algodón y leña hasta la ciudad de Pilar.

El primer estudio de su geografía lo realizó el naturalista español Félix de Azara, quien escribió un opúsculo sobre los detalles de la expedición llevada a cabo por sus ayudantes. El cauce hídrico sufrió el mismo deterioro mencionado anteriormente como consecuencia de la desordenada utilización de sus fuentes y humedales adyacentes.

Principal afluente del Río Paraná[editar]

Río Monday[editar]

Entre los ríos tributarios del río Paraná, el único que merece mención es el río Monday con una extensión de 170 km.

Éste nace en los montes de Caaguazú y vierte sus aguas en la ribera derecha del Paraná, a corta distancia de la boca del río Yguazú.

Existen referencias, que en tiempos no muy remotos, chatas y remolcadores se ocupaban de transportar yerba mate y madera en el corto trayecto que media entre las factorías que existían en la selva de Caaguazú, próximas a los conocidos Saltos del Monday, hasta su desembocadura en el Paraná, donde la carga era transferida a buques de mayor capacidad.

Referencias[editar]

  • Rafael Eladio Velazquez. Anuario Paraguayo de la Historia.
  • Alfredo Boccia Romañach. Paraguay y Brasil. Crónica de sus Conflictos.

Enlaces externos[editar]