Río anastomosado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Desde su nacimiento en los Alpes del Sur, el río Waimakariri fluye a través de la llanuras de Canterbury de la isla Sur de Nueva Zelanda.
El río White en el estado de Washington, transporta una gran carga de sedimentos desde el glaciar Emmons del monte Rainier, un joven volcán en rápida erosión.

Un río anastomosado o río trenzado es un río que tiene un cauce que consiste en una red de pequeños canales separados por islas pequeñas y temporales, a menudo llamadas bancos trenzados o, en ambientes británicos, aits o eyots. Las corrientes trenzadas se producen en ríos con alta pendiente y/o gran carga de sedimentos (Schumm y Kahn, 1972). Los cursos trenzados también son típicos de ambientes en los que disminuye fuertemente la profundidad del canal, y por lo tanto la velocidad del agua, como en los deltas de los ríos, los abanicos aluviales y las penillanuras.

El concepto deriva del término anastomosis, que proviene del latín anastomōsis, que a su vez deriva del griego αναστóμωσις, que significa embocadura.

Descripción[editar]

Los ríos trenzados, a diferencia de los ríos meándricos, se producen cuando se alcanza un nivel de umbral de carga de sedimentos o de pendiente. Geológicamente hablando, un aumento en la carga de sedimentos conlleva con el tiempo un aumento de la pendiente del río, por lo que estas dos condiciones pueden considerarse idénticas; y, en consecuencia, una variación de la pendiente puede modelar una variación en la carga de sedimentos. Experimentalmente se determinó ese umbral de pendiente en 0,016 (m/m) para un caudal de 0,0042 m³/s (15 cu ft/s) con arena gruesa mal clasificada (Schumm y Kahn, 1972). Cualquier pendiente que supere este umbral crea una corriente trenzada, mientras que pendientes inferiores dan lugar a arroyos serpenteantes o, para muy bajas pendientes, canales rectos. Así que el principal factor para el desarrollo del río es la cantidad de sedimentos que lleva: una vez que un sistema dado cruza el umbral de carga de sedimentos, pasará de ser un río meándrico a un sistema trenzado. También es importante para el desarrollo de canales la proporción de carga en suspensión de sedimentos respecto a la carga de fondo. Un aumento de los sedimentos en suspensión permite la deposición de un material resistente y finamente erosionado en el interior de la curva, lo que la acentuará, y que, en algunos casos, causará que un río pase de un curso trenzado a un perfil serpenteante (Schumm y Kahn 1972).

Los canales y bancos trenzados suelen ser altamente móviles, cambiando de manera significativa el diseño de río a menudo durante las inundaciones (Hickin y Sichingabula, 1988). Los canales se mueven lateralmente a causa de la velocidad diferencial: en el exterior de un meandro, más profundo, las aguas rápidas recogen sedimento (normalmente grava o piedras más grandes), que se re-depositan en aguas de movimiento más lento en el interior del meandro.

Los canales trenzados puede fluir en un área definida por orillas relativamente estables o pueden ocupar por entero el fondo de un valle. El río Rakaia, en Canterbury, Nueva Zelanda ha excavado un canal de 100 metros de profundidad en las llanuras circundantes.

Las condiciones que promueven la formación de canales trenzados son:

  • un suministro abundante de sedimentos;
  • un elevado gradiente de corriente;
  • variaciones rápidas y frecuentes en la descarga de agua;
  • orillas erosionables;
  • un curso de empinado gradiente.

Localizaciones[editar]

Los grandes sistemas fluviales trenzados solamente se encuentran en unas pocas regiones en todo el mundo, en las que hay montañas jóvenes que erosionan rápidamente:

El enorme sistema fluvial Brahmaputra - Jamuna es un ejemplo clásico de un río trenzado.[1]

Europa tiene algunos ríos trenzados: el Narew, en Polonia y Bielorrusia. Pero la mayor región con ríos anastomosados es el norte de Italia, en el valle del Po , donde los ríos descienden desde los Alpes y los Apeninos a la llanura Padana. Allí destaca el Tagliamento, de cuenca media y que llega a tener un kilómetro de anchura en su curso medio, frente a los menos de 200 m en el curso bajo. También el Meduna y el Cellina, afluentes del Livenza, que cuando confluyen tienen un cauce de más de 3 kilómetros de anchura, y el río Piave. Todos estos descienden de los Alpes hacia el golfo de Venecia. Afluentes del Po que presentan un curso trenzado son el Trebbia; el Nure; el Taro con sus afluentes Noveglia, Pessola y Ceno; el Parma con su afluente el Baganza; el Enza y el Secchia, todos ellos descienden de los Apeninos y se convierten en ríos de llanura con cauce estrecho y sinuoso cuando llegan a la llanura Padana.

Un ejemplo notable de un gran flujo trenzado en los estados contiguos de Estados Unidos es el río Platte, a su paso por el centro y oeste de Nebraska. El sedimento de las zonas áridas de las Grandes Llanuras es aumentado por la presencia de la cercana región de Sandhills al norte del río.

El tercio superior del Bajo río Amarillo tiene una forma trenzada.

El conglomerado Sewanee, una arenisca gruesa que cubre la meseta de Cumberland de Pennsylvania, cerca de la Universidad del Sur, se cree que ha sido un antiguo río trenzado que una vez cubrió el este de Estados Unidos.[cita requerida]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Catling, David (1992). Rice in deep water (en inglés). International Rice Research Institute. p. 177. ISBN 9789712200052. Consultado el 23 de abril de 2011. 

Referencias[editar]

El artículo de la Wikipedia en inglés recoge como referencias:
  • Gray D, Harding JS; (2007) Braided river ecology: a literature review of physical habitats and aquatic invertebrate communities Science for Conservation 279. p 50. Published by Department of Conservation, New Zealand.
  • Schumm, S and Kahn H (1972). "Experimental Study of Channel Patterns." Bulletin of the Geological Society of America (83) pp. 1755–1770.
  • Hickin, E and Sichingabula, H (1988). "The geomorphic impact of the catastrophic October 1984 flood on the planform of the Squamish River, southwestern British Columbia." Canadian Journal of Earth Science (25) pp. 1078–1087.

Enlaces externos[editar]