Quintanar de la Sierra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Quintanar de la Sierra
Municipio de España
Escudo de Quintanar de la Sierra.svg
Escudo
Plaza Mayor nevada Plaza Mayor nevada
Quintanar de la Sierra
Quintanar de la Sierra
Ubicación de Quintanar de la Sierra en España.
Quintanar de la Sierra
Quintanar de la Sierra
Ubicación de Quintanar de la Sierra en la provincia de Burgos.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Burgos Province.svg Burgos
• Comarca Sierra de la Demanda
• Partido judicial Salas de los Infantes
• Mancomunidad Alta Sierra de Pinares
Ubicación 41°58′53″N 3°02′22″O / 41.981388888889, -3.0394444444444Coordenadas: 41°58′53″N 3°02′22″O / 41.981388888889, -3.0394444444444
• Altitud 1113 msnm
• Distancias 25 km a Salas de los Infantes
80 km a Burgos
175 km a Valladolid
225 km a Madrid
Superficie 59,904 km²
Población 1939 hab. (2014)
• Densidad 32,37 hab./km²
Gentilicio quintanaro, ra
Código postal 09670
Pref. telefónico 947
Alcalde (2011) María Montserrat Ibáñez Barcina (PP)
Presupuesto 4.260.054 € (2007)[1]
Sitio web Ayuntamiento de Quintanar de la Sierra
[editar datos en Wikidata ]

Quintanar de la Sierra —denominado Quintanar de modo más habitual—[cita requerida] es un municipio de España perteneciente a la provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se encuentra encuadrado dentro de las comarcas de La Demanda y Pinares.

Toponimia[editar]

El término ”Quintanar” deriva de la palabra latina "Quintana-ae", que significaba, a nivel muy general, granja, casa en el campo. El término ”de la Sierra” toma como referencia la sierra en la que está situado.

Comparte el topónimo ”Quintanar” con otros pueblos. En La Rioja está Quintanar de Rioja que también tiene similitudes en aspectos de geografía física.

Símbolos[editar]

El escudo heráldico que representa al municipio fue aprobado el 16 de julio de 1987 con el siguiente blasón:

«En campo de plata, y al flanco diestro, árbol de sinople sostenido de montes del mismo color: al flanco siniestro carreta natural que pasa su vara (aimón) por el tronco del árbol. Encima de la carreta un arco de sable que cobija en su interior, de oro, cruz cristiana de sable. Al timbre Corona Real cerrada.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 116 de 24 de julio de 1987[2]

Geografía física[editar]

La mayor parte del terreno de Quintanar está en la ladera sur del pico de La Campiña lo que condiciona las características de geomorfología, litología, hidrografía, climatología, biota, edafología, glaciología y ubicación del núcleo de población entre otros.

Ubicación[editar]

Norte: Neila
Oeste: Palacios de la Sierra Rosa de los vientos.svg Este: Regumiel de la Sierra
Sur: Canicosa de la Sierra

Geomorfología[editar]

Enclavado en la ladera sur de la Sierra de Neila precedida por la Sierra de Arandio y que continúa en los Picos de Urbión, englobadas todas estas sierras en el Sistema Ibérico.

En superficie está constituido por una cobertura de materiales mesozoicos.[3] [4] del periodo Cretácico, serie eocretácico [5] [6] (Cretácico Inferior). Ese tipo de suelo también predomina en el terreno donde se asienta el núcleo de población, pero no así al este y oeste de tal núcleo que coincide con las zonas bajas por donde discurre el Arlanza y el río de Las Gargantas, donde afloran terrenos del Jurásico.

Predominan los suelos de conglomerados, gravas, arenas y arcillas cubiertas en su mayor parte por bosque de pino albar.

Laguna de la Cascada
  • Sierra de Neila. Es un conjunto montañoso que ejerce de divisoria de aguas; condiciona la climática de los pueblos que están en su contorno. También área de biodiversidad con rasgos de simbiotización antrópica. [7] Destacan las lagunas de origen glaciar en el pico La Campiña; lagos formados en unos circos glaciares rodeados de picos de unos 2000 msnm. [8]
  • Picos de Urbión. [9] Si bien Quintanar no limita con ellos si que hay un área de transición que se prolonga hasta Regumiel. Destacan Triguera (1.960 m.) y Muñalba (2.073 m.). [10]
  • La Campiña. 2.048 m. [11] (2.049 m. según otros). Es la altura máxima. [12] Por sus características orográficas tiene variaciones respecto del entorno quintanaro: ausencia de pinos y de arbolado tan característico de esta comarca, predominando el brezo y las praderas alpinas en la zona más próxima a la cumbre. En la ladera norte están las lagunas, abusivamente humanizadas. [13] El periodo de aridez estival en esta y otras cumbres es menos prolongado que en las partes más bajas de la sierra y en el terreno situados a su pie. A ello contribuyen las nevadas invernales, cuya cobertura se prolonga hasta final de la primavera, lo cual trae como consecuencia una mayor humedad en el suelo y las plantas herbáceas se mantienen frescas. Estos espacios son propicios para aprovechamiento ganadero pues en los pastizales de altura el agostamiento es más tardío.[14] [15]
  • Las Calderas. Este paraje situado a la solana de La Campiña lo ha originado a lo largo de millones de años un río que ha erosionado las rocas que forman el cauce. [16]
  • La zona próxima al pueblo es algo más llana. Tal zona en el pasado tendía a ser inundada en las estaciones que más llovía; tras encauzar el cauce del Arlanza y del Zumel se han acondicionado para pastos.

Hidrografía[editar]

La Sierra de Neila ejerce de divisoria de aguas. La vertiente norte de tal sierra, el puerto del Collado, y los Picos de Urbión vierten hacia afluentes del Ebro (Mar Mediterráneo) y la vertiente sur hacia el Duero (Océano Atlántico). Todos los cursos de agua de Quintanar portan agua al Duero a través del Arlanza.

Por la dirección de las laderas, tales corrientes de agua descienden por la vertiente sur del anticlinal de la Sierra de Neila y por la ladera este de las estribaciones de los Picos de Urbión. Sus ríos son diversos y de carácter torrencial. [17]

Nacimiento del río Arlanza
  • Río Arlanza. Nace en Fuente Sanza, zona llana rodeada de pinos a 6 km del pueblo.

“Los resultados confirman la existencia de una tendencia general a la reducción de aportes, mas marcada a partir de 1980. Desde 1995 se producen las avenidas con los caudales más extremos, así como el mayor rango de variación de caudales máximos anuales del periodo estudiado. En estas condiciones de cambio y para promover una planificación racional de los recursos hídricos, es de interés el seguimiento de tendencias y pautas de aportes y caudales en cuencas forestales de cabecera, ya que constituyen las principales fuentes suministradoras de agua.” [18]

  • Río Zumel. Por el sur del pueblo discurre este río. Nace en Peña Triguera. Pasa por terrenos de Regumiel, Canicosa y Quintanar. Es el primer afluente importante del Arlanza.
  • Río Torralba. Desciende desde las tinadas de Peña del Pico, cerca de pico Triguera.
  • Río de Las Gargantas. Nace en La Campiña.
  • Existen otros cursos de agua como arroyo Camporredo, arroyo de Mataca, fuente la Teja entre otros, que generan cascadas como la del Chorlón.[19]

Clima[editar]

Predomina el clima continental de montaña. Según la clasificación climática de Köppen, se encuadra en la variante Cfb. Las estaciones están muy marcadas; los inviernos suelen ser fríos con heladas y nevadas; los veranos cálidos y secos, suaves y poco lluviosos; las primaveras y otoños bastante lluviosos. Las precipitaciones se reparten a lo largo del año, reduciéndose en verano. [20]

La oscilación térmica anual ronda los 15 °C; la oscilación diaria en los casos más extremos puede rebasar 20 °C.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Hontoria del Pinar (temperaturas) y Canicosa de la Sierra (precipitaciones) WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura media (°C) 2.10 3.20 5.30 7.10 11 15.30 18.90 18.70 15 10.10 5.90 3.20 9.7
Precipitación total (mm) 86.60 77.60 53.80 75.50 82.60 51.60 26.20 26.40 49.70 79.10 85.80 107.80 802.7
Fuente: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Datos de precipitación (1967-2003) y de temperatura (1967-2003)

Las características antes descritas son aplicables al núcleo de población y no corresponden a todo el terreno del municipio pues al haber altitudes con una oscilación de más de 800 metros el tiempo cotidiano varía en unas zonas y otras.

Naturaleza[editar]

Se ha localizado alguna icnita, [21] (huellas de dinosaurio). Aparecen por pueblos próximos como Regumiel, y otros pueblos de La Rioja relativamente próximos. Se fechan entre 128 y 114 millones de años, en un habitat lacustre. La climática de aquella época propiciaba su existencia al predominar un clima tropical con abundante vegetación de herbáceas. En Quintanar no hay afloramientos de roca en grandes áreas; por tanto es más difícil encontrar icnitas al estar cubiertas las rocas por tierra.

En la actualidad la diversidad de hábitats y biotopos favorece el desarrollo de una gran variedad de especies. Predomina el bosque de pinos que tiene diversas características propiciadas por la diferente altitud; hay algunas zonas lacustres entre pinos que incrementan tal diversidad. Por otra parte están las áreas de bosque de hoja caducifolia. El agua también juega un papel importante. La deforestación de algunas áreas ha gemerado otro tipo de hábitat.

Flora[editar]

Cubre toda la superficie de tierra, sin que se vean rocas escarpadas. Predomina una extensa masa forestal de pinos, árbol determinante por su predominio. En las zonas más elevadas adquiere formas diferentes a la forma espigada de los normales pues las condiciones climáticas condicionan su desarrollo. A los más próximos a las cumbres se les suelen adherir líquenes y musgos en el tronco y las ramas. [22] [23]

El área de las frondosas caducifolias, como las hayas y robles es mucho más reducido, limitándose a sitios sombríos y en laderas y parajes muy concretos. En las zonas menos accesibles y umbrías se desarrollan ejemplares aislados de tejo y acebo.

Los bosques de Quintanar han servido[Aclaración requerida] para que:

“B.P. Peñalba (1989) demuestra que la colonización de Quercus caducifolios en Quintanar de la Sierra se produce hacia 10s 10000 años B.P. y la de 10s Quercus perennifolios unos 1000 años después.” [Aclaración requerida][24]

[25]

- En las zonas más elevadas de La Campiña no se cría árbol, y sólo se desarrollan algunas plantas arbustivas y/o herbáceas. [26]

- En el sotobosque se mezclan plántulas, árboles jóvenes, arbustos; también se da el helecho, el brezo blanco y el brezo común.

- En zonas más próximas al pueblo, llanas y en las cumbres predominan las herbáceas aprovechadas como pastos.

- Los sitios más húmedos y umbríos son adecuados para diversos tipos de musgo enraizados en árboles, rocas, paredes y demás.

Cervus elaphus
Setas

Las setas más extendidas son las denominadas en el pueblo “mículas” (Lactarius deliciosus), el “mansarón” (Calocybe gambosa), amanita en sus diversas especies, Amanita muscaria, y bastantes más: Entoloma, Lactarius, Russula, Armillaria mellea, Fistulina hepatica, Lepista nuda, Lactarius, Boletus edulis, Gymnopilus junonius, Panaeolus papilionaceus, Suillus luteus, Bovista plumbea, Hemimycena lactea, Phellodon niger, Tricholoma focale, Chroogomphus rutilus, Hypholoma fasciculare, Pholiota pinicola, Coprinus comatus, Lactarius deliciosus, Pluteus cervinus, Hemimycena lactea, Pholiota pinicola, Russula sardonia, Suillus luteus.[cita requerida]

Fauna[editar]

Las especies de animales son muy numerosas pues los diversos niveles de altitud propician diversos biotopos en los que se ubican diversas especies dependiendo del sustrato.

Mamíferos

ciervo común, corzo, jabalí, zorro, gato montés, garduña, tejón, conejo, ardilla roja, comadreja, erizo común, lirón y otros micromamiferos como ratas, ratas de agua, ratones, topos, musarañas, murciélagos y otros.

En el pasado también había osos. Según se señala en el “Libro de la Montería” del siglo XIV:

“Las Gargantas de sobre Quintanar es buen monte de oso, et de puerco en verano, et es la voceria por cumbre.” [27]

En 1907, M. Miller describió una nueva subespecie de ardilla común, distribuida por la Sierra basándose en varios ejemplares capturados en Quintanar de la Sierra; la denominó “Sciurus vulgaris numantinus”. En el mismo lugar, en 1910, Miller describirá la subespecie Ibérica del corzo, Capreolus capreolus canus. [28]

Aves

halcón, cernícalo vulgar, buitre, azor, gavilán, milano negro, milano real, búho, lechuza , cárabo común, búho chico, autillo, mochuelo, cuervo, corneja negra, picaza, arrendajo, chova , garza real, paloma, pecu, zorzal, torda, estornino, pinzón vulgar, jilguero, petirrojo, martín pescador, picarrolincho, abubilla y otros pequeños pájaros como el carbonero común, el colirrojo tizón, el chochín, la alondra común, el ruiseñor común, el alcaudón real, el avión común, el vencejo común, la golondrina, el herrerillo común, la lavandera blanca, el mirlo acuático, el ruiseñor, etc.

Reptiles

lagarto verde, lagartija común, lución, y culebras de diversas especies.

Anfibios

rana, sapo, tritón, salamandra.

Insectos

Sobresalen las hormigas y entre ellas las comunidades de hormigas rojas llamativas por los hormigueros de arquitectura compleja en la que viven; albergan comunidades con cientos de miles de hormigas. También son abundantes saltamontes, langostas, mantis religiosa, mosca doméstica, mosquito, zapatero, girino, ciervo volante.[cita requerida]

Arácnidos

Los diferentes tipos de arañas también son muy numerosos.

Historia[editar]

Muy poco se sabe de la prehistoria en toda La Sierra. En Quintanar en 1931 Vivencio Álvarez Cañas señala el hallazgo de un grabado paleolítico que representa un rinoceronte en el abrigo conocido como Las Iglesias. [29]

Restos arqueológicos
  • Cuyacabras. Se fecha en la alta Edad Media. Se encuentra a unos 3 km del pueblo. Recinto arqueológico que aparece rodeado de pinos y robles. Tiene 166 tumbas antropomórficas y 13 nichos excavados en una superficie rocosa.[cita requerida] Algunas de estas tumbas están en zonas laterales de las rocas, no en el suelo, lo que es una excepción en este tipo de necrópolis. Perteneció a una aldea de esa época hoy inexistente.[30] [31] [32] [33] Parece que por diversos motivos la población se desplazó hacia el Quintanar actual.

Los arqueólogos medievales nos llevan de la mano en el itinerario de los enterramientos. Éstos pudieron comenzar en el umbral de las casas: hasta el siglo XII, al menos lo sabemos para Cataluña, hubo costumbre de enterrar los muertos familiares, sobre todo, niños, delante de las casas. Pero también por las mismas fechas o antes, los muertos pudieron estar agrupados en determinado emplazamiento de la aldea. Las necrópolis de Revenga y Cuyacabras, próximas a Quintanar de la Sierra, en las estribaciones burgalesas de la Sierra de Urbión, muestran esa agrupación alrededor de un templo.[34]

  • Cueva Andrés. Cercano a Cuyacabras. Fechado también en la alta Edad Media. Aparece tallado un arco de herradura.
  • La Cerca. Castro habitado en el pasado, está rodeada en algunos sitios por una muralla derruida en su lado occidental; aprovecharon resaltes rocosos y concluyendo en un cortado. Tal muralla ha desaparecido por el lado suroeste; en el recinto interior no se aprecian estructuras pétreas pues los habitáculos se construían de madera.

Edad Media[editar]

En su formación debieron contribuir los habitantes de los poblados altomedievales que estaban diseminados en zonas más profundas del bosque, como testimonian los enterramientos (Cuyacabras, Revenga) [36] , que poco a poco fueron desapareciendo y en la actualidad difícilmente localizables pues muchos habitáculos se construían con madera. Un ejemplo de tales poblamientos es La Cerca.

La utilización de la madera para construir todavía la emplean algunos grupos de jóvenes para construir sus locales. También una reciente construcción en Revenga.

El modo de producción que originó estos poblados sustentó a 2 estamentos privilegiados que eran la nobleza feudal y el clero de la ICAR [37] y a ellos debían reconocer como tales además de pagarles tributos sus habitantes. Hasta 1213 fue pueblo de realengo. Desde 1213 hasta 1559 dependiente del Monasterio de San Pedro de Arlanza. De 1559 a 1710 fue señorío solariego.

Historia contemporánea[editar]

La reforma provincial del siglo XIX planteó dudas en torno a qué provincia debía estar asignado Quintanar al igual que otros pueblos de esta comarca.[38]

El mismo siglo se caracteriza por una inestabilidad muy intensa en esta zona y por tanto en este pueblo, por la repercusión de las numerosas guerras civiles que fueron estallando a lo largo de todo el siglo; las Guerras Carlistas son las más evidentes. [39]

En el siglo XX la guerra que ocasionó el derrocamiento de la Segunda República española también produjo numerosos asesinados en este pueblo.

Demografía[editar]

La población está muy envejecida y se ha acusado el éxodo rural también en los últimos 30 años donde se ha perdido 1/3 de la población pese a la llegada de inmigrantes de fuera de España; proceden de: Marruecos, Bulgaria, Rumania, Portugal y Pakistán.

Esta población es, en un porcentaje elevado, poco estable y tiende a cambiar de residencia en función del mercado laboral en el que se ocupan. Algunos de estos colectivos han sufrido de forma especial la crisis económica; no obstante la población inmigrante sigue siendo considerable, superando el 10% de la población.

Gráfica de evolución demográfica de Quintanar de la Sierra[40] entre 1857 y 2013

     1857 y 1900: población residente      1910-2009: población residente      Población según el padrón municipal de 2013 del INE.

Administración[editar]

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979
Mandato Nombre del alcalde Partido político
1979–1983 Dionisio Santamaria
1983–1987 Julio Víctor Pascual Abad PSOE
1987–1991 Julio Víctor Pascual Abad PSOE
1991–1995 Julio Víctor Pascual Abad PSOE
1995–1999 Isaias Pascual y J. Anastasio Palacios PP
1999–2003 Julio Víctor Pascual Abad PSOE
2003–2007 David de Pedro Pascual PP
2007–2011 David de Pedro Pascual PP
2011– Montserrat Ibañez Barcina PP

Economía[editar]

La actividad económica se desarrollaba/desarrolla en torno a varios ámbitos: serrerías, fábricas de muebles y pequeños talleres de carpintería, productos cárnicos, ganadería, transporte por carretera, aprovechamientos forestales, construcción y últimamente el turismo.

Sector primario

Las actividades económicas de los habitantes han estado encuadradas en este sector. La explotación forestal y la ganadería han sido las ocupaciones fundamentales de los vecinos. [41]

El aprovechamiento de los bosques se realiza de forma comunal [42] ; ha generado/genera la base económica. Los lotes de pinos [43] –“las matas” pues así se llaman los lotes- para los vecinos del pueblo se sortean cada año dentro del monte y se reparte su producto entre todos, de acuerdo con unas ordenanzas. Muchos lugares del monte se llamen "mata": Mataca, Matacubillo, Mataquita, Mataespesa, La Mata, Matalacasa, Matamuñarre, etc.

El monte “La Dehesa” con una superficie aproximada de 5500 hectáreas, está dividido en 245 rodales. Los rodales en edad de corta final media se estima en 120 años.[44]

La ganadería sigue teniendo cierta importancia. La agricultura mucho menos. En otoño se realizan recogidas de mículas y hongos.

Sector secundario
Sección de una rama de tejo

Se centra en la industria de la madera. La explotación forestal es seguida por la de la transformación maderera y sus industrias asociadas.

En el siglo XX se regeneró la industria forestal y maderera, el crecimiento de la población y el casco urbano por el incremento del valor de la madera. A finales de este siglo había más de 15 empresas que trabajaban con esta materia prima dando puestos de trabajo a más de 200 personas.[cita requerida]

El cierre de aserraderos ha tenido una repercusión muy negativa en la economía, principal motor de desarrollo. La decadencia comenzó a principios del siglo XXI. Varias serrerías cerraron por jubilación, y por otras causas diversas: vender poca madera, no cobrar lo vendido y similares. El paro ha crecido y no se han creado puestos de trabajo nuevos. Con esta situación ha llegado la disminución de la renta y salarios, lo que repercute en tiendas, bares y restaurantes.[cita requerida]

A finales del siglo XX se generó un área industrial próxima al pueblo.[cita requerida]

Sector terciario

- Importantes han sido las remesas de los numerosos emigrantes que fueron a Francia, Suiza, Alemania y otros países a mediados del siglo XX. Este pueblo ha generado hasta marinos.[cita requerida]

- Las pequeñas tiendas, bares y restaurantes han tenido importancia. También oficinas de diversas compañías asociadas a la banca y otros sectores.[cita requerida]

- La existencia de un centro de salud y 2 centros de enseñanza también ha generado diversos puestos de trabajo.[cita requerida]

- Los servicios centrados en el turismo han tenido un gran desarrollo en las últimas décadas del siglo XX y a comienzos del XXI, generando una nueva fuente de ingresos.[cita requerida]

- Importante también ha sido el trabajo en empresas de camiones, como lógica evolución de las carretas de siglo pasados. Tales empresas también han sufrido la repercusión de la caída de la explotación forestal al ser los encargados de transportar los productos.[cita requerida]

Oficios especializados

Las ocupaciones de sus habitantes han estado asociadas al medio natural circundante. La explotación del bosque era una actividad prioritaria pues de él se obtenía el combustible básico para regular la temperatura en los meses más fríos. Del bosque también se aprovechaba la ganadería en sus múltiples variantes. Estas dedicaciones han pervivido hasta el siglo XX.

Harz-1.jpg

También se fueron amoldando a cambios sucesivos y se generaron nuevos oficios y otras formas de explotación del bosque.

  • Resinero

Oficio relacionado con el pinar. Se trata de la extracción de la resina del pino sin secar el árbol cortando la corteza para que el pino “sudara” y se colocaba una chapa para que discurriera la resina, que iba a parar a un recipiente de barro.

Tal actividad se desarrollaba entre marzo y noviembre. En marzo se hacia una canal al cortar en vertical parte del tronco de los árboles. En junio se hacía la primera cogida de los recipientes de barro. La última cogida se hacía en noviembre. Toda la resina se guardaba en cubas. Las gentes se pasaban en el monte varios días recogiendo la resina, viviendo en chabolas.

  • Peguero

Además de la tradicional explotación de la madera del pino también se han sacado otros productos de este árbol. Por ejemplo al extraer los tocones de pinos además de facilitar el arraigo de la piña y el nacimiento de nuevos árboles se extraían otros productos. El primero son las teas, pequeñas lascas de madera con un alto concentrado de resina. Las teas se pueden utilizar para prender el fuego en las cocinas económicas.

Si las teas son convenientemente tratadas se obtiene la pez. El procedimiento consiste en la cocción de las teas extraídas de los tocones. La pez se usaba para botas y pellejos de vino y como pegamento para ayudar a unir tablillas en fracturas de huesos en los animales. Este producto era importante pues servía para impermeabilizar la madera de los barcos. [45]

En el siglo XVIII la explotación de trozos residuales de los pinos generó la fabricación de pez casi a modo industrial a través de la Real Fábrica de Betunes por la explotación de las teas resineras.

Resin with insect (aka).jpg

La profusión de hornos del monte ha sido muy abundante. Uno de los últimos es el horno de Mataca. Recientemente los últimos pegueros de Quintanar han rememorado el procedimiento para la obtención de tal producto. [46]

  • La carretería

En el siglo XV otra ocupación importante fue el transporte por medio de carros tirados por bóvidos; estaban encuadrados en la Cabaña Real de Carreteros que existió hasta finales del siglo XIX; fue otro oficio bastante común, en especial el transporte de lana y madera, relacionado con la ganadería y a la explotación forestal. Quintanar formó parte de la Junta y Hermandad de Carreteros aportando una cantidad de carretas a esta asociación comercial y de transporte.

Servicios públicos[editar]

Sanidad

La atención primaria y urgencias se atienden en el Centro de Salud que está en el centro del pueblo.

Educación
  • Colegio de Educación Infantil y Primaria de la Veracruz.
  • IES “Tierra de Alvargonzález”.

Transporte y comunicaciones[editar]

Cruce de caminos en la carretera autonómica  CL-117  de Salas de los Infantes a Abejar:

Estructura urbana[editar]

El núcleo de población tiene una forma muy alargada que coincide con el curso del Arlanza aunque a diferente altura. El río ha generado una zona llana pero el pueblo se encuentra en un promontorio que evita inundaciones.

La parte más antigua parece ser el núcleo próximo a la iglesia donde también estaba un pequeño cementerio. Comprendía parte del barrio de La Cacera. Desde esta zona hacia El Cerro, se extiende otra parte del antiguo pueblo, que seguía hacia Trascastillo, nombre que alude a alguna fortificación hoy inexistente.

Según siguió aumentando la población se añadieron nuevas construcciones y nuevos barrios. Los primeros parece que fueron hacia La Plaza, el Frontón, Las Rozas y El Cerro.

Se divide en los siguientes barrios: El Cerro, La Iglesia, La Cacera, La Plaza, La Roza, La Sequería, La Fuente, Las Casas Baratas y Juventus.

Los nombres de las calles son muy descriptivos: calle Alto Cerro, calle Matorral, calle Sol, calle Cerro, calle Frontón, calle Pradera Mayor, calle Cacera, calle Fuente, calle Roza, calle Matacubillo, entre otras.

Arquitectura popular

Las casas son muestra de arquitectura serrana. Están pensadas atendiendo al clima y al trabajo. Las ventanas eran pequeñas para aislarlas del clima frío.

Las viviendas más antiguas eran de planta baja y estaban construidos con madera, de las cuales no queda ninguna. Las construcciones de piedra existentes en la actualidad pertenecen a la edad moderna y contemporánea siendo raras las anteriores al siglo XVIII.

La cocina era uno de los elementos más importantes de la casa. De forma cuadrada, con paredes de algo más de 2 metros de altura. Desde estas paredes, se va elevando en forma de cono la chimenea, cuyo vértice se abre al exterior para la ventilación, salir el humo y dejar entrar la luz. Este tipo de cocina es como si fuera el interior de una campana. Las paredes estaban construidas con materiales que retenían el calor, como los adobes y el barro. La forma cónica que generaba la chimenea se construía con diversos materiales que no ardieran, entretejidos y unidos con barro. El fuego se hacía sobre un lar que solía estar al lado de una pared y también podía estar en el centro pues así permitía una mayor distribución del calor lo cual era muy importante para curar la matanza. Con frecuencia tenían planta baja donde estaban los animales.

Al exterior eran características las chimeneas cónicas sobresaliendo más de 1 m. sobre el tejado. El remate de las chimeneas tenía formas diferentes; estaban construidas con barro y diversos materiales. Hay viviendas y chimeneas de este tipo aunque cada vez menos.

Desde principios de siglo XX se comenzaron a instalar las denominadas "cocinas económicas" cuya estructura era de hierro que era donde se encendía el fuego. Aún permanecen y son usadas en invierno.[47]

Patrimonio histórico-artístico[editar]

- La iglesia. Construida en el siglo XVII, de estilo neoclásico. Está edificada sobre otra iglesia más antigua a la cual pertenecen las tumbas en la roca que hay debajo y a los lados de la actual. El retablo principal es del s. XVIII y los laterales son del s. XVII. Dedicada al patrón de los conductores, patrón que la ICAR no reconoce como santo.

- El Ayuntamiento fue construido en 1913, siendo alcalde Pedro Gil Domingo. El edificio principal es de doble planta. La planta baja tiene 3 arcos que dan acceso a un soportal. Adosado a este edificio hay un gran salón-teatro con un artístico escenario utilizado para diversos actos. Delante del Ayuntamiento está la plaza.

- Junto a los edificios descritos se halla el frontón municipal descubierto.

- A finales del siglo XX se construyó otro frontón cubierto para el juego de pelota, juego muy arraigado en esta comarca.

Cultura[editar]

Actividades culturales[editar]

Hay actividades organizadas por asociaciones: Asociación Sierra Alternativa, Real Cabaña de Carreteros, Asociación de jubilados “San Cristóbal”, Asociación de pelota, Escuela de fútbol, diversas asociaciones de jóvenes, peñas, etc.

Vocabulario[editar]

En la Sierra se ha desarrollado un vocabulario o significado de algunas palabras propio de estas tierras. Los ejemplos son numerosos. Como todas las palabras no se pueden poner ahí van algunas: Acharranchar, cuarterilla, chiculimiendres, beceñero, cabizcorniau, carchear, carchón, pinchicharra, aimá, chachavi, arremostricón, coscurra, garia, etc.

Otras palabras pueden parecer de esta comarca pero son más generales caso de las referidas a asuntos que tienen que ver con la ganadería, la matanza y cosas similares. Lo que ocurre que al ir desapareciendo el modo de producción que las originó van desapareciendo estas palabras. [48]

Fiestas y eventos[editar]

Quintanar de la Sierra tiene dos fiestas patronales: Nª Sª de las Candelas, que se celebra el 2 de febrero, y San Cristóbal (patrón de los conductores), que se celebra el 10 de julio. Son conocidas en las localidades próximas al municipio por el buen recibimiento que se hace a los turistas y la alegría de los vecinos.

El último sábado de mayo tiene lugar la popular romería de Revenga, celebrada en el Comunero de Revenga (integrado por los municipios de Quintanar de la Sierra, Regumiel de la Sierra y Canicosa de la Sierra).

El 15 de agosto se celebra la romería de "La Virgen" en el prado de la Guía, haciéndose misa en la ermita del mismo nombre.

Quintanar en la literatura[editar]

  • Pio Baroja. El escuadrón del Brigante. Pertenece a Memorias de un hombre de acción, basada en Eugenio de Avinareta que vivió en el País Vasco en la época de la Primera Guerra Carlista. El escuadrón del Brigante se desarrolla en los contornos de esta sierra, los Picos de Urbión y muchos de los pueblos, entre ellos Quintanar'.
  • Rafael Alberti le dedicó los siguientes versos: De Salas de los Infantes a Quintanar de la Sierra:

Por la espesura, mi amor,

se le ha perdido una cabra

y va llorando el pastor.

- ¡Mi mastín, mi dulce galga!

Me los mataron los ciervos

en la montaña.

Por la montaña, mis ojos,

sola, mi cabra.

[49]

La nieve, niños, la nieve

baja la nieve,

por Quintanar de la Sierra

danzando viene.

Ya nieva la nieve nueva

sobre la nieve.

Ya mide más de una vara

por las paredes.

Gastronomía[editar]

Un plato típico es la caldereta y el ajo arriero que solían comer los que trabajaban en el mantenimiento y cuidado de los montes. Otros productos son los embutidos caseros y las cecinas de animales domésticos y también de jabalí, corzo y venado.

Deportes[editar]

  • Frontón municipal descubierto. En el centro del pueblo.
  • Frontón cubierto para el juego de pelota, juego muy arraigado entre los quitanaros. También se utiliza para otras actividades cuando es necesario.
  • Campo de fútbol “El Henar”. En él juega el C.D. Quintanar de la Sierra y otros equipos.

Hermanamientos[editar]

Personajes destacados[editar]

  • Gonzalo Martínez Díez, clérigo y medievalista español.
  • José Luis Mediavilla Ruiz, psiquiatra y escritor.
  • Raimundo Blanco Camarero -"Rai"-, (pelotari)
  • Conrado Blanco Plaza, poeta y empresario teatral español.
  • Ernesto Sanz y Sanz, químico, director de colegio, profesor y benefactor.
  • Sergio Hernando, cocinero ganador del campeonato de La Rioja en el III Memorial Diego Carasa.
  • Pedro Gil Abad, escritor y cronista de la Villa.
  • Humberto Abad, escultor.[50]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Caja España» (en español). Consultado el 5 de febrero de 2009. Datos procedentes del Informe de Datos Económicos y Sociales de los Municipios de España.
  2. Junta de Castilla y León (ed.): «ORDEN de 16 de julio de 1987 de la Consejería de Residencia y Administración Territorial, por la que se aprueba el Escudo Heráldico Municipal adoptado por el Ayuntamiento de Quintanar de la Sierra (Burgos).» (pdf). Boletín Oficial de Castilla y León nº 116 de 24 de julio de 1987.
  3. I. Quintero Amador (ETSIM) & H. Mansilla Izquierdo (ETSIM) & J.Mª Barón (IGME). (1984). «Quintanar de la Sierra. 316 (21-13).».
  4. G. Gil Serrano & S. Jiménez Benayas & J.M. Zubieta Freire. IBERGESA. (1977). «Canales de la Sierra. 278 (21-12).».
  5. G. Gil Serrano & S. Jiménez Benayas & J.M. Zubieta Freire. IBERGESA (1977): Canales de la Sierra. 278 (21-12). MGE. 1:50.000.
  6. Libro homenaje a D. Daniel Jiménez de Cisneros y Hervás. (2004). Madrid, IGME. ISBN: 84-7840-550-0. Pág. 40. [1]
  7. Mendiak.bat. (Actualizado: 2010/05/30. Consultado: 2014-09-23.). «La Campiña.».
  8. M.Cristina Peñalba & Maurice Arnoldo & Joël Guiota & Jean-Claude Duplessyd & Jacques-Louis de Beaulieue (1997): Termination of the Last Glaciation in the Iberian Peninsula Inferred from the Pollen Sequence of Quintanar de la Sierra. Quaternary Research. ISSN: 0033-5894. Volume 48. Nº2. Págs. 205–214.
  9. E. Sanz Pérez (1993):. «El Karst de la Sierra de Urbión.». Geogaceta, ISSN 0213-683X. Nº 15. Págs. 86-89.
  10. Alipio J. García de Celis & Pablo Arroyo Pérez & Alberto Gandía Fernández (2006):. « Los bloques aradores de "Laguna Helada" (Urbión). Un ejemplo singular de solifluxión activa en la Cordillera Ibérica.». Polígonos: Revista de geografía, ISSN 1132-1202. Nº 16. Págs. 119-132.
  11. G. Gil Serrano & S. Jiménez Benayas & J.M. Zubieta Freire. IBERGESA (1977): Canales de la Sierra. 278 (21-12). MGE. 1:50.000.
  12. Mapa de la Campiña y Las Lagunas.
  13. Javier Urrutia. Campiña
  14. García de Celis, A & Arroyo Pérez, P & Gandía Fernández, A. (2008):. «Cambios recientes en el límite superior del bosque en Urbión: gestión forestal, ganadería y clima». Zubía. Monográfico. Revista de ciencias. Nº 20. Págs. 97-118.
  15. C. Muñoz Sobrino & P. Ramil-Rego & L. Gómez-Orellana & J. Ferreiro da Costa & R. A. Díaz Varela (2009):. «Climatic and human effects on the post-glacial dynamics of Fagus sylvatica L. in NW Iberia.». Plant Ecology. ISSN: 1385-0237 (print version). ISSN: 1573-5052 (electronic version). Volumen 203, Nº. 2. Págs. 317-340.
  16. Montacedo. (2010-05-10.). «Ruta de senderismo: Las Calderas desde Palacios de la Sierra.».
  17. Quintanar de la Sierra. Catalogación. PDF. [2]
  18. Machín Gayarre, Javier & Navas Izquierdo, Ana & Domenech, S. & López-Vicente, Manuel (2005):. «El río Arlanza en cabecera: evolución reciente y tendencias en condiciones de cambio global.». Cuadernos de investigación geográfica, ISSN: 0211-6820. Nº 31. Págs. 77-95.
  19. Sanz Pérez, E. (1996):. « Hidrodinámica de los acuíferos kársticos de las Sierras de Urbión y Neila (Burgos).». Estudios Geológicos, (ISSN 0367-0449 y ISSN 1988-3250). Vol 52, Nº 5-6.
  20. Clima: Quintanar de la Sierra
  21. Carlos Martín Escorza (2001): Orientación de las huellas de Dinosaurios en la Sierra de Cameros. Zubía, ISSN 0213-4306, Nº 19. Pág. 147.[3]
  22. Antelo, A. P. (2008):. « Nota de revisión de la investigación dendrocronológica en España.». Forest Systems. ISSN: 2171-5068. eISSN: 2171-9845. Vol. 3. Nº 2. Págs. 221-235.
  23. García Álvarez, Salvia & Morla Juaristi, Carlos & Solana Gutierrez, Joaquin & Garcia-Amorena Gomez del Moral, Ignacio (2009): Taxonomic differences between Pinus sylvestris and P. uncinata revealed in the stomata and cuticle characters for use in the study of fossil material. "Review of Palaeobotany and Palynology", ISSN 0034-6667.v. 155 (n. 1-2). [4]
  24. Yll, R., & Pérez-Obiol, R. (1992): Instalación de los bosques deducida a partir del análisis polínico de un sondeo marino del Delta del Ebro (Tarragona, España). Orsis: organismes i sistemas. Orsis. ISSN: 0213-4039. Nº 7. Pág. 24. PDF. [5]
  25. Peñalba, M. & Arnold, M. & Guiot, J. & Duplessy, J. C. & De Beaulieu J. (1997): Termination of the Last Glaciation in the Iberian Penins la inferred from the pollen seq ence of Quintanar de la Sierra en Quat. at Res 48 205.214. Citado en Moreno Amat, E. & Gómez Manzaneque, F. & Morales del Molino, C. & Morla Juaristi, C. & Rubiales Jimenez, J.M. & García‐Amorena, I: The past distribution of pinus nigra Arnold in Northern Iberia. Contibution from its macroremains. PDF.
  26. Esther Fuertes Lasala y Estrella Junín (2000): Distribución de Sphagnum L. Sect. Cuspidata (Lindb.) Schlieph (Sphagnaceae, Musci) en la Península Ibérica. Botanica Complutenses. ISSN 0214-4565. Vol 24. Págs. 113-127.[6]
  27. José A. Valverde (2009):. «Anotaciones al Libro de la montería del rey Alfonso XI.». Ediciones Universidad de Salamanca y los autores. ISBN: 978-84-7800-324-2. Pág. 258.
  28. Pablo T. Agirre-Mendi & Carlos Zaldívar Ezquerro (1991): Contribución al atlas mastozoológico de la comunidad autónoma de La Rioja. Zubía, ISSN 0213-4306. Nº 9. Pág. 66. [7]
  29. Jesús Alvarez-Sanchís & Luz Cardit (2000): Comisión de Antigüedades de la Real Academia de la Historia: catálogo e índices. Madrid: RAHE. Pág. 124. ISBN: 84-89521-78-7. [8]
  30. Jordi Bolòs i Masclans & Montserrat Pagès i Paretas (1982):. «Les sepultures excavades a la roca.». Acta historica et archaeologica mediaevalia, ISSN electrònic: 2339-9996. ISSN paper: 0212-2960. Nº1. Págs. 59-103.
  31. José I. Padilla (2003):. «Yacimiento arqueológico de Cuyacabras: despoblado, iglesia y necrópolis ...». Barcelona: Publicacions de la Universitat de Barcelona. ISBN: 84-475-2749-2.
  32. «Necrópolis medieval de Quintanar de la Sierra.». rutasconhistoria.es.
  33. Alberto Monreal Jimeno (1989): Eremitorios rupestres altomedievales (el alto valle del Ebro). Deusto: Universidad de Deusto. ISBN-10: 84-748-5113-0
  34. José Ángel García de Cortázar y Ruiz de Aguirre (1990):. «Percepción, concepto y vivencia del espacio en el Reino de Castilla». I Semana de Estudios Medievales, Nájera: 6-11 agosto 1990 / coord. por José Ignacio de la Iglesia Duarte, 2001, ISBN 84-95747-00-6. Pág. 254.
  35. Josefina Andrio Gonzalo (1989): Excavación arqueológica en el despoblado medieval de Revenga. Acta historica et archaeologica mediaevalia. ISSN 0212-2960. Nº 10. Págs. 283-376. [9]
  36. Martín Viso, I. (2012):. « Enterramientos, memoria social y paisaje en la Alta Edad Media: Propuestas para un análisis de las tumbas excavadas en roca en el centro-oeste de la Península Ibérica». Zephyrus: Revista de prehistoria y arqueología, ISSN 0514-7336, Nº 69. Págs. 165-187.
  37. Iglesia Católica Apostólica Romana
  38. J. Bargueño (1995):. «La reforma de la división provincial castellano-leonesa en la revolución liberal.». Estudios Geográficos. ISSN: 0014-1496. Año 56, Nº 220 julio-septiembre. Pág. 505.
  39. Román Oyarzun Oyarzun:. «Historia del carlismo». Valladolid: Editorial Maxtor. 2008. ISBN: 84-9761-448-8.
  40. Instituto Nacional de Estadística (España). «Alteraciones de los municipios en los Censos de Población desde 1842. Quintanar de la Sierra». Consultado el 2014-09-03.
  41. García Güemes, C. & García López, J. M. (2009):. « La dinamización del medio forestal en la Comarca de Pinares (provincias de Burgos y Soria).». Congresos Forestales.
  42. Crespo, M. C. & Fernánd, A. H. (1997):. « Análisis de los efectos en el suelo y en el crecimiento de los distintos métodos de corta-regeneración aplicados en montes ordenados de pino silvestre en Soria-Burgos». Congresos Forestales.
  43. Santolaya, J. L. (2001):. «Incidencia de las" Suertes de pino" y las ordenaciones de montes en la Comarca de Pinares de Urbión de Soria.». Cuadernos de la Sociedad Española de Ciencias Forestales, núm. 11 Actas de la III Reunión del Grupo de Trabajo de Ordenación de Montes. Soria.
  44. C. Álvarez Moreno & J.V. Ouver & et al. (1997):. «Estudio de la calidad de la madera en rollo del monte" La Dehesa" de Quintanar de la Sierra.». En Congresos Forestales.
  45. Nuestra historia: Hornos de pez. [10]
  46. B. Antón: La pez surca los mares. 23 de mayo de 2013[11]
  47. Delfín de Miguel de Pedro: Historia de Quintanar de la Sierra y más. Remite a: Historia de Quintanar por Pedro Gil Abad. [12]
  48. José María Pastor Blanco (1998):. «Rasgos fónicos del dialecto alto riojano en los valles de Canales, del Brieva y del Urbión.». Berceo. ISSN 0210-8550. Nº 134. Págs. 21-37.
  49. Rafael Alberti (1925): La amante. Pamplona: Editorial Leer-e. 2012. ISBN: 978-84-15614-22-7. [13]
  50. Humberto Abad

Bibliografía[editar]

  • Gil Abad, Pedro. Quintanar de la Sierra, un pueblo burgalés de la comarca de pinares. 2ª ed. Burgos: Diputación Provincial, 1986

Enlaces externos[editar]