Quimioprevención

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Genéricamente en medicina, la quimioprevención o quimioprofilaxis es la utilización de sustancias químicas para prevenir la aparición de una enfermedad.

La quimioprevención se ha empleado con controversia en el intento de evitar la aparición de determinadas enfermedades infecciosas como la tuberculosis, cuando se ha estado en contacto con un paciente infectado, administrando isoniacida.

En oncología la quimioprevención consiste en utilizar fármacos antes de que aparezca una enfermedad cancerosa.

Está ampliamente demostrado que la administración de antiestrógenos, como el tamoxifeno, durante cinco años después del tratamiento curativo de un cáncer de mama con receptores estrogénicos positivos aumenta la supervivencia.

La quimioprevención del cáncer consiste en administrar determinadas sustancias químicas, naturales o sintéticas con el fin de impedir o revertir la carcinogénesis evitando el desarrollo de un cáncer.

La aplicación de fármacos en la prevención del cáncer es posible teóricamente porque las sustancias empleadas en quimioprofilaxis han demostrado tener actividad antimutagénica, antiproliferativa y antioxidante en mayor o menor grado.

Fármacos empleados en quimioprofilaxis del cáncer[editar]

Controversias en la quimioprevención[editar]

  • La realización de ensayos clínicos para demostrar la eficacia de estas sustancias conlleva a muchas objeciones éticas y a un posible riesgo de complicaciones para las personas tratadas, sin la certeza absoluta de que - aun asumiendo todos estos riesgos - se vaya a evitar con seguridad el cáncer que se trata de prevenir.
  • Los beneficios de la quimioprevención pueden ser una realidad objetiva a escala poblacional, pero podrían no serlo tanto individualmente.
  • Tratar a personas sanas tiene muchos inconvenientes, y una de sus consecuencias perniciosas es que los recursos empleados en esta sofisticada prevención no se aplicarían en medidas curativas de probada eficacia en personas realmente enfermas.
  • Los beneficios teóricos de las sustancias protectoras del cáncer se han obtenido de estudios epidemiológicos no prospectivos, ni aleatorios, ni controlados con placebo y de estudios de laboratorio o no clínicos, por lo que no se pueden extrapolar a la población humana. Probablemente estas sustancias como los antioxidantes sean beneficiosas dentro de una dieta sana o normal.

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

  • Isabel Martínez Peñalver. Quimioprevención del cáncer. Rev Cubana Oncol 2000;16(1):67.