Queratinocito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Células epiteliales (en rojo, queratina).

Los queratinocitos son las células predominantes (90%) de la epidermis, la capa más superficial de la piel. Contienen una proteína muy dura que se llama queratina, la cual estimula el crecimiento de células epiteliales en la piel y de las que revisten la superficie de la boca, el estómago y los intestinos. Una forma del factor de crecimiento queratinocitico que se produce en el laboratorio se llama factor de crecimiento de queratinocito humano recombinante. Estas células se originan en el estrato epidérmico basal, al abandonar este estrato los queratinocitos pasan a cumplir 2 funciones:

  • Producir queratina, la principal proteína estructural de la epidermis, en los queratinocitos diferenciados por completo la queratina constituye el 85%.
  • Participan en la barrera contra el agua en la epidermis.


La epidermis se divide en 5 capas según la morfología de los queratinocitos (del interior al exterior):

  1. Capa germinativa o de regeneración: Es la más profunda y está constituida por una sola capa de células cuboidales que se disponen por encima de la unión dermo-epidermica. En la capa basal los queratinocitos expresan queratinas K5 y K14.
  2. Capa espinosa o de Malphigio: Está constituido por múltiples hileras de queratinocitos que expresan las queratinas K1 Y K10, de citoplasma eosinófilo, aplanados y únicos entre sí por desmosomas.
  3. Capa granulosa: Está por encima y constituida por una o varias hileras de células que contienen gránulos de queratinas K2 y K11.
  4. Capa córnea: Células que han perdido el núcleo y conforman la queratina blanda.
  • En ciertas localizaciones como palmas de las manos y la planta de los pies existe una capa visible, amorfa, entre la capa granulosa y la capa cornea que se denomina estrato lúcido.

Los queratinocitos están en continua renovación y pasan progresivamente de la capa basal a las zonas superiores, por diferenciación celular, hasta la capa córnea, donde forman una capa de células muertas en forma de escamas y rica en queratina. Se calcula que tardan un mes en el trayecto desde la capa basal (capa germinativa) hasta la capa córnea, aunque el proceso puede verse acelerado en casos de hiperproliferación de queratinocitos (psoriasis).

Esta capa constituye una barrera de protección contra todo tipo de agentes lesivos y microorganismos patógenos.