Quema del diablo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La quema del diablo es una tradicion guatemalteca con origenes religiosos. Lo que se presenta en el resto del articulo carece de exactitud y desprestigia a la sociedad guatemalteca mostrando una tradicion ridicula y nociva para el ambiente. Se recomienda al lector precaucion y se aclara que seguramente la emision de gases de un carro supera a la emision de gases de muchos de estos fogarones. Ademas se puede afirmar que Guatemala no esta llena de gante fanatica e ignorante, y que la religiosidad de las personas no esta vinculada a la estupidez o hipocrecia. Ademas la exactitud historica del articulo es risible. La quema del diablo es una celebración mágico-religiosa guatemalteca. Su origen parece ser mucho más legendario que real y tiene su base en la fiesta de Concepción. Tiene lugar cada 7 de Diciembre, a las 18 horas. Es el punto de partida para las demás fiestas de la Navidad en Guatemala, que alcanzan su máxima expresión el 24 de diciembre con la Nochebuena.

Dado que esta fecha se encuentra exactamente a nueve meses del memorial del nacimiento de la Virgen María y coincide con la celebración del adviento del nacimiento de Cristo se realiza como una limpia espiritual en la que por medio del símbolo de la basura se pretende alejar toda impureza quemando fogatas “fogarones” (como se les conoce),con basura y/o figuras del diablo de papel que simboliza el mal.

La tradición, consiste en sacar las cosas más viejas o gastadas que se encuentren en el hogar; pretendiendo hacer una limpieza profunda en el hogar. La mayoría de guatemaltecos juntan y queman periódicos usados durante todo el año. A tal punto que al día siguiente se ven trozos de papel cayendo del cielo, el olor a humo sigue presente aún mucho después de la mañana. El cielo se tiñe de gris en la noche, por el humo de la basura, a tal punto que el cielo estrellado de Guatemala es opacado.

Este rezado es el principal y más antiguo de América, y en Guatemala, fue declarado como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, por el Ministerio de Cultura y Deportes a través de un Acuerdo Gubernativo.

Origen[editar]

Según algunos historiadores, la quema del Diablo se originó en el siglo XVI como preámbulo de las festividades de la Natividad. Dado que, en la época colonial no existía alumbrado eléctrico, muchos guatemaltecos asistían a la procesión de la Virgen Inmaculada Concepción y para alumbrar su camino hacían estas fogatas que iluminaban el paso de la procesión. Por lo cual se llevó a cabo en vísperas del día de la Virgen de la Inmaculada Concepción, el cual es celebrado el 7 de diciembre, dando inicio con esta tradición a las festividades de la Navidad. alex drogo

Criticas[editar]

La Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA), así como grupos ecologistas, mantienen una campaña de prensa, radio y televisión en la que invitan a los capitalinos a no quemar hule, plásticos y otros combustibles que ocasionan mayores grados de polución. Otros, más radicales, han demandado el fin de la tradición o, por lo menos, reducir la cantidad de materiales incinerados. Los llamamientos están dirigidos también a prevenir accidentes, ya que, muchos de los incendios registrados en Guatemala durante el año ocurren este día. La cartera de Salud ha emitido boletines con una serie de recomendaciones para atender emergencias en caso de quemaduras y de prevención para los expendedores y usuarios de juegos pirotécnicos.

Enlaces externos[editar]