Punto de acceso a la red

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
network Access point

Network Access Point o NAP, en español Punto de Acceso a la Red, es el punto donde confluyen las redes de las distintas organizaciones proveedoras de servicios de internet, conocidas con el nombre de Internet Service Provider o ISP. A través de los NAP se intercambia el tráfico de internet entre las diferentes ISP que conectan sus routers a la red de conmutación del NAP.

Introducción[editar]

Típicamente, los NAPs no dependen de un ISP en particular, con el objetivo de garantizar la igualdad de condiciones a todas las empresas que se interconectan. El NAP permite el intercambio de información de Border Gateway Protocol(BGP) y tráfico con otros operadores de ISP, de forma que cada uno de ellos deberá pagar por el uso de los circuitos interconectados al intercambiador (Exchange) en el NAP. Actualmente, a estos puntos neutrales donde confluyen los datos se les suele denominar como “Puntos Neutros”. En ellos se utiliza el protocolo de comunicaciones BGP4, que fue especialmente diseñado para ser usado entre múltiples sistemas autónomos, permitiendo el encaminamiento entre dominios sin clases (CIDR). Sin embargo, no es necesario que los routers de los distintos dominios se comuniquen usando el protocolo BGP, lo que sí es imprescindible es que aquellos routers que se interconecten al NAP hablen BGP, ya que es el protocolo que se usa dentro del sistema de conmutación interno para intercambiar la información entre los diferentes ISPs.

Funcionamiento[editar]

Independientemente de la organización que gestione el funcionamiento del NAP, se establecen unos acuerdos políticos entre los distintos ISPs que confluyen en dicho punto, de tal forma que en el funcionamiento interno del NAP se deberá tener en cuenta dichos acuerdos para no perjudicar a los ISP. El más común es el peering, que permite interconectar dos redes de distintos ISP para intercambiar mutuamente el tráfico de información, siempre acorde con las políticas de costes y funcionamiento establecidas previamente entre ambas.

Multi-Lateral gsg Peering Agreement (MPLA)[editar]

En aquellos NAPs donde se interconectan muchas redes que usen peering, el tiempo en establecer las comunicaciones entre un ISP y otro puede ser demasiado grande. Para evitar este tipo de retardos en la red, se utiliza en estos casos el Multi-Lateral Peering Agreement (MPLA). De esta forma un ISP que pertenece al acuerdo MPLA establece una sesión BGP con un enrutador operado por la organización del MPLA, es decir, por el NAP que habla en BGP. A continuación, el enrutador distribuye todas las rutas que le ha pasado el ISP a todos los miembros del MPLA. Como todos los enrutadores comparten una subred IP común (la subred del NAP), el atributo de BGP de next hop señala al enrutador la ruta que se le ha designado mediante el acuerdo de MPLA. Así que, aunque la información de enrutamiento pasa a través del enrutador, el tráfico se entrega directamente al router correcto designado previamente. Estos acuerdos de interconexión voluntaria multirateral tienen la ventaja de simplificar el proceso de interconexión, pero también hay un gran inconveniente: es imposible prevenir un acuerdo de peering con una red determinada, a menos que tengas los filtros apropiados establecidos en el enrutador. En la mayoría de los casos los grandes ISPs no están interesados en realizar acuerdos de peering con otros ISPs de menor importancia. Es por ello por lo que se creó el proyecto de Arbitraje de Rutas, para proporcionar a los NAPs enrutadores capaces de aplicar las políticas establecidas en un Registro de Enrutamiento, con el fin de superar esta limitación.

Managed Router Service (MRS)[editar]

También se utiliza en este tipo de sistemas el Servicio de Administración de Router o Managed Router Service (MRS), que incrementa el valor del acceso a la red de las ISPs instalados en el NAP mediante la configuración del Border Gateway Protocol (BGP) y la gestión de las necesidades de hardware. El MRS ofrece a los clientes una solución clave para el outsourcing de la gestión de sus routers frontera de entornos de red sencillos o multi-homed, eliminando la necesidad de experiencia en in-house router. Este servicio permite al cliente optimizar el rendimiento y fiabilidad de su red y, cuando se acompaña de configuraciones multi-home, ofrece incrementos en la redundancia y rendimiento.

Seguridad en el NAP[editar]

Como todo sistema electrónico, su funcionamiento depende de la instalación eléctrica que suministra la energía necesaria para alimentar a los diferentes equipos del NAP. Como es inadmisible perder un enclave tan importante en la red, los NAP se conectan con varias estaciones eléctricas para asegurarse plenamente el suministro eléctrico de todos los subsistemas. Además, se incorporan motores propios a base de carburante por si las empresas eléctricas externas al NAP no cumplieran en su cometido. Con todo ello, se incorpora al enclave de una seguridad total para garantizar el servicio en cualquier momento, ya sea en cuanto a la arquitectura del lugar, la vigilancia mediante guardias y cámaras, sistemas antiincendios, los sensores humedad, temperatura, agua y todos los sistemas ambientales y salas de control.