Puerta del Paraíso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Puerta del Paraíso, Baptisterio de Florencia, Italia.

La Puerta del Paraíso (Porta del Paradiso, en italiano) es el nombre con el que se conoce popularmente a la puerta este del Baptisterio de Florencia, se encuentra ubicada frente a catedral de Santa María del Fiore. Es obra del escultor y orfebre italiano Lorenzo Ghiberti quien la comenzó en 1425 y la finalizó en 1452.

La "Puerta del Paraíso" es la obra cumbre de Ghiberti y una de las producciones más destacadas del Renacimiento. Completamente dorada, le fue puesto el sobrenombre de del Paraíso por Miguel Ángel Buonarroti. Su popularidad en el Renacimiento fue considerable. El arquitecto y pintor Giorgio Vasari dijo de ella que era “la obra de arte más fina jamás creada”.

Después del aluvión de Florencia ocurrido en 1966, la puerta fue sustituida por una réplica y los paneles originales fueron restaurados y se los conserva en el Museo dell'Opera del Duomo que se encuentra en las inmediaciones.

Historia[editar]

En 1424, Lorenzo Ghiberti había concluido la construcción de la puerta que se encuentra sobre el lado norte del Baptisterio, esta puerta había nacido como resultado de un celebre concurso organizado en 1401 por los Calimala (gremio de los tejedores) del que había participado hasta Filippo Brunelleschi. El concurso consistió en esculpir en un cuarterón el tema del sacrificio de Isaac (Antiguo Testamento) . El cuarterón de Filippo Brunelleschi fue rechazado por ser muy moderno, en cambio el de Ghiberti que era más natural consigue ganar. Y Ghiberti realiza la puerta norte, tan satisfechos quedaron con su trabajo que al finalizar el mismo luego de una corta estadía de Ghiberti en Venecia se le encarga[1] sin llamar a un concurso, la realización de la última puerta del baptisterio (la primera, hoy al sur, fue realizada por Andrea Pisano entre el 1330 y el 1336). La obra se extendió por 27 años, recién en 1452 Ghiberti ahora con setenta años de edad coloca los últimos paneles de bronce. A lo largo de estos años, la empresa contó con la ayuda de un grupo de estudiantes, entre ellos algunos artistas consagrados: además de los hijos Víctor y Thomas Ghiberti, colaboraron Luca della Robbia, Donatello, Michelozzo (1436-1442), Benozzo Gozzoli (de 1442) y Bernardo Cennini.[2]

Inicialmente se había previsto una puerta con 28 tableros con escenas del Viejo Testamento, incluyendo tableros ocho en las dos últimas filas, reservados para las figuras individuales de los profetas. De esta forma se daba continuidad al ciclo decorativo iniciado en las otras puertas por Leonardo Bruni, canciller de la República y humanista destacado. Pero al avanzar en el trabajo Ghiberti decide crear una obra muy innovadora con solo diez tableros de mayores dimensiones y con la cornisa externa, en vez de interna al conjunto. (De hecho el patrón de veintiocho tableros centrados con los pernos prisioneros sigue siendo visible en la parte posterior de la puerta).

El cambio en el plan ocurre en 1435, en que Cosme de Médici regresó del exilio, donde el panel Historia de José, es una referencia clara al caso de Cosme, al que se lo compara con José quien, traicionado por sus hermanos, más tarde se convierte en su salvador y portador de bienestar para toda su comunidad.

Se cree que el esquema iconográfico[2] podría haber sido obra de Ambrogio Traversi, general de la orden de camaldulenses, conocedor del idioma griego y el único capacitado en aquella época para consultar los textos sobre los episodios representados. También se cree que el nuevo desarrollo de la perspectiva condiciono la decisión de utilizar diez secciones, ya que este método es más adecuado para los valores de racionalidad y síntesis del Renacimiento, aunque mediante los diez paneles se brinda un panorama y se transmiten la sensación perseguida.

En el momento de la colocación se decide asignar la puerta al frente principal, el que da a la Catedral, para lo cual se desmonta la puerta de Andrea Pisano y es colocada en la entrada norte secundaria, aunque desde el punto de vista de la iconografía se mantienen los episodios evangélicos más importantes.

Descripción[editar]

La puerta se compone de dos batientes. Sus dimensiones son 5,20 metros de altura, 3,10 de ancho y 11 centímetros de grosor, el conjunto pesa ocho toneladas.

Las puertas se componen de 5 escenas del Antiguo Testamento por cada batiente. Cada escena se ha trabajado en bronce y se encuentra dorada a la hoja. En las Puertas del Paraíso se puede apreciar el alto, medio y bajo relieve con el que Ghiberti consigue sensaciones de profundidad y corporeidad en los objetos y personajes, además de sombras y perspectiva. Las puertas están hechas de bronce dorado.

Inundación y restauración[editar]

En 1966, esta obra sufrió graves daños al caer víctima de las inundaciones que cubrieron buena parte de Florencia. Entre 1985 y 2012, la puerta fue sometida a una lenta y profunda restauración, tras muchas décadas de abandono a los elementos y el vandalismo. En la actualidad, se expone dentro de una vitrina de cristal en el museo dell'Opera del Duomo, en las inmediaciones del Baptisterio.

Galería de imágenes[editar]

Bibliografía[editar]

  • AA.VV., Il museo dell'Opera del Duomo a Firenze, Mandragora, Firenze 2000. ISBN 88-85957-58-7
  • Giulia Brunetti, Ghiberti, Sansoni, Firenze 1966.
  • Pierluigi De Vecchi ed Elda Cerchiari, I tempi dell'arte, volume 2, Bompiani, Milano 1999, pp. 59–60. ISBN 88-451-7212-0
  • Federica Sanna, Ritorno in Paradiso, articolo del Corriere Fiorentino, 29 ottobre 2011, p. 19.

Referencias[editar]

  1. Brunetti, cit., p. 38.
  2. a b Il museo dell'Opera..., cit., p. 174.




Coordenadas: 43°46′23.05″N 11°15′18.84″E / 43.7730694, 11.2552333