Puente de arco atirantado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El puente Fremont, en Portland, Oregon, es el segundo puente más largo en arco atirantado del mundo. En este caso, los semiarcos de cada extremo del puente terminan encima de esbeltos pilares elevados. Las fuerzas horizontales del arco principal y de los otros semiarcos se equiliban en las cimentaciones.

Un puente en arco atirantado (en inglés: Tied-arch bridge) es un tipo de puente en arco en el que las fuerzas horizontales del arco, o cuerda superior, son transmitidas por la tensión de la cuerda inferior (ya sea por tirantes o por el propio tablero), en lugar de ir hacia el suelo o los cimientos del puente. Los empujes hacia abajo en el tablero se traducen, como tensión, por fuerzas verticales del tablero a la cuerda superior curvada, que tienden a aplanarla, y por lo tanto, presionan a sus extremos hacia fuera, hacia los estribos, al igual que en otros puentes en arco. Sin embargo, en un puente en arco atirantado, estos movimientos están restringidos, no por los estribos, sino por la cuerda inferior, que une estos puntos, tomando los empujes como tensión, algo así como la cuerda de un arco que está siendo aplastado. Por eso a este diseño a veces también se le llama «puente en arco de cuerda» o «puente de viga en cuerda» (bowstring-arch o bowstring-girder bridge.[cita requerida]. La eliminación de las fuerzas horizontales en el estribo permite que este tipo de puentes se construyan con cimentaciones menos sólidas, por lo que se pueden situar sobre pilonas elevadas o en áreas de suelos inestables.[1] Además, ya que su integridad no depende de las fuerzas de compresión horizontales, los puentes en arco atirantados pueden ser prefabricados fuera del sitio, y posteriormente ser colocados en su sitio, bien transportándolos flotando, arrastradols o izándolos. Un caso notable de estos procedimientos fue la instalación del puente Fremont, en Portland, Oregón.

Problemas[editar]

En un aviso de 1978 emitido por la Administración Federal de Carreteras de Estados Unidos (Federal Highway Administration, FHWA), se señalaba que los puentes en arco atirantados eran susceptibles de tener problemas causados ​​por soldaduras deficientes en la conexión entre el arco costal y las vigas de empate, y en la conexión entre el arco y los vínculos verticales. Además, los problemas con soldaduras electroslag (electroslag welds, o ESW), aunque no aislen los puentes en arco atirantados, dan como resultado reparaciones molestas, costosas y que llevan bastante tiempo. La estructura en su conjunto fue descrita como no redundante; el fracaso de cualquiera de las dos vigas atirantadas se traduciría en el fallo de toda la estructura.[2]

Notas[editar]

  1. Para una exposición no técnica, ver Gordon, JE (1978). Structures; or Why Things Don't Fall Down. Londres: Penguin Books. p. 208f. ISBN 9780306400254. OCLC 4004565. 
  2. Federal Highway Administration (28-09-1978). «TIED ARCH BRIDGES: T 5140.4». Consultado el 22-07-2008.

Galería[editar]

Enlaces externos[editar]