Puente de Londres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Puente de Londres
London Bridge Illuminated.jpg
País Inglaterra
Localidad Londres
Construcción 1973
Coordenadas 51° 30.4394′ N 0° 5.1742′ W
Longitud 283m
Ancho 20m
Gálibo de navegación (desc)
Arquitectos John Mowlem
Tipo Ménsula
Material Hormigón

El Puente de Londres es un puente en Londres (Inglaterra) que cruza el río Támesis, entre City of London y Southwark. Se sitúa entre los puentes de "Cannon Street Railway" y "Tower Bridge" (es comúnmente confundido con este último aunque son puentes distintos).

En la parte sur del puente se encuentra la Catedral de Southwark y London Bridge Station. En la parte norte se encuentra Monumento al Gran Incendio de Londres y Monument tube station. Fue el único puente sobre el Támesis, desde Kingston hasta Putney Bridge que se inauguró en 1729. El puente actual se abrió el 17 de marzo de 1973 y es el último de una sucesión de puentes.

El puente está designado como parte de la carretera A3.

Historia[editar]

En el lugar actual lleva existiendo un puente durante cerca de 2000 años. El primer puente sobre el Támesis en la zona de Londres fue construido por los romanos en el lugar actual alrededor del año 46 d. C. y estaba hecho de madera. La localización fue probablemente elegida por ser una zona óptima para construir un puente y a la vez tener aguas profundas con acceso al mar. Tras la marcha de los romanos, el puente fue dejado sin nuevas reparaciones, pero en algún momento o bien fue reparado, o se reconstruyó de nuevo, probablemente más de una vez. El asentamiento y el puente fueron destruidos en una rebelión encabezada por la reina Boudicca en el año 60 d.C. Su victoria fue efímera, y poco después los romanos derrotaron a los rebeldes y se dedicaron a la construcción de una nueva ciudad amurallada. Parte de la muralla ha sobrevivido hasta nuestros días. La nueva ciudad y el puente se construyeron alrededor de la posición del puente actual, y le dio acceso a los puertos de la costa sur a través de Stane Street y la calle Watling (A2).

El puente cayó en desuso después de que los romanos se fueran. Como Londinium también fue abandonado, había poca necesidad de un puente en este punto, y en el período de Sajonia el río era la frontera entre los reinos hostiles de Mercia y Wessex.Mucho más tarde, una tradición escandinava afirma que el puente fue derribado por el noruego príncipe Olaf en 1014, para ayudar al rey anglo-sajón Ethelred para dividir a las fuerzas de los daneses que tenían la ciudad amurallada de Londres y Southwark, a ambos lados del río, recuperando así Londres. Se piensa que este episodio ha inspirado la famosa canción de cuna "el puente de Londres se está cayendo".

En 1013, el rey Ethelred quemó el puente para intentar dividir las fuerzas invasoras del danés Svein Haraldsson. El reconstruido Puente de Londres fue destruido por una tormenta en 1091, y de nuevo (esta vez debido al fuego) en 1136

Antiguo Puente de Londres[editar]

Antiguo Puente de Londres en 1616.
Antiguo Puente de Londres en 1745.

Después de la destrucción del puente en 1136, su mantenedor Peter de Colechurch propuso reemplazar el puente de madera por una construcción permanente de piedra. Se impusieron nuevos impuestos para financiar el puente de piedra, y la construcción del nuevo puente comenzó en el reinado de Enrique II de Inglaterra en 1176. Se tardó 33 años en completar el puente y no estuvo finalizado hasta 1209, durante el reinado de Juan I de Inglaterra.

Juan tuvo la idea de construir casas sobre el puente, así que pronto estuvo lleno de tiendas, casas e incluso una capilla en el centro del puente. Grabados de la época muestran que se alzaron construcciones de hasta siete pisos.

La decisión que tomó el rey Juan de permitir que las tiendas se construyeran en el Puente de Londres hizo que el tráfico que cruza el río se frenara. Las casas y las tiendas tomaron el espacio y atraían multitudes, ya que cuando los carros se rompían cruzar el puente podría llevar hasta una hora. Por esta razón, la gente de a pie a menudo optó por utilizar las decenas de barcos-taxi de los ríos que rápidamente transportaban a los londinenses de orilla a orilla. Cerca de 200 comercios se alineaban a ambos lados de la estrecha calle. Se utilizaban ventanas para mostrar los productos y así hacer negocios; en cada tienda había colgado un cartel con la forma de los artículos vendidos, con el fin de que los analfabetos pudieran reconocer el negocio. Estos signos fueron publicados suficientemente altos para que un jinete a caballo pudiera pasar por debajo de ellos.

Varios arcos del puente se derrumbaron en ciertas ocasiones, y las casas del puente fueron quemadas durante la revolución de los campesinos de 1381 y la rebelión de Jack Cade en 1450, durante la cual se luchó una batalla campal sobre el puente.

La parte sur del puente se convirtió en una de las vistas más tristemente conocidas de Londres: las cabezas de traidores empaladas y cubiertas de alquitrán para protegerlas de los elementos. La cabeza de William Wallace fue la primera en colocarse en el puente en 1305, comenzando una tradición que se perpetuó durante 355 años. Otras cabezas colocadas en el puente fueron las de Jack Cade en 1450, Tomás Moro en 1535, Juan Fisher en 1535, y Thomas Cromwell en 1540. Un visitante alemán en 1598 relató haber visto más de 30 cabezas sobre el puente. La práctica fue finalmente abolida en 1660 tras la restauración del reinado de Carlos II de Inglaterra.

Las construcciones sobre el puente supusieron un peligro de incendio constante, a la vez que aumentaron la presión sobre sus arcos, por lo que no sorprende que acontecieran numerosos desastres en el mismo. En 1212 o 1213 se inició quizás el mayor de los primeros incendios de Londres, ardiendo a la misma vez los dos extremos del puente atrapando en medio a muchos habitantes y matando alrededor de 3000 personas. Otro gran incendio ocurrió en 1633 dañando una tercera parte del mismo, aunque esto previno que el puente fuera afectado durante el Gran Incendio de Londres en 1666. En 1722 la congestión era tal sobre el puente, que el alcalde decretó que "todos los carruajes y coches de caballos entrando desde fuera en dirección la ciudad han de circular en el lado Oeste del puente, y todos los carruajes y coches de caballos saliendo desde la ciudad hacia fuera han de circular en el lado Este del puente". Esto posiblemente fue el origen de que en Gran Bretaña se conduzca por la izquierda. Finalmente, en 1758-62 se derribaron todas las casas sobre el puente junto a los dos arcos centrales, lo que mejoró la navegación sobre el río.

Nuevo Puente de Londres[editar]

Puente de Londres (1890).
Puente de Londres (1895).

Hacia el final del siglo XVIII era obvio que el puente -tras 600 años- necesitaba ser reemplazado. Era estrecho, decrépito, y un peligro para el tráfico fluvial. En 1799 se inició una competición sobre diseños para reemplazar el viejo puente, lo que motivó que Thomas Telford propusiera un puente con un único arco de hierro extendiéndose 180m. La revolucionaria naturaleza del diseño fue elogiada pero nunca se llevó a cabo dada la incertidumbre sobre su viabilidad y sobre la cantidad de terreno necesaria para su construcción liceo.

El viejo puente fue finalmente sustituido por un elegante diseño de cinco arcos de piedra, diseñado por John Rennie. El nuevo puente fue construido 30m al este (río abajo) del sitio original, costó dos millones de libras esterlinas, y fue finalizado por el hijo de Rennie tras siete años de trabajos, desde 1824 hasta 1831. El viejo puente se mantuvo en uso mientras se construía el nuevo, y fue demolido tras la apertura del nuevo en 1831.

El nuevo puente estaba construido con granito, con una longitud de 283m y una anchura de 15m. La inauguración oficial tuvo lugar el 1 de agosto de 1831, el rey Guillermo IV y la reina Adelaida asistieron al banquete en un pabellón erigido sobre el puente. El recién construido HMS Beagle fue el primer barco en navegar bajo el puente. Fue ensanchado en 1902-04 de 16m a 20m en un intento de combatir la congestión crónica de tráfico de Londres. Desafortunadamente, esto resultó ser demasiado para los pilares del puente, y se descubrió que se estaba hundiendo 1cm cada tres años. En 1924 la parte Este del puente estaba entre 8 y 10cm más hundida que la parte Oeste; pronto fue obvio que el puente debería ser reemplazado por uno más moderno.

El 18 de abril de 1968 el puente de Rennie fue vendido al empresario americano Robert P. McCulloch por $2.460.000. El puente fue reconstruido en Lake Havasu City, Arizona e inaugurado el 10 de octubre de 1971. No todo el puente fue transportado a América, debido a tasas de exportación.

El Puente de Londres moderno[editar]

El Puente de Londres actual fue construido por John Mowlem de 1967 a 1972 e inaugurado por la reina Isabel II el 17 de marzo de 1973. Tiene 283 m de largo. El coste de 4 millones de libras esterlinas fue asumido en su totalidad por Bride House Estates. El puente actual está construido sobre el mismo lugar que el puente de Rennie, el cual fue demolido cuidadosamente pieza por pieza mientras el nuevo puente era construido, de esta forma se mantuvo en uso durante este proceso.

En 1984 el barco de guerra HMS Jupiter colisionó con el Puente de Londres provocando un daño significativo tanto al barco como al puente.

En el Día del Recuerdo de 2004, varios puentes londinenses fueron decorados con iluminación roja para formar parte de un espectáculo en el que unos aviones sobrevolaban el recorrido del Támesis. La iluminación mejoró considerablemente la apariencia del Puente de Londres, por lo que se decidió mantener hasta la actualidad (aunque fue quitada del resto de los puentes) e ilumina el puente por las noches.

Enlaces externos[editar]