Pueblos semitas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa con la distribución de las lenguas semitas iniciales.
Distribución geográfica de los hablantes de lenguas semitas (en naranja) y de otras Lenguas afroasiáticas en la actualidad.

El término «semita» se refiere a aquellas personas cuya lengua materna es una lengua semita. El término se empleó originalmente en el ámbito lingüístico para referirse a una gran familia de lenguas originarias del Próximo y Medio Oriente y que actualmente se conocen como lenguas semíticas.

Pese a carecer de toda base étnica, y al igual que sucedió con el término ario, la voz «semita» durante el siglo XIX transfirió su sentido lingüístico original a uno nuevo, pseudocientífico y de corte racial. Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, el segundo sentido del término ha quedado en desuso.

Origen[editar]

El término «semita»[1] hace referencia a los pueblos citados en la Biblia, descendientes de Sem, primer hijo de Noé, en referencia a que Jafet era el hijo del medio (Génesis 10:21) y Cam el menor (Génesis 9:24). En el libro del Génesis (el primero de la Biblia) se encuentra la narración del Diluvio universal y en ella está la «tabla de los pueblos», donde se hace referencia a la genealogía de los semitas. Los antiguos pueblos de habla semítica incluyen a los habitantes de Aram, Asiria, Babilonia, Siria, Canaán —incluidos los hebreos— y Fenicia.

El término fue propuesto inicialmente por August Ludwig von Schlözer en el Repertorium (1781) de Eichhorn,[2] para referirse a las lenguas emparentadas con el hebreo. En la Enciclopedia católica consta que ya en 1807, «semita» se había adoptado como término étnico. Por extensión, «semita» se empezó a utilizar para designar a los pueblos hablantes de las lenguas semíticas y sus realizaciones culturales.

En lingüística y etnología, el término «semita» se usa para referirse a una familia lingüística de origen predominantemente medio-oriental, ahora llamada lenguas semíticas. Esta familia lingüística incluye las formas antiguas y modernas del acadio, el amhárico, el árabe, el arameo, el fenicio, el ge'ez, el hebreo, el maltés, el yehén y el tigriña y todos los pueblos árabes en general que también usan una lengua de origen semitico.

Uso[editar]

Lenguas semíticas.
Familias de lenguas en el mundo, con las lenguas semíticas en área de color naranja.

Los pueblos de lengua semita estaban constituidos por un conjunto heterogéneo de pueblos y etnias, todos ellos pertenecientes a la antigua familia lingüística semita. La acepción racial de «semita» es hoy considerada pseudocientífica, y su uso es desaconsejado. La relación entre los pueblos semitas se debe exclusivamente a su origen lingüístico y cultural, por lo que el uso de «semita» se debe circunscribir a estos ámbitos. Es, pues, impropio hablar de «razas» indoeuropeas o de «razas» semitas, sino que debe hablarse de pueblos que hablaron alguna de estas lenguas.

Es especialmente en la clasificación propia de la lingüística y al considerarse las familias de lenguas, donde se determinan regiones con grupos que hablan las diferentes lenguas, entre las que también existen las lenguas semíticas.[3]

Antisemitismo[editar]

A finales del siglo XIX se acuñó el neologismo antisemitismo en panfletos que exhortaban a la hostilidad ideológica y racial contra los judíos. Ese ha sido y sigue siendo el significado exclusivo del término, es decir, aplicado exclusivamente a los judíos (y no a otros pueblos con lenguas semíticas, como los árabes), y así lo recoge el DRAE (véase su definición).

Sin embargo, al decaer la ficticia teoría racial en la que se sustentaba el término cuando fue creado, y dado que las actitudes antijudías actuales (véase neoantisemitismo) se basan en unos supuestos distintos a los de la época del caso Dreyfus o del racismo de Estado de los nazis y, sobre todo, con el fin de evitar confusiones en referencia a otros pueblos que hablan lenguas semíticas, últimamente se prefiere el uso de términos equivalentes no ambiguos, como judeofobia o antijudío, reservando antisemitismo para su uso en referencias históricas a las ideologías antijudías de la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

Notas y referencias[editar]

  1. El término «semita» proviene del hebreo bíblico Sem, que se traduce como ‘nombre’.
  2. August Ludwig von Schlözer (1781). «Cap. V: von den Chaldaern». En Johann Gottfried Eichhorn. Repertorium für biblische und morgenländische Litteratur. Vol. VIII. Leipzig. p. 113. 
  3. En lingüística, las lenguas semíticas pertenecen al grupo de lenguas afroasiáticas.

Enlaces externos[editar]